Descubre cómo la natación ayuda a mejorar la salud

Cuando alguien te diga que nadar es el ejercicio más completo, créelo. Ayuda a mejorar la salud física y mental, y nos permite convertirnos en la persona que queremos

La creciente afición por correr está eclipsando a otros deportes que son muy eficaces para moldear nuestra silueta, así como para mantenernos saludables.

Uno de ellos es la natación. Al nadar, ejercitamos todas las partes del cuerpo y además, podemos entrenar diversas facetas, desde la resistencia hasta la fuerza.

Todo ello a través de unas rutinas de bajo impacto, ya que el agua nos da una sensación de mayor ligereza.

En este sentido, constituye una actividad apta para cualquier edad y persona. Incluso para aquellas que padecen problemas musculares u óseos.

Es más, es muy beneficioso para ellas, sobre todo si se adaptan los ejercicios a sus necesidades. Teniendo en cuenta esto, queremos que conozcas cómo la natación ayuda a mejorar la salud.

¿Te animas a descubrir todas sus bondades?

Razones por las que la natación ayuda a mejorar la salud

1. Mejora la circulación sanguínea

La natación ayuda a mejorar la salud

El movimiento estimula la circulación sanguínea. Cuando estamos en la piscina, no solo movemos los brazos, sino que usamos tanto el tren superior, como el inferior.

Además, ponemos en funcionamiento partes del cuerpo que solemos olvidar en el gimnasio, como los tobillos, las muñecas o los dedos de manos y pies.

El caso de los pies es muy importante, ya que en esta zona se producen más dificultades de flujo sanguíneo.

Aquí, debido a la alineación de todo el cuerpo en horizontal, junto con el movimiento mismo, se permite que la circulación fluya con normalidad en todo el cuerpo.

Ver también: 4 señales que te indican mala circulación sanguínea

2. Moldea tu figura

En primer lugar, con la natación realizamos mucho trabajo cardiovascular. Este es muy importante para quemar grasa.

No obstante, esto no es todo. También usamos la fuerza para empujar el agua con nuestro cuerpo, por lo que lo tonificados.

  • Si quieres potenciar este resultado, te recomendamos que uses herramientas como el pull o la tabla para forzar unos miembros más que otros, mientras recorres la piscina.
  • Asimismo, intercala periodos de nado suave con otros de intensidad máxima. Gracias a los últimos, elevas rápidamente tus pulsaciones y la quema de grasa aumenta.

3. Reduce el estrés

la natación ayuda a mejorar la salud

La natación ayuda a mejorar la salud mental, porque precisa concentración en la técnica.

Como todas las actividades deportivas, con ella segregamos serotonina y eliminamos cortisol, hormonas del placer y el estrés respectivamente.

Sin embargo, a diferencia del running, te obliga a estar atento a la ejecución de los estilos que practicas, lo que constituye una bendición para quienes tienen tendencia a rumiar pensamientos.

Mientras están en el agua, solo existen ellos y su cuerpo. El mundo exterior deja de existir.

4. Alivia las tensiones musculares

Esta es la consecuencia directa de la anterior. Las odiadas contracturas aparecen cuando nuestra musculatura es demasiado débil para soportar nuestro quehacer diario.

Por tanto, las técnicas y las rutinas que hacemos en el agua nos ayudan a vigorizar los músculos, por lo que eliminaremos dichas tensiones o rebajaremos su intensidad.

No obstante, es cierto que hay gente cuyo malestar emocional se manifiesta en forma de dolor en el cuello o espalda.

Si este es tu caso, solo tienes que recordar las ventajas que presenta la natación para mejorar este ámbito.

Te recomendamos leer: 7 movimientos simples para aliviar los dolores musculares intensos

5. Mejora tu autoestima

Nadar

Imagina ese momento en el que sales de la piscina. Libre de estrés, sin dolores, viendo cómo cada día esculpes tu figura como tú quieres. La satisfacción es incomparable, ¿a que sí?

Piensa ahora que son las ocho de la mañana, enfrentas el trabajo con esa sensación de plenitud.

Con ella, todo es más fácil: tus labores y la relación con tu entorno. Por ello, cuando vas a la cama, duermes plácidamente.

Y así es como se construye una buena autoestima y la natación ayuda a mejorar la salud.

La positividad que te aporta comenzar tu día física y psíquicamente bien contribuye a que todo salga mejor y esto a que tu autoimagen sea positiva.

Como ves, estamos ante una actividad muy recomendable, sobre todo si la haces a primera hora de la mañana.

Sus beneficios se multiplican y te ponen en disposición de disfrutar de tu día, así como de afrontar sus dificultades.

¿Te animas y nos cuentas? Somos muchos los que estamos deseando compartir nuestras experiencias cuando descubrimos lo mucho que la natación ayuda a mejorar la salud.