Descubre las 5 frutas más antioxidantes que existen

Descubre las 5 frutas más antioxidantes

Para aprovechar todos sus beneficios es conveniente que las consumamos en su forma natural. Así podremos obtener todas las bondades de las frutas más antioxidantes sin añadir químicos

¿Sientes que sufres un envejecimiento prematuro? Los radicales libres son los causantes del daño celular, el cual nos afecta a nivel interno, con problemas de salud, y a nivel externo, dándonos un aspecto menos juvenil.

Una solución para combatirlo y retrasarlo consiste en consumir de manera habitual alguna de las 5 frutas más antioxidantes.

Descubre los increíbles beneficios de la guayaba, el acai, la uva, la granada y el arándano.

1. Guayaba

Guayaba

Algunos estudios han demostrado que la guayaba es una de las frutas más antioxidantes que existen, ya que llega a triplicar los nutrientes que contienen otras frutas, como la manzana roja o la banana.

Por cada 100 gramos de guayaba, encontramos hasta 500 miligramos de antioxidantes.

Esta fruta de origen tropical se cultiva en países de América, Asia y Oceanía.

Además de sus propiedades antioxidantes, destaca por sus virtudes para mejorar el tránsito intestinal, reducir los niveles de colesterol, de glucosa y de triglicéridos en sangre y regular la tensión arterial, entre otras.

Visita este artículo: ¿Qué podemos hacer para mantener el colesterol a raya?

2. Acai

El acai es el fruto de una palmera silvestre de la selva tropical de América del Sur. Destaca por su elevado contenido de antocianinos, además de unos altos niveles de vitamina A, B y C, así como ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9.

Su gran poder antioxidante es muy adecuado para aquellas personas que sufren un desgaste extra, como deportistas, fumadores o personas que estén sufriendo un envejecimiento prematuro.

Destacamos también su contenido en calcio, muy parecido al de la leche, por lo que es una alternativa saludable para quienes no toman esta bebida o necesitan una mayor cantidad de este mineral.

El acai fortalece el sistema inmunitario, mejora la salud de la piel y regula los trastornos digestivos. También proporciona mucha energía y vitalidad.

3. Uva

Uvas moradas fuerte-25640

Algunos nutricionistas recomiendan tomar una copa de vino con las comidas para beneficiarnos de las propiedades de la uva, una de las frutas más antioxidantes que hay.

No obstante, podemos prescindir del alcohol y consumir directamente esta fruta, sin quitarle la peladura ni las semillas, que es donde se concentran la mayor parte de sus nutrientes, entre ellos, el famoso resveratrol.

El resveratrol, además de combatir el envejecimiento, también previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

La uva roja también contiene flavonas, otra sustancia antioxidante que nos ayuda a cuidar los vasos sanguíneos y subir las defensas de manera natural.

4. Granada

Otra de las frutas más antioxidantes es la granada, originaria de una región que abarcaba desde Persia hasta el norte de los Himalayas en la India y cultivada en el Mediterráneo desde la antigüedad.

De alto contenido en agua y bajo poder calórico, la granada destaca por su gran cantidad de vitaminas y minerales.

Su contenido en antioxidantes ayuda a retrasar el envejecimiento, mejorar la circulación, potenciar la libido y tener una piel bonita y saludable. También es muy adecuada para perder peso, ya que ayuda a eliminar el exceso de líquidos y a mejorar el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono.

A la hora de elegir granadas debemos optar por las de más volumen y peso, que tengan un color rojo intenso con matices marrones, y evitar las más arrugadas y blanquecinas.

5. Arándano

Arándanos

Todos los frutos rojos tienen importantes efectos antioxidantes. No obstante, entre ellos destacamos el arándano, rico en ácido elágico, un potente antioxidante que también tiene propiedades hemostáticas y antitumorales.

Al ser rico en antioxidantes y bajo en azúcares, el arándano se convierte en una buena opción para muchas personas. Es excelente para todo tipo de trastornos de las vías urinarias, como infecciones o cálculos en el riñón.

Su poder antioxidante abarca incluso los problemas de vista, ya que combate los efectos negativos de los radicales libres en los ojos, y ayuda a prevenir los daños en la retina, la ceguera nocturna, las cataratas o el glaucoma.

El arándano también contiene una buena cantidad de fibra, por lo cual contribuye a una buena función intestinal.

Visita este artículo: Los maravillosos beneficios de los arándanos

Cómo tomar las frutas más antioxidantes

Hoy en día podemos encontrar muchas de estas frutas en polvo, cápsulas, jugos y comprimidos.

No obstante, para beneficiarnos de sus virtudes antioxidantes debemos asegurarnos de que sean siempre de la máxima calidad, a ser posible ecológicas, y que no hayan sido procesadas a altas temperaturas.

La manera más saludable de consumirlas es siempre en crudo, preparándonos nosotros mismos los jugos o batidos, o comiéndolas directamente.