Descubre las múltiples propiedades que el té de menta tiene para la salud

La menta pertenece a una familia en la cual se incluyen otras plantas medicinales, como el tomillo o el romero. Destaca por sus propiedades digestivas y su aporte de vitaminas y minerales

Las propiedades del té de menta son conocidas desde hace muchos años. El consumo del té a base de las hojas de esta planta es una bebida que ha sido utilizada para el alivio de diferentes problemas y dolencias. Son muchas las partes del cuerpo que se pueden ver beneficiadas con dicha preparación.

Se trata de una planta que crece en todo el mundo pero es originaria de la región mediterránea. Es, en realidad, un tipo del cual se pueden enumerar diferentes especies, pero todas pertenecientes al género mentha.

A pesar de esta diversidad, se pueden rescatar elementos comunes en sus diferentes variedades, como su fuerte aroma, hojas que por lo general son verdes, su flor color púrpura pálido y su crecimiento en suelos húmedos.

Datos destacados

Qué es la menta.

A continuación aprenderás un poco de cómo es y qué se ha hecho con la menta a través del tiempo.

  • Crece rápidamente, se ramifica y puede llegar a alcanzar una altura de medio metro.
  • Las flores de la menta pueden ser de color violeta o blanco. Aparecen a medida que avanza el crecimiento de la planta.
  • Existen unas 25 subespecies de plantas dentro de la misma familia de la menta, como por ejemplo: el romero, el tomillo y el orégano. Todas se conocen como hierbas aromáticas.
  • Las hojas de menta se emplean para elaborar infusiones, pero también podemos aprovechar sus aceites esenciales y aplicarlos en lugares externos de nuestro cuerpo.
  • Esta maravillosa planta nos aporta vitaminas A y C, ácidos grasos omega 3 y minerales de todo tipo.
  • Debes tener cuidado con ella, de no exponerla demasiado al sol o que le falte riego. Las hojas se recogen durante todo el año.
  • Su nombre científico es “Mentha”, que proviene del nombre de la ninfa griega amante de Plutón. Por ser tan celosa la convirtió en planta.

Visita este artículo: Cómo obtener vitamina C sin consumir naranjas

Propiedades de la menta

Conoce las increíbles propiedades que esta planta tiene para ti, ya sabes que es muy fácil plantarla y también conseguirla. Mantenla a mano y disfruta de lo que te contaremos a continuación.

La menta ayuda al aparato digestivo

Dolor de estomago.

Es usada luego de las comidas para que el estómago “se asiente”. También sirve para aliviar las flatulencias y digerir mejor los alimentos. Es recomendable en los casos de dolor estomacal por ser antiespasmódica y antiemética. Si te sientes demasiado lleno, haz una infusión con hojas de menta.

  • Aumenta la secreción de jugos gástricos y ayuda a reducir las náuseas.
  • No se aconseja consumirla por tiempos prolongados, ya que puede ocasionar gastritis o irritaciones en las paredes del estómago.

La menta ayuda al aparato respiratorio

Al contener mentol aporta propiedades anticongestivas. También permite aumentar la sudoración y eliminar la obstrucción en la nariz. Se usa para la gripe y el resfriado, y también para reducir la fiebre. Además, sus propiedades antivirales ayudan a superar enfermedades respiratorias de todo tipo.

Algunas personas aprovechan las bondades de la menta para tratar la bronquitis, la faringitis y el asma. Aquellos que han dejado de fumar o tienen mucha tos debido al cigarrillo pueden disfrutar de más suavidad en la garganta.

La menta ayuda al hígado y a los intestinos

La menta se puede usar para estimular la función hepática y aumentar la secreción de bilis. Por ejemplo, se emplea para tratar cólicos abdominales y mejorar la indigestión si el hígado es “poco trabajador”.

Trata diarreas, síndrome del colon irritable y la enfermedad de Crohn. Ayuda a expulsar los gases del intestino y evita que los desechos se pudran o acumulen.

La menta ayuda a la circulación sanguínea

La menta tiene propiedades anticoagulantes gracias al eugenol y el ácido rosmarínico. Mejora la circulación de la sangre y trata ciertos trastornos relacionados como, por ejemplo, el dolor de cabeza.

Se puede usar también para reducir los síntomas del mal de altura, ya que permite un mayor aporte de oxígeno a las células y, al mismo tiempo, una mayor limpieza de las toxinas.

¿Quieres conocer más? 7 tratamientos naturales para la circulación

Usos externos

Mal aliento.

Aparte de todo lo que te contamos anteriormente la menta también nos ayuda con:

¿Cómo preparar este milagroso té?

Anímate a preparar su infusión y a aliviar los síntomas que presentes. Es muy sencillo.

Ingredientes

  • 6 hojas de menta
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pon a calentar la media taza de agua en una olla y agrega las hojas de menta.
  • Cuando haya hervido, retira y deja reposar.
  • Se recomienda beberla cuando aún esté tibia.

No te quedes sin aprovechar todo lo que la menta tiene para ofrecerte. Planta una en casa y mejora tu salud de una manera significativa.

Te puede gustar