Descubre lo que le pasa a tu cuerpo al beber agua de coco

Katherine Flórez · 3 julio, 2019
En ocasiones, un nivel desproporcionado de electrolitos puede ser la razón de la elevación de la presión arterial. Por ser una fuente natural de estas sustancias, el agua de coco puede utilizarse como un mecanismo saludable para regularla y mantenerla en los niveles adecuados.

No es ningún secreto saber que beber agua de coco está de moda. Esta bebida que durante años ha refrescado a millones de personas en climas tropicales y que ha servido para la elaboración de diversas recetas es una fuente de nutrientes que, actualmente, están siendo valorados por sus beneficios para la salud.

Es baja en calorías y grasa, no contiene colesterol y su contenido de potasio es hasta cuatro veces mayor que el que puede aportar un plátano. Además, es muy hidratante y está altamente recomendada para los deportistas por su capacidad para sobreponer líquidos y sales.

Es muy importante aclarar que este producto no debe confundirse con la leche o el aceite de coco, que son otros derivados saludables pero con mayor contenido de grasas y calorías.

Beneficios de beber agua de coco

Esta bebida es 100% natural y representa una forma saludable de hidratarse. Contiene menos cantidad de azúcar que las bebidas energizantes, las gaseosas y hasta algunos jugos de fruta.

Se estima que 100 ml de agua de coco te aportan:

  • 5,45 calorías.
  • 1,3 g de azúcar.
  • 61 mg de potasio.
  • 5,45 mg de sodio.

Además de ser la mejor alternativa ante otros líquidos, el agua de coco también cuenta con nutrientes esenciales, como hemos visto, y propiedades beneficiosas para la salud. A continuación, explicamos una serie de beneficios de consumir esta bebida. ¡A disfrutarlos!

Te recomendamos leer: 10 razones por las que el agua de coco revolucionará tu salud

1. Beber agua de coco ayuda a la pérdida de peso

Coco y agua de coco.

Es una excelente forma de sustituir otras bebidas a la hora de hidratarse por su poco aporte de grasa y calorías. Es, por lo tanto, un gran apoyo para perder algunos kilos.

Sus propiedades estimulan la eliminación de toxinas en el cuerpo y también disminuye la sensación de apetito para evitar la ingesta excesiva de calorías.

2. Mejora las imperfecciones de la cara

Este producto también se puede aplicar de forma tópica para combatir el acné y otras imperfecciones que alteran la belleza de la piel.

También actúa como un tónico para cerrar los poros abiertos y disminuir el exceso de producción de sebo. Esto explica por qué algunos productos faciales contienen extracto de coco entre sus componentes activos.

3. Beber agua de coco mejora la digestión

El agua de coco y sus beneficios

Tiene un ligero efecto laxante gracias a su aporte significativo de fibra, el cual ayuda a prevenir el estreñimiento y problemas comunes como la indigestión y el reflujo ácido.

Además, es perfecta para tomar después de alguna comida copiosa, ya que evita la inflamación del estómago y los gases. Sus electrolitos esenciales son buenos para evitar la deshidratación del cuerpo en caso de padecer diarreas, vómitos o micción frecuente.

4. Ayuda a reducir la presión arterial

En ocasiones, un nivel desproporcionado de electrolitos puede ser la razón de la elevación de la presión arterial. Por ser una fuente natural de estas sustancias, el agua de coco puede utilizarse como un mecanismo saludable para regularla y mantenerla en los niveles adecuados.

En este sentido, quienes tienen problemas de presión pueden tomar esta bebida en ayunas para fomentar el equilibrio de los electrolitos.

Ver también: Cómo bajar la presión arterial sin usar medicamentos

¿Cuánta cantidad se puede tomar?

Este alimento se puede tomar como una bebida independiente o también se puede diluir con otros productos como las frutas y verduras. Hasta ahora no hay ninguna contraindicación que desaconseje su consumo diario, ya que son más los beneficios que aporta.

No obstante, su consumo debe estar acompañado de un estilo de vida activa pues, a diferencia del agua que es 0 calorías, esta proporciona entre 45 y 60 calorías por cada porción de 230 ml.

También cabe dejar claro que todos sus beneficios se pueden aprovechar, siempre y cuando su origen sea 100% orgánico.

En el mercado están distribuyendo esta bebida en latas o botellas, pero ya está demostrado que no es tan saludable como la que proviene de los cocos verdes.

  • Yong, J. W. H., Ge, L., Ng, Y. F., & Tan, S. N. (2009). The chemical composition and biological properties of coconut (Cocos Nucifera L.) water. Molecules. https://doi.org/10.3390/molecules14125144
  • Gomes, F. P., & Prado, C. H. B. A. (2007). Ecophysiology of coconut palm under water stress. Brazilian Journal of Plant Physiology. https://doi.org/10.1590/S1677-04202007000400008
  • Jústiz-Smith, N. G., Virgo, G. J., & Buchanan, V. E. (2008). Potential of Jamaican banana, coconut coir and bagasse fibres as composite materials. Materials Characterization. https://doi.org/10.1016/j.matchar.2007.10.011