Descubre lo que ocurre en tu rostro cuando le aplicas una mezcla de miel y aspirina

Daniela Echeverri Castro·
18 Febrero, 2020
Gracias a los compuestos de la aspirina y a las propiedades de la miel orgánica podemos conseguir un exfoliante casero cuyos beneficios irán incrementando con las aplicaciones
 

En los últimos años, la mezcla de miel y aspirina se ha popularizado como una alternativa para promover la salud de la piel, sobre todo en personas con tendencia a sufrir acné. Gracias a las propiedades de estos ingredientes, disminuye el exceso de grasa, la presencia de células muertas e impurezas que pueden afectar la estética. ¿Te animas a probarlo?

Mezcla de miel y aspirina para cuidar la piel

Mascarilla exfoliante con aspirina

La aspirina es un fármaco analgésico de venta libre que se utiliza para calmar los dolores, la tensión muscular y problemas circulatorios. Lo que algunas desconocen es que, dada su composición, tiene interesantes beneficios para el cuidado de la piel, sobre todo en el rostro.

Esto se debe a sus altas concentraciones de un liposoluble llamado hidroxiácido (ácido salicílico) que se está utilizando para la fabricación de cremas, exfoliantes y productos restauradores. 

Según información publicada en Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology, las fórmulas con este tipo de componentes se están empleando en concentraciones que van del 2 % al 70 %, para tratar el acné, la ictiosis, las queratosis, las verrugas, la psoriasis, la piel fotoenvejecida y otros trastornos cutáneos.

 

Lo anterior se refuerza con otro estudio publicado en 2015, el cual concluye que el ácido salicílico puede ayudar contra problemas dermatológicos y cosméticos, incluidos el acné vulgar, el melasma, el fotodaño, las pecas y los lentigos.

Entre tanto, la miel es uno de los ingredientes naturales con más aplicaciones en la cosmética. Según una revisión publicada en Journal of Cosmetic Dermatology, contiene proteínas y aminoácidos, vitaminas, enzimas, minerales y otros componentes que promueven la salud cutánea.

En concreto, podría ser útil para promover la cicatrización, prevenir infecciones cutáneas, aumentar la hidratación y prevenir signos prematuros del envejecimiento. ¿Te animas a probar este tratamiento? Veamos ahora la receta.

Lee también: Cómo preparar una mascarilla casera para cerrar los poros con ingredientes naturales

Receta con miel y aspirina para cuidar la piel del rostro

miel y aspirina para cuidar la piel del rostro

La preparación de este peeling natural de miel y aspirina es muy sencilla y, sobre todo, económica. Lo único que debes tener en cuenta es que la miel tiene que ser orgánica para que aporte todos sus beneficios.

 

Además, ten en cuenta que es un tratamiento complementario y no debe sustituir los que recomienda el dermatólogo. Incluso, de ser posible, debes consultar al profesional antes de utilizarlo. Ten mucha precaución si tu piel es sensible. Ante cualquier reacción desfavorable, suspende su uso.

Ingredientes

  • 4 aspirinas
  • 2 cucharadas de miel orgánica (50 g)
  • 1 cucharada de agua (10 ml)
  • 5 gotas de vitamina E (opcional)

Instrucciones

  • Coloca las aspirinas en un mortero y tritúralas hasta obtener un polvo fino.
  • Agrega una cucharadita de agua y mézclala hasta obtener una pasta espesa.
  • A continuación, incorpora la miel de abejas orgánica y remueve con una cuchara hasta que todo quede bien integrado.
  • De forma opcional le puedes agregar unas gotas de vitamina E.

Modo de aplicación

  • Antes de proceder a aplicar la mascarilla, lava bien el rostro con agua y un jabón neutro, y retírale el maquillaje con una leche limpiadora o aceite.
  • Después, toma la cantidad necesaria de mascarilla y aplícala por todo el rostro, teniendo cuidado con el contorno de los ojos y la boca.
  • De ser posible, extiéndela hasta el cuello y escote para obtener mejores resultados.
  • Masajea durante 3 minutos y déjala actuar otros 10.
  • Pasado el tiempo indicado enjuaga con abundante agua tibia y finaliza con la aplicación de un tónico hidratante.
  • Para empezar puedes repetir su aplicación 2 o 3 veces a la semana; luego, con una vez a la semana es suficiente.

Al instante sentirás una piel más limpia, suave y renovada; sin embargo, si la sigues usando con regularidad, podrás experimentar otros beneficios.

 

Te recomendamos leer: Cómo preparar una mascarilla de chocolate y miel para hidratar el rostro

¡Para tener en cuenta!

Es importante que, antes de usarla en su totalidad, realices una pequeña prueba en una de las partes de tu rostro para comprobar que no te causa efectos indeseados. Si bien no suele generar este tipo de inconvenientes, no podemos descartar que tenga reacciones negativas sobre algunos tipos de piel.

Si tienes señales de una enfermedad de la piel, evita su uso y solicita atención de un dermatólogo. Solo el profesional podrá indicarte un tratamiento según el tipo de problema. 

 
  • Kornhauser A, Coelho SG, Hearing VJ. Applications of hydroxy acids: classification, mechanisms, and photoactivity. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2010;3:135–142. Published 2010 Nov 24. doi:10.2147/CCID.S9042
  • Arif T. Salicylic acid as a peeling agent: a comprehensive review. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015;8:455–461. Published 2015 Aug 26. doi:10.2147/CCID.S84765
  • McLoone, P., Oluwadun, A., Warnock, M., & Fyfe, L. (2016). Honey: A Therapeutic Agent for Disorders of the Skin. Central Asian Journal of Global Health. https://doi.org/10.5195/cajgh.2016.241
  • Burlando, B., & Cornara, L. (2013). Honey in dermatology and skin care: A review. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/jocd.12058