Descubre los 6 malos hábitos te impiden descansar bien

Descansar bien es imprescindible para que nuestra salud no se resienta, además de para que nuestro organismo lleve a cabo los procesos de depuración necesarios durante las horas de sueño

Dormir es un hábito fundamental para los seres humanos, ya que su práctica influye de forma directa en la salud física y mental.

Si bien la mayoría lo ignora, justo en el horario de descanso el organismo activa funciones especiales que permiten limpiar el cerebro y renovar las energías físicas.

De hecho, se estima que una persona no puede pasar más de 48 horas despierta sin que se generen una serie de reacciones negativas en su cuerpo.

Como mínimo se deben dormir 7 horas seguidas sin interrupciones, aunque lo más recomendado es que sean 8 y no más de 10.

El problema es que, debido al estilo de vida moderno, miles de personas han reducido su tiempo de descanso y le han restado mucha importancia.

Como consecuencia, ha incrementado la sensación de fatiga, las dificultades para alcanzar la concentración y otros trastornos que afectan la calidad de vida.

Lo más preocupante para los expertos en el tema es que muchos de los hábitos que se practican en las horas previas a dormir son la causa directa de los problemas para conseguir un sueño reparador.

A continuación queremos compartirte los más habituales para que procures evitarlos.

1. Cenas inapropiadas

cenas que impiden descansar

Hay determinados alimentos que pueden afectar la calidad del sueño cuando se consumen a la hora de la cena.

Por ejemplo, la salsa de tomate de las pizzas altera la acidez en el estómago y puede provocar reflujo ácido tras ir a la cama.

Tampoco se recomienda la carne roja, las grasas y los azúcares porque sobrecargan los procesos digestivos y generan malestares.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que lo más conveniente es ingerir la cena unas dos o tres horas antes de ir a dormir, procurando que sea basada en alimentos de fácil digestión.

2. Ingerir cafeína

Las personas que consumen bebidas o alimentos con cafeína en forma excesiva suelen presentar más trastornos de sueño que aquellos que lo moderan.

Esta sustancia es estimulante y activa funciones en el cerebro que lo mantienen en estado de alerta por más tiempo.

Además, influye en la interrupción del sueño a mitad de la noche y la sensación de ansiedad que impide conciliarlo en el horario habitual.

Los expertos desaconsejan ingerirla después de mediodía, sobre todo cuando se tienen antecedentes de insomnio.

3. Uso excesivo de aparatos electrónicos

aparatos electrónicos en la cama

La tecnología nos ha facilitado la vida pero también se ha convertido en uno de los principales ladrones del sueño.

La presencia de celulares, computadoras, televisores y otros elementos electrónicos dentro de la habitación hace que el cerebro se estimule y pierda su capacidad de relajación.

Es muy importante reducir el uso de estos dispositivos y, de ser posible, suspenderlo por lo menos una o dos horas antes de dormir.

En lugar de estos se puede optar por leer, meditar o llevar a cabo otra terapia que facilite la conciliación del sueño.

4. Practicar actividad física antes de dormir

Hacer ejercicios o cualquier actividad física es primordial para evitar enfermedades y gozar de una buena calidad de vida.

Sin embargo, se debe evitar su práctica en las horas previas a ir a dormir, ya que el organismo se activará y será difícil conciliar el sueño.

De ser posible se debe realizar en horas de la mañana, o bien, mínimo unas tres horas antes de descansar.

5. Utilizar almohadas y colchones inapropiados

almohada inapropiada

Tanto las almohadas como los colchones de la cama son indispensables para relajar el cuerpo y descansar el tiempo adecuado.

Las almohadas deben cubrir el hueco que queda entre el colchón y el hombro, de tal modo que la columna quede alineada durante el periodo de sueño.

Cuando estas elevan demasiado la cabeza y los hombros aumenta el riesgo de tensiones musculares y el cuerpo no alcanza el descanso.  

Los colchones se deben cambiar cada 10 años, ya que poco a poco van perdiendo su forma y su calidad se va deteriorando.

6. Estar en un entorno inadecuado

La luz y el ruido son dos factores que impiden descansar bien.

La luz estimula el cerebro e impide que se segregue la cantidad necesaria de melatonina, también conocida como hormona del sueño.

Es fundamental mantener la habitación oscura, libre de la iluminación de la calle, de la luna o de dispositivos electrónicos.

También es conveniente retirar los relojes, porque su continuo tic-tac incide de forma negativa sobre el sueño.

Como acabas de notar, aunque algunos hábitos parecen inofensivos, en realidad son un impedimento para descansar el tiempo adecuado.

Procura tomar medidas al respecto y evítalos al máximo para que no te afecten.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar