Descubre los beneficios del bicarbonato mezclado con la miel

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Renata Kosierb el 15 diciembre, 2018
El bicarbonato de sodio es un remedio natural con multitud de beneficios y aplicaciones, se usa tanto para la salud y belleza personal, como para la limpieza del hogar y en recetas de cocina.

El bicarbonato de sodio, también conocido como bicarbonato sódico o carbonato, es un polvo blanco que todos tenemos o hemos tenido en nuestros hogares, ya que tiene infinitos usos. Nuestras madres siempre lo han tenido guardado en la cocina para la gastronomía e incluso para la limpieza.

Este compuesto se consigue de forma natural de un mineral llamado natrón o se produce artificialmente. Además, es importante destacar que no contiene aditivos.

Beneficios del bicarbonato de sodio

Es importante que antes de comenzar a usarlo le indiques a tu médico que lo estás consumiendo y en qué cantidades, para que tu salud no se vea afectada.

Al bicarbontano de sodio se le atribuyen las siguientes propiedades:

1. Digestivo natural

Este ingrediente es el mejor amigo del sistema digestivo, se utiliza para tratar problemas relacionados con la indigestión, ya que ayuda a aliviar las flatulencias y a digerir las comidas pesadas más rápidamente.

2. Antiácido natural

bicarbonato-sodio

Es ideal para aliviar la acidez estomacal, ya que actúa neutralizando el ácido que se acumula en el estómago. Detiene el ardor y proporciona un alivio inmediato.

3. Depurativo

Es excelente para ayudar al hígado a deshacerse de las toxinas que nuestro cuerpo no puede digerir. Asimismo, es beneficioso para reducir el ácido úrico y mejorar los cálculos renales.

4. Antiséptico

Bicarbonato-de-sodio

Otro de los usos del bicarbonato sódico es que sirve para aliviar las infecciones y neutralizar bacterias y virus. También se ha utilizado para la higiene bucodental.

5. Combate la cistitis

Síntomas de la colecistitis

Al consumir bicarbonato ayudamos a los riñones a crear una barrera protectora contra bacterias. En caso de una infección urinaria, también es recomendable el consumo de bicarbonato sódico, ya que ayuda a equilibrar los ácidos producidos.

Consulta con tu médico antes de empezar a tomar bicarbonato de sodio, ya que podría aumentar la cantidad de sodio en el cuerpo.

Tratamiento con bicarbonato de sodio y miel

Tratamiento con bicarbonato de sodio y miel

Comentamos que el bicarbonato es excelente para combatir bacterias, infecciones y varias enfermedades. De igual forma, la combinación del bicarbontano de sodio con miel es ideal para tratar problemas dermatológicos, específicamente los del rostro.

Y es que el bicarbonato puede ayudarnos a eliminar y prevenir la aparición de granos, además de exfoliar la piel deshaciéndose de las células muertas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio (120 g).
  • 1 taza de miel de abejas (preferiblemente natural) (250 g) .

Preparación

  • Mezcla el bicarbonato con la miel en una olla.
  • Remueve la mezcla hasta que consigas una pasta espesa y homogénea.
  • Cocínala, preferiblemente a baño María, durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
  • Apaga y reserva.

Aplicación

No es conveniente consumir en exceso, ya que una dosis mayor a una cucharadita puede producir una ruptura gástrica.

Por lo tanto, es importante que no superes el mes de uso y que evites consumir alimentos como carnes rojas, harinas y azúcares.

Este tratamiento tiene aplicación para distintas enfermedades, tales como diabetes, gripe y enfermedades renales. Recuerda siempre consultar con tu médico e indicarle que estás consumiendo este remedio casero.

Visita este artículo: Dados de gelatina con miel y cúrcuma: ¡Maravilloso remedio antiinflamatorio!

Mascarilla contra el acné

Pasos para las pieles con acné

Otro uso que se le atribuye al bicarbonato de sodio mezclado con la miel de abeja es el de combatir el acné o los granitos. Las mascarillas aparte de ser baratas y fáciles de elaborar, resultan muy efectivas para el cutis.

Esta preparación la puedes usar una o dos veces por semana. Te ayudará a deshacerte de las células muertas, bacterias, acné y aportará brillo a tu rostro, ya que hidrata y humecta la piel.

Ingedientes

  • 2 cucharadas  de bicarbonato de sodio (30 g).
  • 1 cucharadade miel de abejas (15 g).
  • Jugo de limón.

Preparación

  • Primero, forma una pasta mezclando el bicarbonato con la miel y el jugo de limón.
  • Despés, esparce la mezcla por todo el rostro, en movimientos circulares.
  • Déjala reposar por 10 minutos.
  • Retira la mascarilla con agua tibia.
  • Seca tu rostro a toques con una toalla limpia.
  • Para terminar, aplica una hidratante para sellar los poros.

Por último, debes saber que las personas con problemas de colon o con gastritis deberían evitar el bicarbonato. Además, como hemos señalado anteriormente, debe tomarse con precaución. Consulta con tu médico antes de empezar alguno de estos tratamientos.

  • Siegler, J. C., Marshall, P. W. M., Bray, J., & Towlson, C. (2012). Sodium bicarbonate supplementation and ingestion timing: Does it matter? Journal of Strength and Conditioning Research. https://doi.org/10.1519/JSC.0b013e3182392960

  • Al-Abri, S. A., & Olson, K. R. (2013). Baking Soda Can Settle the Stomach but Upset the Heart: Case Files of the Medical Toxicology Fellowship at the University of California, San Francisco. Journal of Medical Toxicology. https://doi.org/10.1007/s13181-013-0300-4

  • Drake, D. (1997). Antibacterial activity of baking soda. Compendium of Continuing Education in Dentistry. (Jamesburg, N.J. : 1995). Supplement. https://doi.org/10.5194/nhess-11-1715-2011