Descubre los beneficios de no contener el llanto en momentos difíciles

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 17 enero, 2019
Óscar Dorado · 7 septiembre, 2018
El llanto nos hace sentir mejor, incluso cuando el problema persiste, ya que es una buena manera de sanar el corazón. Por ello no debemos contener las lágrimas cuando tengamos ganas de llorar

No contener el llanto en momentos difíciles es una válvula de escape para tus emociones. Por lo tanto, representan una forma de purgar las emociones negativas para que no se alojen en el inconsciente como síntomas de estrés, tristeza, dolor, ansiedad y frustración. Por ello, vamos a analizar los beneficios de no contener el llanto en momentos difíciles.

Ciertamente, una de las funciones más importantes que el llanto puede tener es proteger los ojos de irritaciones y cuerpos extraños. Las lágrimas pueden ser un signo de valentía, fuerza y autenticidad. Además de ser necesarias para mantenerse sano y liberar el estrés.

En aquel momento en el que las emociones te superan, el llanto puede ser una liberación emocional saludable. A pesar de comportar algunos beneficios, debes tener en cuenta que no todos los ambientes son propicios para aliviar la tristeza.

Llanto en momentos difíciles: 3 tipos de lágrimas

llanto en momentos difíciles

De manera protectora, las lágrimas lubrican tus ojos, eliminan la sustancias irritantes, reducen las hormonas del estrés y contienen anticuerpos que combaten los microbios patógenos. Debes saber que existen 3 tipos de lágrimas:

  • Lágrimas reflejas: Las lágrimas reflejas se convierten en protectoras cuando hay una situación de peligro. Contienen anticuerpos que permiten que los ojos eliminen las partículas nocivas cuando están irritados. Ya sea por humo, gas o polvo.
  • Lágrimas continuas: Este segundo tipo de lágrimas se produce regularmente para mantener los ojos lubricados. Estas contienen una sustancia química llamada lisozima. Funcionan como un antibacteriano y protector de los ojos contra las infecciones.
  • Lágrimas emocionales: Son aquellas desencadenadas por sentimientos intensos como la felicidad y la tristeza. Este tercer tipo de lágrimas tiene beneficios especiales para la salud emocional, pues nos liberan de reprimir emociones intensas que se pueden tornar en síntomas ansioso-depresivos.

Lee también: 6 razones para permitirte llorar

Descubre los beneficios de no contener el llanto en momentos difíciles

A continuación, te ofrecemos una lista con los beneficios de no contener el llanto en momentos difíciles. ¡Toma nota!

1. Te ayuda a conectar con los demás

Sabemos que, en ocasiones, puedes tener miedo a revelar cómo te sientes con ciertas amistades, especialmente si tienes ganas de llorar. No obstante, debes saber que el llanto puede ser la mejor manera de acercarse a la otra persona. Si necesitas llorar y te sientes lo suficientemente cómoda con la persona para hacerlo, simplemente deja que fluya. Sin lugar a dudas, las amistades importantes apreciarán tus lágrimas sinceras.

llanto en momentos difíciles

2. Liberar tensiones

No puedes avanzar y esconder tus sentimientos para siempre. Llevar contigo todo este equipaje de tensiones es perjudicial para tu salud mental. En ese sentido, es conveniente llorar si lo necesitas. Si bien esto no resolverá tus problemas de inmediato, te ayudará a ver las cosas de otra manera e incluso a encontrar la solución en los momentos difíciles.

3. Lidiar con el estrés

Las emociones no siempre son lógicas. Dejar que la emoción se apodere de ti, ya sea mediante el llanto o de otra manera, puede ayudarte a encontrar la razón que esconden tus lágrimas. En el  momento en que seas consciente del problema que requiere tu atención, podrás encontrar un antídoto para combatir el estrés que te produce.

4. Mejora el estado de ánimo

El llanto es, sin ninguna duda, una excelente manera de mejorar el estado de ánimo en los momentos difíciles. De esta forma podemos aliviar el dolor resultante de las emociones reprimidas. De hecho, en la mayoría de ocasiones las personas se sienten mejor tras soltar unas lágrimas.

5. Permite cambiar la perspectiva

llanto en momentos difíciles

Es posible que cuando lloras seas más consciente de tus debilidades. Esto permite enfrentarte a los problemas, además de encontrar una perspectiva diferente y más apropiada para hacer frente a las situaciones difíciles. Sin duda, llorar nos libera.

6. Es saludable

Llorar no significa solamente expulsar tus emociones. Es un mecanismo de expresión que reduce la ansiedad y la depresión. Además, produce la liberación de hormonas de bienestar que disminuyen los niveles de manganeso. En exceso, este mineral puede ser causante de:

  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Depresión

7. Restaura el equilibrio emocional

Llorar no solo sucede en respuesta a algo triste o a momentos difíciles. En ocasiones, el llanto puede significar un momento de felicidad, de miedo o de estrés. En todos los casos, las lágrimas ayudan a restablecer el equilibrio emocional.

Ver también: ¿Por qué necesitamos llorar?

8. Te permite crecer

Si eres capaz de mantenerte fiel a ti mismo al enfrentar tus emociones vulnerables, estás avanzando en la vida. Ten en consideración que hay un crecimiento personal en el llanto. Si no te permites llorar, llevarás durante el resto de tu vida un equipaje lleno de tensiones.

El llanto en momentos difíciles: reflexiones finales

Por último, aprovechamos para recordarte que debes dejar atrás las concepciones anticuadas y falsas sobre el llanto. Llorar es bueno y saludable, ya que ayuda a despejar emocionalmente la tristeza, el estrés y la felicidad. Además, no nos hace débiles ante los demás. Por el contrario, mostramos nuestra faceta más sensible y humana.

  • Fiori, Katherine L., et al. "Crying in context: Understanding associations with interpersonal dependency and social support." Interpersona: An International Journal on Personal Relationships7.1 (2013): 44-62.
  • Pilkington, Pamela D., Thomas A. Whelan, and Lisa C. Milne. "Maternal crying and postpartum distress: the moderating role of partner support." Journal of Reproductive and Infant Psychology34.1 (2016): 64-76.
  • Vingerhoets, A. J. J. M., & Bylsma, L. M. (2016). The Riddle of Human Emotional Crying: A Challenge for Emotion Researchers. Emotion Review, 8(3), 207–217.