Descubre los beneficios para la salud de usar ropa ligera

Además de apostar por la comodidad, al elegir ropa ligera también podemos mejorar nuestro estado de ánimo, ya que nos permite movernos más libremente y sentirnos menos oprimidas.

Las modas marcan la tendencia que luego llega a la calle, es decir, a nuestras vidas. Las estudiadas campañas publicitarias buscan la estrategia para hacernos llegar el mensaje y vender al máximo. No obstante, muchas veces, estas tendencias en el vestir no son las opciones más saludables para nuestro cuerpo. En este caso compartimos los beneficios de usar ropa ligera.

En este tipo de vestimenta podemos encontrar una sensación de libertad, de ligereza y de comodidad que repercutirá también en nuestra salud. Es obvio que la ropa debe ir acorde con la situación o el evento al que asistimos. Sin embargo, dentro de ese protocolo, podemos elegir ropa ligera y cómoda para la ocasión.

La importancia de elegir la ropa

ropa ligera

A la hora de elegir nuestro vestuario deberíamos tener siempre en cuenta por qué nos ponemos una ropa u otra. Es decir, quién nos influye en nuestra decisión. Es importante tener una visión crítica sobre las tendencias que poco a poco aceptamos como algo normal. Debemos desarrollar un espíritu crítico y tratar de no ser víctimas de la publicidad.

La ropa se está convirtiendo cada vez más en la manera de expresar la imagen que queremos dar, más allá de cumplir la función de aportarnos confort. La tendencia a ser miméticos, a copiar lo que hacen las masas, o los famosos, nos puede llevar a perder el norte.

Ver también: ¿Qué ropa debo usar para practicar yoga? 5 recomendaciones

La ropa interior también

Unas de las prendas que cobran especial importancia a la hora de elegir ropa ligera son las interiores. En el caso de la ropa interior masculina, no debería ser tan ajustada ni comprimir en exceso los órganos sexuales.

Esto puede suponer riesgos para la salud y está relacionada con problemas de infecciones e infertilidad masculina. Los calzoncillos muy ajustados ocasionan irritación y falta de transpiración, y pueden ser un foco de creación de gérmenes en continuo contacto.

En el caso de las mujeres, encontramos una gran necesidad de optar por sujetadores más confortables, adecuados a la forma natural del pecho. Hoy en día sí que hay una tendencia a prendas bonitas y sensuales que no causan demasiada presión.

ropa ligera

Beneficios de usar ropa ligera

1. Para nuestra salud

  • Circulación: Para empezar, si la ropa no está muy ceñida, el organismo elimina con más facilidad el exceso de líquidos y las toxinas. De este modo, mejora nuestra salud cardiovascular. La ropa ajustada provoca, a la larga, el entumecimiento de los muslos.
  • Digestión: Debemos elegir ropa de nuestra talla y evitar así muchos problemas innecesarios. Por ejemplo, usar pantalones muy ajustados puede provocar ardor estomacal, malestar en el abdomen y producción excesiva de gases. El uso continuado de fajas provoca reflujo, acidez y dificulta la digestión en el estómago.
  • Salud de la piel: Para tener una piel saludable también debemos permitir que esta transpire. El uso de tejidos sintéticos demasiado pegados a la piel puede causarnos irritación, sequedad y otros problemas cutáneos.

Lee también: 5 trucos para quitar una goma de mascar de la ropa

2. Para nuestro ánimo

  • Sensación de libertad: La ropa ligera nos aporta sensación de libertad. De hecho, el simple hecho de que ninguna prenda nos comprima aumenta nuestra libertad de movimientos. Podemos desenvolvernos con mayor seguridad ya que acabamos no prestando atención a la ropa. Y también dejamos de tener limitaciones y tiranteces.
  • Menos sedentarismo: Usar ropa ligera y cómoda invita a hacer más ejercicio. Con seguridad vamos a estar más predispuestos a caminar más tiempo si la ropa es ligera. Si vamos de compras por la ciudad, vamos a pasar un mejor día si la ropa no nos aprieta y si el calzado es cómodo.
  • Mejor estado de ánimo: Por último, vestir con ropa ligera mejora nuestro carácter. Llevar alguna prenda que nos oprime o molesta puede provocarnos mal humor o hacer que tengamos un carácter más irritable. ¿Cuántas veces nos ha pasado que solo tenemos ganas de llegar a casa para quitarnos esa prenda que nos aprieta? ¿Cuántas veces un vestido nos ha arruinado una boda por tener que estar pendientes de él a cada rato?

Por lo tanto, es importante el componente de felicidad que nos aporta elegir bien nuestra ropa. Tener un criterio con personalidad que no se base en modas. Y, sobre todo, apostar por nuestra salud. ¿Te animas a vestir para ser feliz?