Descubre los increíbles beneficios de hacer senderismo

Raquel Lemos · 24 septiembre, 2018
Practicar senderismo nos proporciona beneficios tanto a nivel físico como psicológico, por lo que deberíamos hacerlo con frecuencia para cuidar así de nuestra salud general.

Tal vez no sepas qué es el senderismo o es la primera vez que escuchas hablar de él. El senderismo no es más que una práctica deportiva no competitiva que consiste en recorrer zonas montañosas. Hoy vamos a descubrir algunos de los beneficios de hacer senderismo y los motivos por los que todos deberíamos practicarlo alguna vez.

Hacer senderismo es una manera ligera de realizar ejercicio físico, al mismo tiempo que disfrutamos del contacto con la naturaleza. Es una práctica apta para cualquier edad y no es necesario estar en una excelente forma física. Con todo esto, veamos algunos de los increíbles beneficios de hacer senderismo.

El senderismo mejora nuestra salud cardiovascular

Beneficios de hacer senderismo

El senderismo evita que nos volvamos personas sedentarias que no realizan ningún tipo de ejercicio físico, algo que tiene consecuencias nefastas. La falta de actividad es perjudicial para nuestra salud, sobre todo para la cardiovascular. Si, al menos, realizamos esta actividad deportiva una vez a la semana o dos, ya nos estaremos aprovechando de los beneficios de hacer senderismo.

A medida que perseveremos en esta actividad, notaremos cómo tendremos más resistencia, además de que nuestro cuerpo se oxigenará mejor. Gracias al senderismo, nuestra capacidad pulmonar aumenta y nuestro corazón se fortalece. Esto ayudará a prevenir futuras enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular y, también, el respiratorio.

Lee este artículo: Hay muchas formas de respirar, ¿sabes si es sana la tuya?

Aumenta nuestra autoestima

Otro de los beneficios de hacer senderismo es que nos ayuda a aumentar nuestra autoestima. Si estamos pasando por un mal momento o una experiencia ha provocado que nuestra autoestima esté en los mínimos, el senderismo puede ayudarnos con esto.

El simplehecho de hacer algo de ejercicio ya aumenta nuestra autoestima. No solo porque nos veremos mejor físicamente, sino porque nos vamos a sentir mejor. Además, al hacer ejercicio liberamos endorfinas, las hormonas de la felicidad. Por eso, cuando estamos mal, se recomienda que hagamos ejercicio.

Ahora bien, esto no es todo. El aumento de la autoestima también podemos obtenerlo del contacto con la naturaleza, algo que siempre es muy terapéutico. Descubrir nuevas rutas y encontrarnos con diferentes paisajes puede ayudarnos más de lo que podemos pensar.

Nos permite hacer nuevos amigos

Senderismo amigos

Quizás nunca nos lo hayamos planteado, pero en algunas zonas se realizan grupos de senderismo en los cuales podemos realizar esta práctica con otras personas. No obstante, esto no es necesario. Al hacer una ruta de senderismo nos encontraremos con personas aficionadas a este ejercicio con las que, tal vez, podamos entablar una amistad.

Si necesitamos salir de nuestra zona de confort o conocer a otras personas, esta es una excelente actividad. Busquemos si en nuestra ciudad hay grupos para realizar esta práctica o aventurémonos a ir nosotros solos. Seguro que, aunque vayamos solos, en algún momento volveremos acompañados.

Aumenta nuestra densidad ósea

Uno de los beneficios de hacer senderismo, como cualquier otra actividad física similar, es que aumenta nuestra densidad ósea. Pues cuando hacemos ejercicio no solo nuestros músculos o nuestra figura se benefician de ello. También lo hacen nuestros huesos.

A partir de los 40 años nos encontramos con un mayor riesgo de sufrir osteoporosis. Este riesgo se incrementa aún más en las mujeres. Por eso, si queremos prevenirlo, podemos empezar a hacer senderismo desde ya mismo. Cuanto antes empecemos a practicar esta actividad, antes nos beneficiaremos de todo lo bueno que nos puede aportar.

Lee este artículo: Osteoporosis: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Nos ayuda a combatir el insomnio

Si tenemos problemas para dormir, ya sea debido al calor del verano o porque estamos muy estresados, hacer senderismo nos va a ayudar a mejorar nuestra calidad del sueño. El motivo está en que cualquier actividad física nos ayuda a liberar el estrés y nos relaja propiciando que podamos, así, dormir mejor.

Como bien hemos dicho, no se necesitan grandes habilidades para obtener todos los beneficios de hacer senderismo. Tan solo hacen falta ganas y predisposición para llevar a cabo esta actividad, al menos, una o dos veces a la semana. Con una hora o dos es suficiente para poder aprovechar las ventajas de esta práctica deportiva.

El fin de semana es un excelente momento para hacer senderismo y descubrir nuevas rutas y a nuevas personas. Existen muchos lugares, incluso en nuestra ciudad, que seguro aún no conocemos. ¿A qué esperas para ponerte la mochila y empezar a aprovechar todos los beneficios de hacer senderismo?