Descubre los increíbles beneficios de la infusión de jengibre, canela y miel

Gracias a las propiedades medicinales de sus ingredientes esta infusión se alza como un remedio perfecto para eliminar toxinas, aliviar problemas digestivos y respiratorios e incluso prevenir el envejecimiento celular

Si juntamos los beneficios de tres excelentes alimentos medicinales como son el jengibre, la canela y la miel, que, además, tienen un sabor delicioso, cuidarnos cada día puede ser una opción sencilla y deliciosa.

Descubre todo lo que puedes ganar tomando esta infusión durante unas cuantas semanas. ¡Te sorprenderás!

¿Para qué es esta combinación de remedios?

Si tomamos esta infusión cada día durante, al menos, dos semanas, del modo que explicamos en este artículo, en poco tiempo vamos a conseguir los siguientes resultados:

  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Aumentar el metabolismo y contribuir a combatir el sobrepeso y la retención de líquidos.
  • Mejorar el proceso digestivo y combatir la hiperacidez gástrica.
  • Cuidar la salud de las articulaciones.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Mejorar los niveles de energía y evitar los estados de estrés y agotamiento.
  • Combatir el insomnio.
  • Aumentar la libido.
  • Proteger la garganta y las cuerdas vocales.
  • Prevenir el envejecimiento celular.
  • Facilitar la sudoración y la eliminación de toxinas.

No olvides leer: Ejercicios suaves para antes de acostarnos y prevenir el insomnio

El jengibre

Jengibre molido

El jengibre (Zingiber Officinale) es una planta medicinal que se usa y consume desde la antigüedad en Oriente. Tiene un sabor muy peculiar, ligeramente dulce, refrescante y picante.

La parte que usamos por sus propiedades es el rizoma, que podemos consumir fresco o en polvo. Para este remedio recomendamos mejor el jengibre fresco.

Sus propiedades más destacadas son las digestivas, circulatorias y respiratorias, a la vez que nos permite estimular el organismo de manera natural y acelerar el metabolismo. De esta manera obtenemos mucha energía y vitalidad, y evitamos los efectos perjudiciales de otro tipo de estimulantes.

La canela

Canela

La canela es una especia con propiedades estimulantes y un delicioso sabor que, además de ser un estimulante y digestivo natural igual que el jengibre, tiene la sorprendente propiedad de regular los niveles de azúcar en sangre.

Esta virtud no solo es adecuada para quienes sufren diabetes, sino que nos ayuda a evitar los picos de hambre y a mejorar la función del páncreas.

No obstante, debemos elegir siempre que sea posible la canela de Ceilán, procedente de Sri Lanka y diferente a la canela china, no solamente por su sabor sino también por sus beneficios para la salud.

La miel

Miel y canela

Este delicioso alimento totalmente natural es altamente nutritivo y medicinal, y destaca por ser un efectivo antibiótico sin efectos secundarios.

No obstante, para beneficiarnos de sus propiedades, la miel tendría que ser orgánica, lo cual nos garantiza que se ha procesado de manera natural sin añadirle ninguna sustancia.

Además, también deberíamos buscar una miel cruda, que es la que no se ha cocido a altas temperaturas para que aparezca siempre líquida. Es decir, con el frío debería solidificarse.

Una vez la tengamos la podemos calentar al baño María para derretirla sin que pierda sus propiedades.

La miel de abeja no solamente nos aporta numerosos beneficios, sino que también nos evita consumir azúcar blanco o bien edulcorantes químicos.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 productos de belleza a base de miel que debes conocer

¿Cómo la preparamos?

Canela jengibre y miel

Cada día deberemos tomar un litro de infusión.

Ingredientes

  • 1 litro y medio de agua
  • 50 gramos de jengibre fresco cortado en rodajas finas
  • Una ramita de canela

Preparación

  • Calentaremos el agua y, cuando hierva, añadiremos el jengibre y la canela y dejaremos que se realice la decocción durante 15 minutos.
  • A continuación, la dejaremos enfriar un poco, la colaremos y la endulzaremos con una cucharada sopera de miel de abeja.
  • Como la vamos a tomar en el mismo día no es necesario conservarla en la nevera.

¿Cómo la tomamos?

Dividiremos las tomas de esta infusión de la siguiente manera:

  • 2 vasos de ayunas, a temperatura caliente.
  • 1 vaso a media mañana, tibio o caliente.
  • 1 vaso a media tarde, tibio o caliente.

Es muy importante tomar esta infusión fuera de las comidas para asimilar mejor sus propiedades.

Si somos constantes, en pocos días notaremos cambios positivos en nuestro organismo.

¿Y para días calurosos?

Bebida con menta

En los días más calurosos podemos añadir hielo a esta bebida, e incluso unas hojas de menta fresca y peladura de naranja o de limón ecológicos. De este modo la tomaremos con más facilidad e incluso puede que queramos beber más cantidad.

En ese caso recomendamos añadirle más agua y diluirla un poco, y no exceder las cantidades que hemos señalado.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar