Descubre los increíbles beneficios del agua tibia con limón en ayunas

Elena Martínez 31 agosto, 2018

Hoy en día existen muchos remedios y suplementos para mejorar nuestra salud y calidad de vida. No obstante, muchos de ellos suponen un gasto importante si los tomamos a diario. En cambio, hay algunos tratamientos muy efectivos y económicos que pueden ayudarnos de manera increíble como, por ejemplo, el agua tibia con limón en ayunas.

Descubre en este artículo todos los sorprendentes beneficios de tomar agua tibia con limón en ayunas cada mañana. Con este buen hábito podremos sentir grandes mejorías en nuestra salud. 

 Beber agua, el mejor hábito

Aunque los nutricionistas tienen diferentes teorías sobre cuáles son los alimentos más beneficiosos para la salud y para tener un peso equilibrado, en lo que sí están de acuerdo es en la necesidad de beber agua. No obstante, aunque es un consejo al alcance de todo el mundo, la mayoría de personas no suelen hacerlo.

Beber agua es tan importante como comer sano. En muchos casos, no adquirimos este buen hábito hasta que algún problema de salud nos obliga a ello: tendencia a los cálculos renales, retención de líquidos, problemas de piel, etc.

No obstante, si conociéramos los grandes beneficios que comporta beber agua a lo largo del día, tanto para la salud como para nuestro aspecto físico, empezaríamos hoy mismo a hacerlo. En este artículo vamos a dar a conocer las grandes ventajas de empezar el día con un vaso de agua tibia con limón.

No te pierdas: 7 sencillos tips para beber más agua cada día y mejorar la salud

El limón

El limón es una fruta con excelentes propiedades medicinales. Este cítrico es un gran antibiótico natural que fortalece nuestras defensas ante cualquier tipo de infección. Entre sus componentes destacan la vitamina C, el ácido cítrico y algunos minerales como el magnesio y el calcio. También contiene antioxidantes (bioflavonoides) y fibra (pectina).

Conviene destacar que no solamente la pulpa del limón es beneficiosa. En su peladura podemos encontrar incluso más nutrientes, por lo que podemos consumirla en pequeñas cantidades en jugos, batidos, salsas, etc. No obstante, para ello deberemos usar limones ecológicos, con el fin de evitar los pesticidas, ceras y otras sustancias perjudiciales.

Descubre: 4 recetas ricas en fibra para cuidar tu digestión

Beneficios del agua tibia con limón en ayunas

A continuación destacamos los principales beneficios para la salud de beber agua tibia con limón en ayunas:

  • Nos mantiene hidratados.
  • Regula el pH del organismo.
  • Activa el metabolismo y facilita la pérdida de peso.
  • Combate la hinchazón y la retención de líquidos.
  • Facilita la eliminación de toxinas del organismo y la función depurativa del hígado.
  • Mejora el tránsito intestinal sin la necesidad de tomar laxantes.
  • Promueve una buena función de los riñones y previene los cálculos renales y las infecciones urinarias.
  • Equilibra el sistema digestivo y, a pesar de ser una fruta ácida, combate la hiperacidez gástrica. En este sentido, también previene las úlceras gástricas y mejora la gastritis.
  • Fortalece el sistema inmunitario, en especial ante las infecciones que afectan al aparato respiratorio.
  • Mejora la circulación y la fluidez de la sangre y previene las enfermedades cardiovasculares.
  • Previene la anemia, ya que la vitamina C presente en el limón mejora la asimilación del hierro.
  • Retrasa los signos del envejecimiento tanto a nivel interno como externo.
  • Mejora la salud ocular.
  • Equilibra los niveles de azúcar en sangre.
  • Mantiene la piel limpia, sin acné e impurezas.

¿Cómo bebemos el agua tibia con limón?

beber agua tibia con limón en ayunas

Si no estamos acostumbrados es posible que nos cueste un poco tener constancia con el hábito de beber agua tibia con limón en ayunas. No obstante, podemos endulzarla con un poco de estevia, xilitol, azúcar de coco o miel de abeja. En ningún caso recomendamos el azúcar, ya que entonces le quitaríamos sus efectos curativos a esta bebida.

Podemos empezar con un vaso (200 ml) y aumentar de manera progresiva hasta los dos vasos (400 ml). Los beberemos a pequeños sorbos en un plazo de media hora. Después, deberemos esperar por lo menos media hora más antes de desayunar para que cumpla su objetivo medicinal.

Si lo deseamos, a lo largo del día podemos seguir tomando el agua con limón, o solo agua. Lo importante es llegar a beber dos litros diarios y siempre fuera de las comidas. De este modo notaremos una gran mejoría y sensación de bienestar en muy pocos días. Es un método tan sencillo y económico que vale la pena intentarlo.

Te puede gustar