Descubre los lácteos más saludables

Elena Martínez Blasco· 16 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 16 diciembre, 2019
Existen numerosos tipos de lácteos, adaptados a los gustos y características individuales. Pero depende de nosotros escoger productos de calidad para nuestro organismo.

Se ha escrito mucho sobre los lácteos y los nutricionistas todavía no se han puesto de acuerdo sobre si son o no buenos para la salud. Es posible que cada persona sea diferente y que no a todos nos siente bien la misma alimentación. En este artículo, te explicaremos algunas cuestiones sobre su calidad.

Descubre todas las opciones que nos ofrecen los lácteos, así como algunas curiosidades sobre el queso, el yogur, el kéfir, la mantequila o el ghee.

¿Qué lácteos consumimos?

leche @Doug88888

La leche

De entre todos los productos lácteos, la leche es considerado el más difícil de digerir porquemuchas personas no toleran bien la lactosa. Cuando la leche no se digiere bien,puede provocar problemas de piel, de mucosidad, de alergias o de digestión (acidez o gases).

Si no queremos prescindir de los lácteos, podremos probar inicialmente con la leche de otros animales como la cabra o la oveja, ya que tienen menos lactosa.Esto haría que, en general, fuesen mejor asimiladas por el organismo.

Si no toleramos bien ninguna de estas bebidas, deberíamos consultar con el médico para determinar cómo reemplazarlas. Se suele optar por las bebidas vegetales, como la de avena, la de arroz o la de almendra. Estas nos pueden servir como sustituto y además, son muy nutritivas y saludables.

El queso

queso ulterior epicure

El queso es un derivado lácteo delicioso cuyo consumo debería ser limitado por aquellas personas que sufren colesterol o hipertensión. En estos casos es mejor optar por queso fresco de cabra o de oveja o requesón.

Quienes no tuviesen estos problemas de salud deberían buscar quesos de calidad, elaborados artesanalmente y preferiblemente, semicurados.

Recomendamos no abusar del queso a partir de las horas de la tarde, ya que suele contener un alto contenido en grasas, el cual puede dificultar el trabajo que realiza el hígadodurante la noche y provocar problemas de retención de líquidos o insomnio.

Los vegetarianos deben tener en cuenta quemuchos quesos se elaboran hoy en día con cuajo animal, por lo que deben buscar los que son preparados con cuajo vegetal.

Ver también: Cómo preparar un flan de queso fresco libre de lactosa

El yogur

yogur Marisa Food in Jars

Según WebMD, se trata de un alimento saludable que contiene fermentos facilitadores de la función intestinal.Además, es más bajo en lactosa que la leche. Se recomienda evitar aquellos que presentan añadidos artificiales como los saborizantes y el azúcar blanco.

Deberíamos elegir siempre el yogur natural,o bien prepararlo en casa con la ayuda de una yogurtera o directamente en una cazuela. También existen opciones ecológicas y artesanales que pueden presentar un mayor valor nutricional.

El kéfir

kefir, uno de los lácteos más saludables

Un artículo de Critical reviews in food science and nutrition señala que el kéfir es un hongo que fermenta la leche, dando lugar a un tipo de yogur rico en fermentos al cual se le atribuyen diferentes propiedades beneficiosas para la salud. Por ejemplo, ayudaría a mejorar la salud digestiva y el tránsito intestinal.

Los granos del hongo kéfir los podemos conseguir en algunos herbolarios o preguntando a conocidos. Ya que este hongo va creciendo y se puede transferir con facilidad. Algunas tiendas lo comercializan ya preparado.

La mantequilla y el ghee

Pese a los prejuicios, lo cierto es quees un alimento nutritivo, siempre y cuando se consuma con moderación. De hecho, la Fundación Española de la Nutrición explica que se trata de una fuente interesante de vitaminas liposolubles, como la vitamina A (donde tiene un contenido 20 veces superior al de la leche), vitamina E y D.

Además, podríamos “clarificar” la mantequilla para que sea más sana, quitándole por ejemplo el exceso de grasas. Esta receta, tradicional de la India, se conoce como ghee.

Ver también: 3 mantequillas caseras que puedes disfrutar en tus comidas

A la hora de escoger los lácteos, intenta elegir aquellos más saludables, siempre tomando como parámetro tu propia salud. Es decir que si la leche de vaca no te sienta bien, la sustituyas bajo consejo profesional por otra que te aporte los nutrientes que necesitas.

Imágenes por cortesía de @Doug88888, Marisa Food in Jars, mfcorwin y ulterior epicure

  • Vijaya Kumar, B., Vijayendra, S. V. N., & Reddy, O. V. S. (2015). Trends in dairy and non-dairy probiotic products – a review. Journal of Food Science and Technology. https://doi.org/10.1007/s13197-015-1795-2
  • Özer, B. H., & Kirmaci, H. A. (2010). Functional milks and dairy beverages. International Journal of Dairy Technology. https://doi.org/10.1111/j.1471-0307.2009.00547.x
  • Pereira, P. C. (2014). Milk nutritional composition and its role in human health. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2013.10.011
  • Da Silva, M. S., & Rudkowska, I. (2014). Dairy products on metabolic health: Current research and clinical implications. Maturitas. https://doi.org/10.1016/j.maturitas.2013.12.007
  • WebMD. The Benefits of Yogurt. https://www.webmd.com/food-recipes/features/benefits-yogurt#1
  • Ahmed, Zaheer & Wang, Yanping & Ahmad, Asif & Khan, Salman & Nisa, Mehrun & Ahmad, Hajra & Afreen, Asma. (2013). Kefir and Health: A Contemporary Perspective. Critical reviews in food science and nutrition. 53. 422-34. 10.1080/10408398.2010.540360.
  • Fundación Española de la Nutrición. Mantequilla. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/mantequilla.pdf