Descubre los mejores cereales sin gluten para incluir en la dieta

Si tienes intolerancia al gluten es muy importante que sepas qué cereales puedes incluir en tu dieta para evitar este componente sin prescindir de los nutrientes necesarios.

Lidiar con los problemas derivados de la intolerancia al gluten es realmente molesto. Por eso, es recomendable evitar el consumo de gluten tanto como sea posible. La mejor opción es optar por cereales sin gluten.

Algunas personas creen que cuando son diagnosticadas como intolerantes al gluten tiene que eliminar todo cereal de su dieta. Desde luego, esta creencia causa dudas y problemas con la alimentación. Lo más importante es entender que tu cuerpo requiere los beneficios de los cereales.

Aquí te diremos cuáles son los mejores cereales sin gluten. Si no te son conocidos, comienza a experimentar con ellos.

1. Quinoa

El primero de los cereales libres de gluten que debes comer con regularidad es la quinoa. Se trata de un producto que ha entrado en auge en la última década. Sin embargo, sus beneficios son enormes y vale la pena conocerlo.

Lo primero que debes saber es que es un alimento muy rico en proteínas. Por este motivo, te ayuda a sentirte satisfecho por varias horas. Además, nos aporta grandes cantidades de minerales, como el magnesio o el potasio y vitamina B.

Lo mejor es que lo puedes consumir tanto en preparaciones dulces como saladas. La forma más sencilla es simplemente hervirlo con un poco de canela y agua o leche. Con esta receta obtendrás una preparación muy similar al arroz con leche que es perfecto para el desayuno.

Al momento de comprar la quinoa, elige el cereal natural. Aunque encontrarás varias opciones comerciales, algunas de ellas contienen conservantes que añaden sodio y otros químicos.

Lee: 7 mejores fuentes de proteínas para veganos

2. Mijo

¿Alguna vez has consumido mijo? Posiblemente no sea así, pues no es un alimento común en nuestra dieta. Sin embargo, fue un alimento base de las antiguas culturas asiáticas. Además, es uno de los cereales sin gluten que puedes incluir sin problemas en cualquier momento del día.

El mijo es rico en hidratos de carbono complejos. Esto significa que te da energía para realizar tus actividades sin alterar tus niveles de glucosa. A pesar de lo anterior, no debes descuidar las cantidades que consumes, pues cualquier exceso tiene efectos dañinos en tu salud.

Si tienes problemas para regular tu tránsito intestinal, has de saber que el mijo también es rico en fibra soluble. Por ello, incluirlo en tu dieta regularmente te ayudará a perder peso y limpiar el intestino de toxinas.

Para preparar el mijo no tienes que complicarte demasiado. Sus requerimientos de cocción son muy similares al arroz. La forma más sencilla es cocinándolo en un recipiente con agua. Es recomendable que lo dejes remojar por un par de horas para acelerar sus procesos.

3. Arroz

De los cereales sin gluten, el más común es el arroz. Además de ser económico y versátil es rico en vitaminas y minerales. Su harina es una buena alternativa a las harinas de trigo tradicionales.

Desde luego que tendrás que adaptar un poco la recetas y el paladar, pero los panes serán igual de esponjosos y deliciosos. Existen pocas recomendaciones sobre el consumo de arroz, más allá de elegir el arroz integral. Este es el que contiene mayor cantidad de fibra, vitaminas del grupo B y minerales (magnesio y manganeso).

Cuando eliges el arroz integral favoreces la mejora de la salud cardiovascular. Especialmente, reducirás la grasa acumulada en los vasos sanguíneos, por lo que el colesterol alto dejará de ser un problema. El único requisito para obtener estos beneficios es evitar las cocciones con grasas o algún tipo de fritura.

4. Maíz

De entre todos los cereales sin gluten, el más común es el maíz. Este ha sido parte fundamental de la dieta del continente americano. Hoy en día es una de las bases alimentarias de la cultura mexicana y tú también deberías consumirlo.

No te pierdas: Deliciosas recetas con maíz para disfrutar al desayuno

Entre sus beneficios más importantes están la cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, es rico en fibra, por lo que regula tu tránsito intestinal.

Su mayor defecto, por llamarlo de alguna forma, es su alta cantidad de carbohidratos. Sin embargo, esto solo será un problema si consumes maíz o sus derivados en exceso. De lo contrario solo será una buena porción de energía para realizar tus actividades.

Como puedes ver, hay varias y buenas opciones, por lo que ser celíaco no tiene que limitarte para comer sano y delicioso.