Descubre los mejores exfoliantes hechos a base de azúcar

Óscar Dorado · 18 febrero, 2020
Los exfoliantes hechos a base de azúcar son ideales para mantener el cuidado de la piel, aunque deberemos adaptarlos a las necesidades particulares de nuestra dermis para evitar irritaciones.

Ciertamente, las células de la piel se renuevan con regularidad. Sin embargo, varios factores como la edad o el estilo de vida alteran este proceso. Por ello, es importante estimular la piel mediante el uso de algunos exfoliantes que pudiesen brindarnos beneficios positivos.

Algunos exfoliantes podrían ayudar a eliminar las células muertas de la piel y otras impurezas, además de ayudar a mantener la piel saludable. De hecho, la industria cosmética ofrece una variedad de exfoliantes que pudieran contribuir al cuidado de la piel.

En algunas ocasiones, los componentes pueden contener micropartículas plásticas, fragancias irritantes, glicerina o algún otro ingrediente que resulta dañino para la piel.

En este sentido, algunas personas, basadas en los conocimientos de la sabiduría popular pues, recomiendan preparar tu propio exfoliante a base de ingredientes caseros, como por ejemplo el azúcar.

Sin embargo, podemos mencionar el caso de este estudio publicado en 2017,  el cual explica que, combinando la azúcar con otros ingredientes naturales, pudiésemos obtener exfoliantes que nos podrían ayudar con el cuidado de la piel del rostro y del cuerpo.

Si deseas tener una piel preparada para disfrutar el verano, descubre nuestra selección de exfoliantes hechos a base de azúcar.

¿Empezamos?

5 mejores exfoliantes hechos a base de azúcar

Como bien hemos citado el estudio anterior, el azúcar es ideal para hacer un exfoliante casero. La exfoliación con este ingrediente permite eliminar las células muertas y suavizar la piel gracias a la fricción. Recuerda que es esencial adaptar la receta según la sensibilidad del área que se desea exfoliar.

Lee: Cómo preparar un limpiador facial casero para remover las células muertas

1. Exfoliante a base de azúcar, café y aceite de coco

Esta receta casera no solo tiene la ventaja de exfoliar la piel de la cara y el cuerpo, sino que también ayuda a humectarla y reafirmarla. Además, debes saber que el café ayuda a reducir la celulitis y también funciona muy bien para las piernas.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de azúcar (75 g).
  • 4 cucharadas de café molido (60 g).
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g).

Preparación y aplicación

  • Si deseas preparar este exfoliante, mezcla todos los ingredientes en un recipiente.
  • Te recomendamos aplicar el exfoliante sobre la piel húmeda mientras haces movimientos circulares. Lo habitual es prestar más atención a las áreas afectadas por la celulitis.
  • También puedes aplicar el exfoliante suavemente por toda la cara o en aquellas áreas en las cuales produces más grasa como la zona T.

2. Exfoliante con azúcar, aceite vegetal y miel

El segundo exfoliante con azúcar que te presentamos es realmente básico e ideal para todo tipo de pieles. Además de exfoliar, permite que la piel esté suave e hidratada. 

Ingredientes

  • 6 cucharadas de azúcar moreno (90 g).
  • 3 cucharadas de aceite vegetal (45 ml).
  • 1 cucharada de miel pura líquida (15 ml).

Preparación y aplicación

  • Mezcla bien los ingredientes y aplícalo sobre la piel húmeda con movimientos suaves y ascendentes.
  • Por último, aplica un masaje suave y enjuaga la piel con abundante agua tibia.
  • En cuanto a la cara, debes saber que este exfoliante hidratará y purificará tu piel. De hecho, la miel tiene propiedades suavizantes, hidratantes, purificantes e incluso curativas, como lo muestra este estudio.

3. Exfoliante de azúcar, aceite vegetal y té verde

Exfoliante para la piel.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de azúcar (90 g).
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (30 ml).
  • 3 cucharadas de infusión de té verde (45 ml).
  • 1 cucharada de té verde molido (15 g).

Ten en cuenta que el té verde aporta propiedades antioxidantes y exfolia la piel suavemente.

Preparación y aplicación

  • Combina bien los ingredientes y procede a la exfoliación con la piel ligeramente húmeda.
  • Practica gestos circulares y ascendentes, enfatizando solo las áreas ásperas, como pueden ser los talones, las rodillas, las nalgas o los codos.

4. Exfoliante con azúcar, pepino, menta y aceite vegetal

Este exfoliante tiene un efecto refrescante, ya que activa la microcirculación y reduce la retención de agua. A su vez, es perfecto en temperaturas altas.

Ingredientes

  • 1 pepino.
  • 2 hojas de menta fresca.
  • 2 tazas de azúcar (300 g).
  • 3 cucharadas de aceite vegetal (45 ml).

Descubre: 5 tratamientos para cuidar tu piel con aceite de oliva

Preparación y aplicación

  • Corta el  pepino y mézclalo con 2 hojas de menta fresca hasta que obtengas un puré.
  • A continuación, filtra el exceso de agua, agrega el azúcar y el aceite vegetal y combina bien.
  • Por último, aplica el exfoliante sobre la piel húmeda con movimientos suaves y ascendentes. Deja actuar el resultado unos minutos en las áreas que consideres oportuno y enjuaga con agua tibia.

5. Exfoliante con azúcar, miel, aceite de coco y limón

exfoliantes hechos a base de azúcar

Este último exfoliante que te presentamos es perfecto para la piel grasa de la cara y del cuerpo. Permite eliminar las células muertas, regular la producción de sebo e hidratar la piel. Además, contiene limón, que según este estudio, ayudaría a mantener y/o regular el pH.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de azúcar (75 g).
  • El jugo de medio limón.
  • 2 cucharadas de miel líquida (30 ml).
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).

Preparación y aplicación

  • Mezcla bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta más o menos homogénea.
  • Seguidamente, aplica el exfoliante sobre la piel húmeda y realiza movimientos circulares.
  • Masajea las áreas deseada por 15 o 20 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua templada.

Para finalizar, debes saber que la exfoliación es una practica que puedes incluir en tu rutina de belleza si la meta es tener una piel saludable. Sin embargo, como todo, se recomienda que no abuses de los exfoliantes para evitar la irritación de la piel. Es aconsejable hacerlo una vez por semana para aquellas pieles secas o sensibles y con mayor frecuencia en el caso de pieles grasas. De igual modo, lo más importante es consultar un experto.