Descubre el método japonés para ahorrar dinero

Mantener el control de tus gastos te ayudará a saber en qué áreas empleas tu dinero, así como a ahorrar más y a dejar de gastar innecesariamente

Para muchísimas personas ahorrar cuando llega fin de mes es prácticamente imposible.

Se acumulan los gastos del hogar, sumados a los caprichos personales y el aumento imprevisto de los productos y servicios, dando como resultado un gasto excesivo y descontrolado del dinero a solo pocos días de haberlo obtenido.

En Japón, conocido como el país más tecnológico del mundo, se mantiene una tradición que surgió en 1904 y que a día de hoy se sigue manteniendo como el método más efectivo de ahorros sobre todo para gastos del hogar.

Se le conoce como kakebo y es utilizado como un sistema de registro de cuentas, ya sea de gastos e ingresos que sirve para la perfecta organización del dinero.

El kakebo no es más que una agenda donde se anota todos los gastos que tienes pendientes y que has realizado, además de los ingresos que obtuviste ese mes y así realizar un balance.

Además, ayuda a las personas a crear consciencia de lo que es  necesario comprar (y no).

Funcionamiento del kakebo

Funcionamiento del kakebo

  • Este método se inicia a principios del mes, anotando los gastos fijos y el ingreso total que recibirás.
  • Luego, de estos datos se puede generar un balance, restándole a los ingresos los gastos totales que en su mayoría son los servicios básicos y la alimentación.

Si tienes en mente ahorrar para algo que tienes planeado, debes registrarlo en esta etapa.

  • Después de obtener el total de dinero que te sobra, restando lo que gastarás fijo, puedes anotar cuánto dinero tienes destinado al ahorro y en qué lo gastarás para así tener en claro el objetivo que tienes planteado.
  • A lo largo del mes, preferiblemente a diario, como lo indica el kakebo, se deben ir anotando todos los gastos del día o de la semana.
  • Lo más recomendable es guardar las facturas y tickets de compra, para llegar a la noche y anotar en qué invertiste el dinero.

Lee también: 11 trucos caseros que te ayudarán a ahorrar en tu hogar

Organización del kakebo

kakebo

Esta “agenda” está dividida en muchas categorías donde normalmente gastamos el dinero:

En cada categoría se va anotando lo del día, con el objetivo de que, al finalizar la semana, se sumen todos los gastos de las distintas divisiones y se obtenga un balance general.

Este balance te ayudará a llevar un control de cuánto dinero has gastado y cuánto te queda.

Con estos resultados, puedes analizar cuánto gastas y cuáles son los aspectos donde deberías limitarte un poco más.

También te ayudará a saber cuál es la cantidad adecuada, que consideras para el ahorro y a plantearte una meta más eficaz para el mes siguiente.

Visita este artículo: Ideas geniales para ahorrar espacio en el hogar

Efectividad

Es una gran forma de ahorrar

La efectividad del kakebo va a estar totalmente sujeta al orden que le tengas y una organización personal, así como a la fuerza de voluntad.

Si te planteaste un objetivo para este mes que es el de “no comprar más ropa”, cúmplelo y ese será el foco central de que funcione. Sé constante y determinante.

Si bien es cierto que el kakebo ayuda a tener la organización gráfica, es solo una agenda que puedes sustituir por cualquiera de tu preferencia.

Basta con llevar a cabo esta técnica de anotar gastos e ingresos, y hacer las cuentas a fin de mes.

El tener los gastos controlados es algo sumamente importante para evitar apuros en momentos de emergencia y ayudarte a ahorrar para los objetivos que tengas en mente.

Sea con el kakebo con una agenda o con una servilleta, es claro que llevar un seguimiento de tus cuentas es fundamental.

Si optaste por comprar un kakebo (o kakeibo, como también se le conoce), recuerda ser constante y decidido.

¿Conseguiste ahorrar lo que te habías propuesto? ¡Excelente! ¿Te pasaste del presupuesto? El mes siguiente deberás ser más ordenado.