Descubre por qué el sentirnos bien es nuestra mejor actitud

Óscar Dorado · 11 julio, 2018
Sentirse bien es fundamental en la vida de cualquier persona. Además, es necesario para poder disfrutar de la vida y vivir en armonía contigo mismo y con tu entorno.

Sentirse bien es una de las claves para tener una actitud positiva. Representa aquel momento en el que la persona expresa que se siente satisfecha con los aspectos de su vida: relaciones sociales, trabajo, el propio ser y las propias fortalezas y debilidades.

Asimismo, esta actitud consiste en amar a la persona que eres por dentro y por fuera, ya que es la clave de una vida feliz. Casi todos los pensamientos que tenemos tienen que ver con nuestra imagen y el mundo que nos rodea. En consecuencia, una gran cantidad de estrés en la vida en muchas situaciones se debe a las dudas que tenemos sobre nosotros mismos.

Sentirse bien no tiene nada que ver con la belleza. En la mayoría de los casos está relacionado con la salud, la autoestima y las relaciones con las otras personas. El mejor regalo que puedes hacer en tu vida es recuperar el control de estos elementos para aumentar tu bienestar. A continuación, describiremos por qué el sentirse bien debe ser la mejor actitud que puedes tomar.

¿Porque el sentirnos bien es nuestra mejor actitud?

1. Te permite ser tú mismo

Aceptarse a uno mismo es, sin duda, una de las claves para poder llegar a sentirse bien. En este proceso, debes aceptar tus imperfecciones. De este modo, actuarás en la vida de acuerdo con tus propias fortalezas y debilidades, y no según una referencia.

Para sentirte bien, debes expresar tu verdadera personalidad frente a los demás. Muchas personas se sienten mal consigo mismas simplemente porque están tratando de interpretar otro rol delante de los demás.

Ver también: La diferencia entre un mal día y un buen día es tu actitud

2. Atraes personas positivas en tu vida

La forma más fácil de atraer a personas es afrontar las situaciones de manera positiva. Cuando te sientes bien y sonríes a la vida, esta actitud te permite generar un halo de energía efectiva.

Se dice que las energías se entrelazan. De este modo, tu energía atraerá magnéticamente lo que consideres bueno y correcto para ti: personas, situaciones, etc. ¡Notarás un gran aumento en tu felicidad y paz interior!

En este proceso, comenzarás a conocer personas nuevas que comparten tu visión del mundo y con las que te sentirás en armonía. Poco a poco, te alejarás de aquellas otras que te presionan y te generan malestar.

“La persona que no se valora a sí mismo no puede valorar nada ni a nadie”
–Ayn Rand–

3. Busca siempre el lado positivo de las cosas

Ver el lado positivo de las cosas no significa que tengas que ignorar las circunstancias negativas. Tampoco se trata de ser ingenuo o de vivir en el positivismo ciego.

Una persona que se siente bien es una persona que ha aprendido a destacar el lado positivo en todas las situaciones. Porque nada es tan oscuro como parece a primera vista en la mayoría de los casos. Por eso, es importante alimentar la mente con lo que es positivo, porque instantáneamente te hace sentir bien.

Lee también: 5 actitudes de las mujeres machistas

4. Mejora tu salud y bienestar

Debes comprender que sentirse bien es sinónimo de felicidad en tu vida. De hecho, los estudios científicos han demostrado que las personas felices son menos propensas a sufrir depresión u otras enfermedades.

Además, se ha confirmado la relación existente entre felicidad y salud. Así, se destaca que el bienestar alarga la vida y mejora la salud en general.

5. Permite poner tu vida en orden

Si en tu vida tienes una lista interminable de cosas que hacer tanto en el trabajo como en casa, entonces es muy posible que te sientas infeliz y mal contigo mismo. Todas las personas deben respetar su ritmo. El peor error es doblar la cantidad de tareas y no saber cómo detenerse a tiempo. De hecho, muchos experimentan el fracaso y la frustración porque hacen cosas de manera ineficiente y desorganizada.

Sentirse bien es un proceso que comienza con la restauración de un orden en nuestras vidas. Por eso, es importante llevar a cabo una organización eficaz de nuestras tareas cotidianas. Esto nos ayudará a disminuir el efecto de los imprevistos y a experimentar una sensación de control sobre nuestra vida.

Finalmente, sentirte bien debe ser tu mejor actitud. Somos conscientes de que es más fácil decirlo que hacerlo, aunque es fundamental cuidarse a uno mismo, apreciar lo que se tiene y compartir los momentos con las personas que amas. Estas actitudes deben ser compromisos diarios si tratas de obtener la felicidad y realización personal.