Descubre por qué es bueno cultivar aloe vera en casa

Valeria Sabater·
29 Septiembre, 2020
El aloe vera necesita poca agua, por lo que solo deberemos preocuparnos de colocarla en una zona soleada, ya sea interior o exterior, donde no le dé el aire.

Cultivar aloe vera es una gran idea que, sin lugar a dudas, te recomendamos. En primer lugar para tu salud y, después, por el bienestar de tu hogar.

La planta actúa como un purificador ambiental. Además, tampoco podemos olvidar que por sí sola es como un botiquín de primeros auxilios natural que nos será útil para diversas dolencias.

Te explicamos cómo puedes cultivar aloe vera en casa y todo lo que esta planta puede hacer por ti y por tu familia. ¡Toma nota!

Cultivar aloe vera: un regalo de la naturaleza a tu alcance

Existen casi 200 tipos de aloe vera pero, por nuestra parte, te recomendamos el aloe vera aristata o el aloe vera saponaria. Cuentan con pencas grandes y carnosas, y sus componentes naturales son muy beneficiosos.

Lo bueno de cultivar aloe vera en casa es que es una planta que no exige demasiados cuidados. Además, si tenemos una ya, nos ofrece por sí misma más esquejes para obtener nuevas plantitas.

De este modo, podemos tener un auténtico cultivo en casa para cuidar de nuestra salud. Te explicamos de qué forma lo consigue.

Lee también: Tips de jardinería para nutrir naturalmente tus cultivos

Aloe vera para absorber tóxicos y radiaciones

Según un estudio realizado por la NASA, la planta del aloe vera ayuda absorber algunas sustancias nocivas emitidas por ciertos elementos de nuestro hogar, como aparatos electrónicos o alfombras.

De hecho, la NASA definió al aloe vera como un “purificador de aire viviente”, porque tanto sus hojas como sus raíces son capaces de absorber contaminantes relacionados con los productos sintéticos.

Estudios posteriores han permitido confirmar dicho efecto. Con todo, se matiza que dichos efectos pueden disminuir en espacios interiores si no se siguen una serie de normas en cuanto al cuidado de la planta de aloe:

  • Se debe prestar atención a la luminosidad del espacio.
  • Es importante vigilar la temperatura para que esta sea la adecuada para la planta.
  • Deberíamos situar el aloe vera en una habitación bien ventilada.
cultivar aloe vera para conseguir el gel natural de aloe vera

Aloe vera para tu salud

El aloe vera es muy utilizado por las industrias farmacéuticas. Dadas sus propiedades hidratantes y cicatrizantes, se emplea sobre todo en tratamientos de belleza para la piel.

No obstante, dentro de la cultura popular podríamos decir que el aloe vera se alza como una planta muy beneficiosa. Por eso, puede valer la pena tener nuestro pequeño cultivo en casa.

  • El aloe vera es rico en múltiples vitaminas y minerales. Dispone de vitaminas del grupo B, taninos, esteroles, ácidos grasos (oleico y linoleico), así como de numerosos aminoácidos.
  • En un estudio publicado en la Revista Argentina de Dermatología se analizaron las propiedades de esta planta. Finalmente se concluyó que se trata de un remedio antiinflamatorio del que puede hacerse tanto uso interno como externo. Por eso, actúa como un analgésico natural suave pero efectivo.
  • También se mostró que puede ayudar a regenerar las células de la piel. De ahí que nos sea muy útil para aliviar quemaduras leves y favorecer la cicatrización de heridas.
  • Puede ayudarnos a combatir el estreñimiento gracias a sus propiedades laxantes. Con todo, conviene tener en cuenta que debemos tomarlo de forma natural, el látex de sábila, que en el pasado se usaba como laxante, puede ser tóxico.
  • Algunas investigaciones muestran que esta planta tiene potencial medicinal, por ello es tan empleada en la industria de la cosmética y la medicina alternativa.

Lee también: 5 alimentos curativos que puedes tener en casa

Cómo cultivar aloe vera en casa

cultivar aloe vera en casa

Qué necesito

  • Un tiesto o maceta amplia y con un buen fondo.
  • Tierra y turba enriquecida.
  • Un suelo de gravilla, que nos servirá de drenaje natural.
  • Una plantita de aloe vera.

Cuidados

Plantaremos nuestro esqueje de aloe vera en primavera, aprovechando que le gusta el sol y los ambientes secos. Ten en cuenta que echa raíces de forma rápida y profunda, de ahí la necesidad de que la maceta o el tiesto sea hondo.

  • Al aloe vera no le gusta la arena de playa, ya que el exceso de sales minerales no le va bien. Mejor tierra enriquecida y mucho sol.
  • Una vez la hayas plantado, espérate al menos 10 días para volver a regarla. Algo que debes tener en cuenta es que, por lo general, necesita poca agua.
  • Si la tienes en casa, colócala siempre cerca de una ventana. Si tienes tu planta de aloe vera en el exterior, ponla en un lugar donde le dé el sol, pero no el viento. No suele ser atacada por plagas o insectos y crece de forma rápida.
  • Una planta adulta te dará en poco tiempo pequeños hijos a su alrededor que podrás retirar de raíz para crear nuevas plantas en otras macetas. De ese modo, tendremos siempre un buen cultivo en casa para hacer uso de ella y para situarla en aquellos lugares en los que nos permita eliminar toxinas.

El aloe vera es un regalo de la naturaleza que te puede ser muy útil. Por eso, no dudes en incluirlo en tu vida y en tu casa. Con muy pocos cuidados, esta planta puede ofrecerte tantos beneficios… ¿A qué esperas? ¡Anímate a cultivar aloe vera en tu casa!