Descubre qué son los trastornos psicosomáticos

Los trastornos psicosomáticos son más frecuentes de lo que cabría esperar. Descubre en qué consisten.

Se define como trastorno psicosomático todo aquel que tiene un origen psicológico, pero presenta íntomas fisiológicos que pueden producir alteraciones a nivel corporal.

Es decir, se refiere a las situaciones en las que un proceso mental tiene un efecto concreto, directo y fácil de delimitar sobre una o varias zonas del organismo.

Desde las teorías psicológicas se afirma que el origen de dichas molestias siempre es multifactorial. Además, también influye la manera en que el sujeto lidia con una situación o estado particular.

Por ejemplo, si el individuo no afronta la situación de la manera adecuada, lo no “filtrado” psicológicamente podría manifestarse físicamente.

Hay una gran variedad de trastornos psicosomáticos que se pueden diferenciar en función del tipo de síntomas físicos y del sistema del organismo que presenta daños.

Factores que influyen en los trastornos psicosomáticos

trastornos psicosomáticos

Los trastornos psicosomáticos suelen manifestarse en alguna de las siguientes condiciones:

  • Estilos de afrontamientos negativos.
  • Conductas desadaptativas relacionadas con la salud: consumir drogas, sedentarismo, mala alimentación…
  • Respuestas fisiológicas asociadas al estrés.

Asimismo, estos factores pueden influir en una condición médica de distintas maneras:

  • Interferencia con el tratamiento de la condición médica general.
  • Alteración de curso de la enfermedad.
  • Factor de riesgo adicional para la salud del paciente.
  • Empeoramiento de los síntomas de una condición médica general mediante las respuestas fisiológicas asociadas al estrés.

Además, se debe recordar que los trastornos psicosomáticos están ligados a los factores sociales y culturales.

Quizá te interese: Conoce todos los efectos negativos del estrés

Diferencias entre trastornos psicosomáticos y somatomorfos

Los trastornos psicosomáticos se incluyen en el DSM-IV bajo el epígrafe de Trastornos somatomorfos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no son lo mismo.

En los trastornos somatomorfos el paciente sufre síntomas de tipo físico o fisiológico que no dañan el organismo. Mientras que en los psicosomáticos sí existe un daño visible en el organismo.

Síntomas de trastornos psicosomáticos

Se estima que hasta un 25 % de las consultas en atención primaria son de origen psicosomático. Hasta ahora se han identificado unos 300 cuadros sintomáticos relacionados con estos trastornos.

Los problemas y enfermedades más comunes en que se manifiestan los trastornos psicosomáticos son:

  • Cutáneos: acné, dermatitis, pruritos, eccemas, hiperhidrosis, urticaria y alopecia areata.
  • Respiratorios: asma bronquial, hiperventilación, rinitis alérgica.
  • Hemáticos y linfáticos.
  • Sistema inmunitario: cáncer, enfermedades infecciosas, alergias.
  • Cardiovasculares: enfermedad coronaria, taquicardia, arritmia, hipertensión, infarto, angina de pecho.
  • Gastrointestinales: gastritis crónica, úlcera péptica, colitis ulcerosa, vómitos, estreñimiento, hiperacidez, cardialgia y colon irritable.
  • Dolor crónico: cefalea, migraña, artritis reumatoide, dolor sacroilíaco.
  • Endocrinos: hipertiroidismo, hipotiroidismo y diabetes, obesidad.
  • Trastornos de los órganos de los sentidos.
  • Osteomusculares: tortícolis y cefaleas tensionales.
  • Genitourinarios: dismenorreas, desórdenes menstruales.

Descubre: Los trastornos físicos y mentales más comunes

Tratamiento

tratamiento de los trastornos psicosomáticos

El tratamiento de este tipo de trastornos puede ser muy complejo, ya que es necesario un equipo multidisciplinar en el que participen especialistas en medicina y en psicología.

Intervención farmacológica

A nivel farmacológico, el tratamiento se centrará en tratar los síntomas y el daño tisular del que se derivan. Por otra parte, a nivel psicológico deberían tratarse la ansiedad y las causas subyacentes que hayan dado lugar al trastorno.

  • González Ramírez, M. T., Landero Hernández, R., & García-Campayo, J. (2009). Relación entre la depresión, la ansiedad y los síntomas psicosomáticos en una muestra de estudiantes universitarios del norte de México. Rev Panam Salud Publica. https://doi.org/10.1590/S1020-49892009000200007
  • Teresa, M., Ramírez, G., Hernández, R. L., González Ramírez, M. T., & Landero Hernández, R. (2008). Síntomas psicosomáticos y estrés: comparación de un modelo estructural entre hombres y mujeres. Ciencia UANL.
  • Velasco, C., & Vilarrasa, A. (2011). Trastornos psicosomáticos y su rela-ción con alexitimia, ansiedad, depresión y demanda de ayuda psicológica. Psicología y Salud.
  • Pedreira, L. (2001). Trastornos psicosomáticos en la infancia y la adolescencia. Psiquiatria y Psicol. Del Niño y Adolescente.
  • McDougall, Joyce(1993). «capítulo 9, El psicosoma y el proceso psicoanalítico». Alegato por una cierta anormalidad. Buenos Aires: Paidós. ISBN 9789501241631.
  • Pierre Marty (1995). El orden psicosomático. Valencia, Promolibro, OCLC 805574528.