Descubre en casa el sexo del bebé con estos métodos

Francisco María García·
14 Julio, 2020
¿Niño o niña? Esta duda que tienen muchas madres se ha buscado resolver de diferentes formas en el ámbito popular. Algunas resultan más curiosas que otras.
 

Llama mucho la atención el hecho de que, a la hora de conocer el sexo del bebé, en el ámbito popular se han propuesto muchos métodos caseros, desde tablas antiguas hasta trucos con anillos o aceites.

Aunque ninguno de ellos tiene una base científica, sino meramente folclórica o especulativa, resultan muy interesantes, puesto que ofrecen una perspectiva particular sobre la emoción que genera la llegada de un bebé. 

Por ello mismo, las personas se animan a realizarlos para intentar tener más pistas acerca del bebé que está por nacer. ¿Conoces a alguien que haya probado alguno? ¿Planeas lanzarte tú también? En cualquier caso, ¡sigue leyendo para saber más!

Trucos caseros para saber el sexo del bebé

embarazo

El método del anillo

Consiste en colgar un anillo liso (como es el caso de una alianza de matrimonio) en una cadena de oro de forma que quede como un péndulo.

 

Colocaremos el péndulo sobre la mano de la mujer y, en función de cómo se mueva el anillo, es niño o niña. Según la tradición, si se mueve de un lado a otro es niño y si el movimiento es en círculo, es niña.

Lee también: Gran noticia: curan las cataratas congénitas a doce bebés con células madre

Fórmulas matemáticas

Se puede calcular fórmulas, a partir de la edad que la mujer quedó embarazada, sumando su mes de nacimiento, sumando su mes de concepción (que comienza 14 días después del primer día de la menstruación).

Según esta teoría, si el resultado de esta fórmula es par, el bebé es niña. Si es impar, es niño.

La prueba del aceite

Se vierten unas gotas de aceite en la parte más saliente del vientre de la madre embarazada. En el caso de que el aceite se deslice de una forma rápida, el bebé es niño; en caso contrario, es niña.

La forma del vientre

Embarazo cambios en todos los aspectos
 

También hay quien dice que la naturaleza nos “habla” mediante formas, y también para averiguar el sexo del bebé. Cuando el vientre de la madre es redondo, es una niña. Si es puntiagudo, es un niño.

La tabla china

Entre los métodos tradicionales, hay tablas chinas y mayas a las que se le atribuye cierta efectividad. Parten de la edad de la madre y la fecha de concepción.

Latidos del corazón

Entre los sonidos más bellos para la madre está el sonido del corazón del bebé. También se dice que la frecuencia de estos latidos puede ofrecernos una información muy útil para saber el sexo del bebé.

Si el corazón del bebé late más de 140 veces por minutos, es una niña, y si lo hace menos veces, será un niño.

El test con col roja

Esta hortaliza no estará entre los alimentos más apetitosos durante el embarazo, sin embargo, se cree que puede ser de utilidad en este caso.

Cuando la hirvamos, hay que guardar el agua de la cocción. Para conocer el sexo del bebé deberemos mezclar algunas gotas de orina con esa agua. Si el agua de cocción se vuelve morado, será un niño. En caso de volverse rosa, será una niña.

 

El truco del ajo

El embarazo aumenta la inteligencia de las mujeres

Para aquellas madres a las que les gusta este condimento, el ajo es una prueba ideal. Si, al comer el ajo, se nota que la piel desprende mal olor, hay un niño en el embarazo. Si la piel no huele nada, es una niña.

Posición del bebé

Si el bebé está boca arriba dentro de la barriga al momento del ultrasonido, será una niña. En caso de estar boca abajo, se tratará de un niño.

Dulce o salado

También se cree que los antojos pueden indicar el sexo del bebé. Cuando se tienen ganas de tomar productos dulces, como chocolate, galletas, o cualquier golosina, hay una niña en el interior de la madre. Si se opta por patatas fritas o cualquier otra forma de aperitivo salado, hay un niño.

Pruebas con bicarbonato

Para llevar a cabo esta prueba deberemos añadir a un vaso de agua con bicarbonato unas cucharadas de orina. En el caso de que se produzcan burbujas, se trata de un niño. Si no ocurre nada y el líquido está quieto, es una niña.

 

Granitos en la cara

Embarazo

A veces ocurre que, durante el embarazo, salen algunos granitos en la cara. Antiguamente se decía que quien los provocaba era la niña que la mujer llevaba en su vientre. Cuando la madre no tenía problemas de acné, entonces puede que esté esperando un niño.

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

La cara de la madre en el embarazo

A lo largo del embarazo, la cara de la mujer tiene tendencia a volverse más redonda, básicamente por el aumento de peso. Tradicionalmente se ha pensado que, cuando esto ocurría, era probable el embarazo de una niña. Si la cara de la madre se mantiene sin variaciones de este tipo, es un niño.

La influencia de la testosterona

 

En el embarazo puede ocurrir que crezca vello en algunos lugares del cuerpo. Si el pelo crece con más rapidez de lo normal, la testosterona está haciendo efecto y el bebé es niño. En caso contrario, es niña.

¿Vas a probar alguno?

Como bien hemos dicho antes, estos métodos no son una ciencia exacta. Combinan creencias, especulaciones y, en algunos casos, también supersticiones.

Si lo que buscas es divertirte y dejar volar tu imaginación, aprovéchalos. En cambio si lo que deseas es tener datos más precisos, entonces lo mejor es que acudas a tu médico para conocer el sexo del bebé.

 
  • Cáceres Manrique, F. de M., Molina Marín, G., & Ruíz Rodríguez, M. (2014). Maternidad: un proceso con distintos matices y construcción de vínculos. Aquichan. https://doi.org/10.5294/aqui.2014.14.3.4.

  • Maldonado-Durán, M., Sauceda-García, J. M., & Lartigue, T. (2008). Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatol Reprod Hum. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/B978-0-08-098259-5.00024-X.

  • Bustos, G. (2007). Guía de Cuidados del Recién Nacido en la Maternidad. https://doi.org/10.1007/978-3-319-40397-7_11.