Descubre todas las maneras de comer y usar la avena

Se puede usar la avena líquida como sustituto de la leche cuando se tiene intolerancia a la lactosa o bien, se desea evitar el consumo excesivo de lácteos.

No existe una única forma de usar la avena. Y lo cierto es que este alimento cuenta con una amplia variedad de nutrientes beneficiosos para la salud que conviene aprovechar de varias maneras.

La avena está considerada como la ”reina de los cereales” porque contiene vitaminas del grupo B y E y minerales varios como el hierro, el magnesio, el calcio, el zinc, el fósforo y el potasio, además de folatos.

Por otra parte, es rica en un tipo de polifenoles (antioxidantes) denominados ”avenantramidas” y betaglucanos. Según algunas investigaciones, estos últimos podrían resultar de ayuda a la hora de mejorar la respuesta a la insulina.

Y gracias a su alto contenido de mucílagos es ideal para tratar dolencias como la gastritis, la colitis, las úlceras gástricas, la acidez, entre otras molestias.

La avena y sus aportes

La avena es un cereal altamente nutritivo y también muy rico en fibra, vitaminas y minerales, que nos aporta los siguientes beneficios:

  • Aporta energía y vitalidad.
  • Regula la tensión arterial.
  • Sacia el apetito y reduce la pica entre comidas.
  • Combate el estreñimiento y mejora el tránsito intestinal.
  • Regula los niveles de azúcar en sangre y colesterol en la sangre.
  • Regula el sistema nervioso, por ende, combate el insomnio y el nerviosismo.

Formas de usar la avena

Evidentemente, se puede usar la avena como ingrediente (tanto principal como complementario) de múltiples recetas para las diferentes comidas del día: desayuno, almuerzo, cena e, incluso, meriendas.

Si bien es cierto que tiene fama de ser un alimento ideal para bajar peso o mantener un peso equilibrado, lo cierto es que se trata de un cereal ideal para todo tipo de planes alimenticios, incluso, las dietas para personas con diabetes.

A continuación, te mencionaremos algunos de las formas de usar la avena más comunes y convenientes. Ojo, si observas que te faltan algunas, quizás debas aprovechar más este valioso cereal. 

1. Como alternativa a la leche

La bebida de avena es una de las alternativas más saludables y deliciosas a la hora de evitar la leche de vaca. No solo para las personas intolerantes a la lactosa, sino también para quienes quieren disfrutar de un alimento con múltiples propiedades beneficiosas.

Lo mejor de esta opción es que se puede preparar muy fácilmente en casa. Admite que se le añada cacao, canela, plátano, esencia de vainilla, entre otros.

2. Como ingrediente sustituto

Esta sí que viene a ser una de las formas más comunes de usar la avena: como ingrediente sustituto. Por ejemplo, en lugar de recurrir a la harina de trigo para elaborar panqueques, podemos recurrir a la harina de avena.

Adicionalmente, se puede usar la avena para espesar alguna preparación, como puede ser un licuado o batido de frutas o bien, la masa unas albóndigas veganas.

Cabe destacar que también se puede usar la avena a modo de complemento en las recetas. Un ejemplo de ello se encuentra en las sopas: muchas de ellas se preparan, a veces, por lo menos con un par de cucharadas de avena.

En estos casos, la avena aporta consistencia y cremosidad al plato, sin alterar el sabor.

3. Para disfrutar un desayuno completo

Tal y como mencionábamos antes, una de las formas más comunes de usar la avena es como ingrediente principal de la primera comida del día. De esta manera, podemos saciar el apetito y obtener las energías necesarias para la jornada.

La receta más simple viene a ser la de avena cocida con un poco de leche y un toque de canela. No obstante, se puede varias, según se prefiera. Hay quienes le añaden una pizca de jengibre a su avena.

4. Como bebida relajante

En lugar de beber infusiones antes de dormir, podemos disfrutar de un vaso de avena. Gracias a sus propiedades, conseguiremos conciliar el sueño, sin llenar demasiado el estómago.

5. Productos para pieles delicadas

Dentro de la cosmética natural, existen varias formas tópicas de usar la avena. Por ello, encontramos varios productos, tales como: mascarillas, cremas, lociones, jabones, limpiadores y tónicos para pieles sensibles.

Quienes tienen una piel que se enrojece e se irrita con facilidad, encontrarán un gran remedio en la avena, un cereal que nutre, protege y suaviza la piel, sin exponerla a ningún daño.

Jabón artesanal de avena y miel.

¿Cuántos formatos tiene?

Es posible que, al pensar en la gran cantidad de productos que contienen avena, muchas personas se pregunten cómo es posible que exista tal variedad.

En este sentido, conviene recordar que la clave está en las distintas formas de procesar y combinar la avena. Esto da a lugar los distintos formatos que existen: salvado, grano, copos, leche y harina.