Conoce todos los beneficios que aporta el huevo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 16 noviembre, 2018
El consumo de huevo por mujeres embarazadas o lactantes es muy importante. El alto contenido de colina del huevo contribuye decisivamente al desarrollo del sistema nervioso del feto. Y, por ende, ayuda a prevenir malformaciones.

Muchas personas se preguntan si es malo comer huevo a diario. Probablemente, hayas oído decir que son tres los huevos que podemos comer a la semana. ¿Las razones? La cantidad supuestamente alta de colesterol que le aporta al organismo cuando lo ingerimos. Y esto se entiende, con cierto fundamento, como sinónimo de perjuicio a la salud.

Sin embargo, dicha opinión no se sustenta. En la actualidad, fuentes autorizadas aseguran que el huevo en sí mismo no daña la salud, sino todo lo contrario. En este artículo, te contamos los detalles.

Beneficios que reporta el huevo a la salud

Investigaciones científicas han demostrado que el huevo no altera el colesterol.

Por un lado, afirman que el huevo, consumido de manera moderada, aporta al organismo una gran cantidad de nutrientes sumamente necesarios para llevar una vida saludable.

Por otro, aseguran que es el consumo de grasas saturadas lo que realmente aumenta el colesterol en sangre.

Pero, ¿en qué alimentos se encuentra este tipo de grasas? Por ejemplo, en los lácteos enteros: quesos, yogures, leche, las carnes con grasas. Las llamadas grasas trans se encuentran, además, en la gran mayoría de golosinas, en empanadas, tortas, galletas y masas utilizadas en la repostería.

Nuevas investigaciones afirman que el consumo moderado de huevo aporta al organismo una buena cantidad de nutrientes, que son necesarios para tener una vida saludable. Lo que realmente aumenta el colesterol en la sangre es el consumo de las grasas saturadas.

Este tipo de grasas se encuentran presentes en los lácteos enteros; las grasas de alimentos como quesos, yogures, leche, las carnes con grasas; las llamadas grasas trans, que se encuentran en la gran mayoría de golosinas, en empanadas, tortas, galletas y masas utilizadas en la repostería.

Hay que prestar atención, pues, a las etiquetas de los envases, donde suele presentárselas como margarinas o aceites vegetales hidrogenados.

¿Quieres saber más? Lee: Todo lo que deberías saber sobre el colesterol. Te interesará.

¿Cuántos huevos se pueden comer al día?

Gran cantidad de estudios realizados sobre el consumo del huevo, concluyen que comer uno o dos al día no representa ningún riesgo para la salud. Es decir, que no aumenta las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Es más, el huevo posee un nutriente esencial para el funcionamiento cardiovascular y cerebral llamado colina. Este ayuda a metabolizar la homocisteína, un elemento fundamental, a su vez, en el metabolismo celular. A este último sí se lo relaciona con el aumento de enfermedades cardiovasculares.

O sea, que lejos de elevar los niveles de colesterol en sangre, el huevo ayuda a reducirlo.

Pese a todas estas evidencias, todavía hay personas que rechazan con firmeza la idea de incluirlo en su dieta habitual.

Lee también: 7 razones por las que te conviene añadir huevos en tu dieta.

 

El huevo, un alimento rico en nutrientes

sobre-los-huevos

Un huevo solo aporta 80 calorías. En cambio, contiene proteínas, colina, hierro y zinc. La mayoría de estos nutrientes se encuentran en la yema.

Las proteínas que contiene el huevo aportan los aminoácidos que nuestro organismo requiere para reconstituir sus células. Para que se tenga una idea de su gran valor nutricional, un solo huevo aporta aproximadamente 6 gramos de proteínas.

Recuerda que, entre las funciones más importantes de las proteínas, está la de contribuir a la formación del tejido muscular. Constituyen, por tanto, un componente esencial para las células; en especial, para las del sistema inmunitario. Transportan sustancias en la sangre y son parte de ciertas enzimas, hormonas y neurotransmisores.

También en la yema, se encuentran presentes dos nutrientes llamados luteína y zeaxantina. Pertenecen a la familia de los carotenoides y son antioxidantes. Es decir, ayudan a prevenir los daños visuales relacionados con el factor edad. Un ejemplo de ese tipo de daño es la degeneración macular.

El consumo de huevo por mujeres embarazadas o lactantes es muy importante. El alto contenido de colina del huevo contribuye decisivamente al desarrollo del sistema nervioso del feto. Y, por ende, ayuda a prevenir malformaciones.

De ahí la conveniencia de saber que un huevo aporta 125 mg de colina. Una mujer embarazada necesita ingerir 450 mg al día y una lactante, 550 mg.

No te pierdas: 11 cosas que suceden en tu cuerpo cuando comes huevos.

El huevo, una inestimable fuente de salud

Los huevos pueden permanecer frescos en el refrigerador o nevera durante cinco semanas aproximadamente.

Si deseamos saber que los huevos que vamos a consumir son frescos, simplemente debemos sumergirlos en un vaso con agua. Si flota, es que no está fresco. En cambio, si su yema se queda en el centro al romperlo, es que está fresco.

Como ha quedado patente, el huevo es muy saludable y está científicamente probado que no aumenta el colesterol. Antes bien, los expertos recomiendan comer hasta dos huevos diarios.

Los huevos además de nutritivos y saludables, son deliciosos y se pueden preparar de muchas formas: revueltos o pericos, cocidos, duros, fritos y fritos en agua, etc. Hay una infinidad de formas y platos en los que incorporarlos. Y todos, igualmente ricos.

No dejes de incluir el huevo en los platos que comes a diario.

Burley, R. W., & Vadehra, D. V. (1989). The Avian Egg: Chemistry and Biology. Hoboken (NJ): John Wiley & Sons Inc. Contreras Rivero, G. (2004). “El caviar mexicano. Un recurso muy consumido pero poco conocido”, Gaceta Iztacala, 245: 1. Koppmann, M. (2012) “El huevo, un abanico de aplicaciones culinarias”, Ciencia Hoy, 128 (22): 16-19.