¿Cómo hacer un desinfectante para tu hogar con aceites esenciales?

Si ya no te fías de los productos químicos para la limpieza, atrévete a preparar tu propio desinfectante en casa.

Si nos pusiéramos a calcular cuántas horas pasamos dentro de nuestra casa, nos sorprenderíamos. En algunos casos para bien y en otros quizá para no tan bien.

El hogar, la casa donde vivimos, se convierte en nuestro propio ecosistema, un espacio que tenemos que cuidar para que bacterias, gérmenes y virus no puedan hacernos enfermar.

La clave para tener una casa limpia también reside en nosotros mismos. Porque si no tenemos una buena higiene corporal y personal puede que mañana seamos nosotros los portadores de esas bacterias.

Actualmente las personas están más concienciadas de no utilizar detergentes industriales o suavizantes que sean poco ecológicos para el planeta. Al igual sucede con la gran cantidad de aerosoles o sprays que utilizamos para la limpieza del hogar.

Además, el abuso de productos muy fuertes para eliminar todo microorganismo vivo de nuestra casa puede hacernos que a la larga suframos algún tipo de alergia al haber creado un hogar demasiado aséptico.

En este artículo queremos proponerte cuáles son los mejores desinfectantes naturales que podemos realizar nosotros mismos con productos saludables y que no pondrán en peligro nuestra salud.

Son productos hechos a base de aceites esenciales, por lo que aconsejamos utilizarlos de manera regular.

Es posible realizar un desinfectante en nuestra propia casa.

Desinfectantes a base de aceites esenciales

Queremos que conozcas cómo realizar tu propio desinfectante casero y que sepas como se utiliza correctamente para que sea eficaz y poderoso en tu hogar.

Toma nota de los siguientes consejos:

Modo de uso del desinfectante natural:

  • Una de las formas más sencillas y la más común de todas es utilizarlos como si fuera un quemador de aceites esenciales.
  • Puedes añadir gotas de este desinfectante en la ropa o un pañuelo que vayas a utilizar. Lo respirarás y resultará beneficioso.
  • Puedes agregar unas gotas sobre una bombilla encendida.
  • Los puedes añadir al agua que vayas a utilizar para fregar el suelo o para limpiar los cristales.
  • Asegúrate de que la mezcla que realices no manche la ropa o las superficies. Los productos naturales tienen tintes que pueden llegar a manchar sin nosotros saberlo.
  • Intenta seleccionar las plantas ecológicas.
  • Guarda el preparado en un recipiente de spray y agítalo en cada uso.
  • Puedes utilizar tanto agua destilada como agua del grifo.

Si quieres aumentar las propiedades antisépticas del agua que sueles utilizar para limpiar tu hogar, puedes cocer hierbas como la lavanda, el eucalipto, la menta o los clavos de olor, para luego añadir esta infusión a tu agua de lavado.

Prepara tu propio desinfectante a base de aceites esenciales:

Entre los aceites esenciales que destacamos para este cometido están:

Son combinaciones de olores y hierbas que quedan muy bien entre sí, ya que unen sus beneficios y propiedades medicinales y las convierten en productos naturales importantes.

Puedes combinar más de uno, pues siempre dependerá del gusto y olfato de cada uno.

1.- Lavanda y árbol de té

Con tu botella con difusor de spray, rellena 1/4 del contenido a partes iguales con aceite esencial de árbol de té y de lavanda. El resto llénalo de agua. No te olvides de agitarlo siempre antes de cada uso.

Podemos hacer desinfectantes gracias a los aceites esenciales.

2.- Purificador de romero

Los aceites esenciales concentran en su interior las propiedades de las hierbas de las que están hechas. En este caso, mezcla una cucharada de aceite de romero con 2 vasos de agua.

Con este pequeño gesto conseguirás un desinfectante natural que ayudará a purificar el aire y a hacernos sentir de mejor humor, ya que el romero tiende a mejorar nuestro estado de ánimo.

3.- Desinfectante de tomillo

Al igual que el romero, son hierbas muy utilizadas en la cocina. Ahora podemos darle otro uso muy beneficioso.

Esta preparación es un poco más compleja que las anteriores.

  • Hierve en una olla medio litro de agua, añade el tomillo fresco o seco, un poco de vinagre y un chorrito de jabón de castilla líquido.
  • Déjalo cocer durante 1 hora a fuego medio-bajo y cúbrelo. Deja enfriar y cuela la mezcla.
  • Vierte el preparado en el recipiente de spray y ya lo tendrás listo para usar.

Te puede interesar: Usos del aceite de romero que posiblemente no conocías.

Contraindicaciones

Aunque los productos que hacemos en casa son naturales, siempre tenemos que tener en cuenta que un mal uso puede conllevar algún inconveniente o problemas de salud.

En este caso, generalmente no tendremos problemas con los aceites esenciales; sin embargo, las mujeres embarazadas y los niños pequeños tienen que prestar mayor atención, ya que pueden ser productos irritantes.

Por esta razón, aconsejamos usar casi siempre si te tienen dudas el árbol de té y la lavanda, ya que son productos muy seguros.

Como puedes comprobar, es muy sencillo preparar tu propio desinfectante natural en casa a base de aceites esenciales y agua. Conseguirás un hogar bien limpio y sin peligros de infecciones. ¿A qué estás esperando para preparar el tuyo?