Desinfectar la comida: mitos y verdades

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Bicarbonato, vinagre, agua oxigenada, limón... Se habla de muchos productos para desinfectar la comida pero no sabemos si son realmente eficaces. La higiene en la cocina, el almacenado y la temperatura de cocción son básicas para prevenir infecciones.
 

Desinfectar la comida para evitar contagios es algo que debemos hacer siempre para cuidar nuestra salud y la de los nuestros. Por esto, es importante conocer las medidas de seguridad básicas a la hora de tratar con los alimentos, ya que nos será de mucha utilidad.

Los patógenos alimentarios

Las medidas que se proponen para reducir el riesgo de infección son de aplicación general, no solo para combatir un tipo de patógeno en concreto. Según indican algunas fuentes de expertos “los alimentos no son una fuente probable de contagio de diversas enfermedades”.

Ahora bien, podría ser que los alimentos entraran en contacto con gotas de Flügge de una persona infectada y esto pudiera, a su vez, pasar a nuestras membranas mucosas. Por esto, hay que extremar la precaución y no tocarnos la boca, los ojos y la nariz con las manos.

También deberemos mantener una limpieza de manos estricta y controlar bien las temperaturas y el tiempo de almacenaje y cocción de todos los alimentos, pues estas son las claves para mantener a raya a los patógenos.

¿Es necesario desinfectar la comida?

Ante todo, debemos saber que la comida que llega a los mercados es segura y no tiene por qué causarnos problemas de salud. Todos los profesionales a lo largo de toda la cadena alimentaria toman todas las precauciones necesarias.

Así, en un principio, no es necesario pensar en desinfectar la comida para evitar contagios, sea del patógeno que sea. Sin embargo, vale la pena conocer cuál es la mejor forma de comprar, almacenar y cocinar cada tipo de alimento, ya que son estas medidas las que nos permitirán estar a salvo de posibles infecciones. 

 
Despejar tu mente en cuarentena

Lee más: ¿Cómo prevenir una intoxicación alimentaria?

Medidas de seguridad alimentarias básicas

Como ya hemos explicado y no nos podemos cansar de repetir, a la hora de comprar y manipular alimentos, es básico tener las manos, las superficies y los utensilios de cocina bien limpios. Y deberemos ser especialmente cuidadosos cuando manipulemos distintos tipos de alimentos en una misma receta. 

Con estas primeras prácticas ya tenemos mucho ganado. Después, hay que tener en cuenta algunas medidas específicas para controlar los distintos tipos de alimentos.

1. Carne y pescado

Las carnes de granja y otras preparaciones pueden ser portadoras de ciertos tipos de bacterias que podrían causarnos una toxiinfección alimentaria. Por ello, hay que manipularlas y cocinarlas correctamente.

Las medidas que hay que tener en cuenta en relación a este tipo de alimentos son:

  • Comprar carne y pescado frescos y en buen estado. Pedir que nos dejen las piezas limpias y sin vísceras.
  • Refrigerarlos rápidamente y, dentro de la nevera, mantenerlos separados de otros alimentos ya cocinados. Si no vamos a consumirlos en breve los podemos congelar.
 
  • Asegurarnos que las piezas quedan bien cocinadas en su totalidad. Las temperaturas de 75 grados en el centro del producto son suficiente. 

2. Huevos

Los huevos son un producto delicado y una de las principales vías de contagio de salmonelosisEs necesario almacenarlos a temperatura constante; por eso, es recomendable guardarlos en el frigorífico. Al contrario de lo que se hace muchas veces, no debemos lavar la cáscara, ya que ejerce una barrera protectora.

A la hora de cocinarlos con seguridad, debemos cocerlos bien –clara y yema– y guardar siempre en el refrigerador cualquier plato elaborado con huevo que vayamos a consumir más tarde.

Descubre más: ¿Conservar los huevos dentro o fuera de la nevera?

3. Frutas y verduras

Aunque sabemos que el calor y la cocción mata los posibles agentes patógenos en muchos casos, no es necesario que comamos todas las verduras y frutas frescas cocidas. Lo importante es limpiar perfectamente todas y cada una de las piezas que vayamos a consumir.

Cómo limpiar las frutas y verduras para no contagiarnos de coronavirus

Basta con frotarlas a conciencia bajo un chorro de agua. Podemos ayudarnos con un cepillo especial o bien frotar con las manos. Las secamos con papel de cocina y las almacenamos en el lugar indicado. 

 

Debemos comprar solamente aquellas frutas y verduras que estén en perfectas condiciones. Si vamos a comerlas peladas, debemos hacer la limpieza antes de pelarlas pues de lo contrario el cuchillo podría infectarlas con la suciedad de la piel. 

¿Hay que desinfectar la comida envasada?

Muchas personas se preguntan qué es lo que deben hacer con la compra una vez llegan a casa. En un principio, los envases solo pueden estar contaminados si alguna persona los ha tocado con las manos sucias o ha estornudado encima. En este sentido, hay que tener en cuenta que lo que se “contamina” o ensucia es el envase, nunca el contenido. 

Por eso, debemos aumentar la precaución de lavarnos bien las manos y no tocarnos la boca, la nariz o los ojos cuando lleguemos del exterior. Para más seguridad, se puede pasar un papel de un solo uso por los envases o una toallita húmeda. O tener la precaución de dejar los alimentos unas horas en las bolsas antes de almacenarlos en nuestra despensa. 

No es necesario desinfectar la comida, pero sí tomar unas medidas de precaución

Las medidas más seguras y recomendadas por todos los expertos son las medidas básicas de seguridad alimentaria: lavarse bien las manos y todos los utensilios y superficies de cocina; almacenar y cocinar bien los alimentos; evitar la contaminación cruzada entre ellos.

 
  • Beatriz Robles Martínez. ¿HAY QUE DESINFECTAR LA COMIDA Y LOS ENVASES PARA EVITAR CONTAGIOS? El Comidista | El País. Disponible en: https://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2020/04/16/articulo/1587043302_850699.html
  • Manual sobre las cinco claves para la inocuidad de los alimentos. Organización Mundial de la Salud. 2007.
  • Moreno M, Alarcón A. Higiene alimentaria para la prevención de trastornos digestivos infecciosos y por toxinas. Revista Médica Clínica las Condes. Setiembre 2010. 21(5):749-755.