Desinflama las articulaciones y alivia el dolor con aceite de semillas de chía

Carolina Betancourth 20 febrero, 2016
Podemos aprovechar los beneficios del aceite de semillas de chía tanto interna como externamente. Lo podemos incluir en diferentes platos o bien darnos un masaje para aliviar tensiones y nutrir la piel

En la actualidad existen muchos tipos de soluciones para dar alivio al dolor y la inflamación de las articulaciones. Los cambios en la dieta, la práctica regular de ejercicios de bajo impacto y varios suplementos están recomendados como tratamiento contra este tipo de molestias que aquejan la salud.

Entre las alternativas naturales nos encontramos con un catálogo muy amplio de alimentos, hierbas y otros ingredientes con poderoso agentes antiinflamatorios.

En esta ocasión queremos destacar el prodigioso aceite de semillas de chía, que se ha hecho muy popular por sus efectos positivos en el tratamiento de enfermedades crónicas como la artritis y la artrosis.

A continuación compartimos en detalle todos sus beneficios y la forma más conveniente de tomarlo con este fin.

Beneficios del aceite de semillas de chía

Las semillas de chía se hicieron populares hace un tiempo porque demostraron ser un gran complemento para las personas que buscaban adelgazar.

Estas son saciantes y cuentan con una riqueza nutricional que favorecen la eliminación de grasa sin someter el cuerpo a dietas peligrosas.

No obstante, más allá de tan importante beneficio, cuentan con una serie de propiedades que se pueden aprovechar a través de su aceite.

Ver también:  Beneficios y formas de añadir la chía en tu dieta

Favorece la salud cardíaca

Corazón sano, vida extensa

Consideradas como un “superalimento”, esta variedad de semillas es una de las fuentes vegetales con más riqueza en ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Cerca de un 62% es omega 3, un nutriente relacionado con la salud y protección del sistema cardiovascular.

Su consumo previene la inflamación del músculo cardíaco y estimula el flujo sanguíneo mientras conserva la elasticidad de las arterias.

No eleva los niveles de colesterol malo y actúa como un preventivo de la obstrucción por oxidación de lípidos.

Disminuye las venas várices

Como continuación al beneficio anterior, destacamos que también sirve para reducir la presencia de venas várices.

El aceite de chía cuenta con efectos vasodilatadores y anticoagulantes similares a los de la aspirina, por lo que mejora la circulación y previene la formación de trombos, arañitas vasculares y venas varicosas.

Mejora la salud cerebral

A los ácidos grasos esenciales se le suma un alto contenido de agentes antioxidantes que protegen la salud de las membranas celulares y las estructuras cerebrales.

Esto, a largo plazo, actúa como preventivo contra el deterioro de las funciones cognitivas que ocasionan enfermedades graves como el alzhéimer.

Alivia la inflamación y dolor en las articulaciones

Mujer con dolor de rodilla

La riqueza en ácidos grasos omega 3 le aporta una fuerte acción antiinflamatoria que puede ser aprovechada en el tratamiento del dolor y la inflamación articular.

Su contenido de quercetina, un flavonoide con propiedades antioxidantes, sirve para promover la eliminación de aquellas sustancias que desequilibran los procesos inflamatorios del organismo.

También cabe destacar su elevado aporte de zinc y cobre, dos minerales esenciales que estimulan la producción de colágeno y el correcto funcionamiento de las articulaciones.

Su acción en el cuerpo lucha contra los efectos dañinos de los radicales libres, moléculas asociadas con varios tipos de enfermedades.

El cobre es vital para mantener en buen estado los tendones y ligamentos, tejidos que protegen las articulaciones. Por su parte, el zinc actúa en la restauración y mantenimiento de las mismas.

Te recomendamos leer: Cómo curar el dolor en las articulaciones con cáscara de limón

¿Cómo consumir aceite de semillas de chía para aliviar las articulaciones?

Semillas de chia derramadas

La gran ventaja del aceite de semillas de chía es que su sabor permite incluirlo de múltiples formas en la dieta.

Podemos incorporarlo en recetas como:

  • Sopas.
  • Guisos.
  • Ensaladas.
  • Tostadas y panes.
  • Licuados.

Sin embargo, como el objetivo es utilizarlo como remedio contra el dolor y la inflamación articular, aconsejamos prepararlo en un sencillo tratamiento que se ha de ingerir todos los días.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de semillas de chía (14 g)
  • 6 gotas de zumo de limón

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora los dos ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta que queden homogéneos.
  • Consúmelo crudo, preferiblemente en ayunas.

Otra opción…

Para potenciar los efectos del remedio anterior es bueno considerar una terapia de masajes con este aceite.

Aunque es menos común, muchos aseguran que es efectivo para relajar y aliviar las articulaciones y músculos cansados.

¿Cómo hacerlo?

  • Coloca unas cuantas gotas del aceite sobre las palmas de tus manos y procede a masajear las áreas tensionadas.
  • Realiza una presión suave para no causar efectos negativos.

De forma adicional le estarás dando un extra de nutrición a la piel para prevenir el envejecimiento y la resequedad.

Búscalo en la tienda herbolaria más cercana y empieza a disfrutar todas las cualidades del aceite de semillas de chía incluyéndolo en tu rutina.

 

Te puede gustar