Cómo desinflamar las amígdalas naturalmente

Gracias a sus propiedades antibacterianas la miel nos ayuda a aliviar los dolores de la garganta, así como a suavizarla y a aliviar la sensación de sequedad

La amigdalitis es una enfermedad causada por virus o bacterias que se alojan en la garganta.

En este artículo podrás aprender cómo desinflamar las amígdalas naturalmente para no sufrir más este problema y también para evitarlo.

Qué saber sobre las amígdalas y su inflamación

Las amígdalas son un tejido que sirve como defensa para impedir el ingreso de gérmenes a través de los alimentos o del aire que respiramos, los objetos que nos llevamos a la boca, etc.

Cuando se exponen a ciertos microorganismos o malos hábitos es posible que se inflamen y hasta que produzcan pus por la infección.

En ese caso es que hablamos de “amigdalitis”. Los más vulnerables a sufrir esta dolencia son los niños aunque no hay una edad específica.

Entre los síntomas de la amigdalitis podemos encontrar:

  • Molestia al tragar
  • Dolor de garganta
  • Fiebre alta
  • Dificultad para respirar
  • Pus en la garganta
  • Dolor de oídos
  • Pérdida de la voz
  • Sensación de boca seca
  • Ganglios inflamados
  • Dolor en las mandíbulas
  • Dolor de cabeza
  • Decaimiento generalizado

No olvides leer: 10 alimentos que debes comer cuando tienes dolor de garganta

Remedios y tratamientos caseros para la amigdalitis

Chica garganta

Si estás sufriendo de dolor agudo en la garganta debido a la hinchazón de las amígdalas, no te preocupes.

Puedes disminuir los síntomas con los siguientes remedios naturales:

Tomillo, miel y limón

Puedes prepararlo en forma de infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de tomillo seco (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Pon a hervir el agua con el tomillo durante 5 minutos.
  • Deja reposar otros 5 minutos y cuela.
  • Añade el zumo de limón y la miel y bebe antes de que se enfríe.

Bicarbonato de sodio y limón

Bicarbonato-con-limón

Podrás limpiar las placas de pus que se “pegan” en las amígdalas y causan dolor.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (15 g)
  • El zumo de un limón

Preparación

Haz una mezcla con ambos ingredientes. Realiza gárgaras entre 3 y 5 veces al día.

Higos y miel

Conseguirás un jarabe muy bueno para el dolor de garganta en general y la amigdalitis en particular.

Ingredientes

  • 3 higos
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 poco de agua

Preparación

  • Pon a calentar los higos pelados y cortados en cubos junto con un poco de agua y la miel, removiendo bien con cuchara de madera.
  • Cuando esté bien homogéneo vierte en un frasco de vidrio con tapa hermética. Puedes guardarlo en la nevera 2 semanas.
  • Consume 1 cucharada en ayunas, otra al mediodía y otra antes de dormir durante una semana seguida.

Leche y arcilla

Consumo-de-leche-de-vaca-peligros

Este remedio casero para la amigdalitis se aplica de manera externa como cataplasma.

Ingredientes

  • ¼ taza de leche
  • 3 cucharadas de arcilla

Preparación

  • Calienta la leche y mezcla con la arcilla hasta conseguir una pasta blanda.
  • Empapa una tela gruesa con este preparado y colócala alrededor del cuello antes de que se enfríe.
  • Encima, pon una tela de algodón o lana para que se mantenga la temperatura por más tiempo.
  • Retira cuando se haya enfriado. Repite este tratamiento cada noche antes de dormir.

Romero, vino blanco y miel

Esta receta tiene la capacidad de eliminar los virus que han afectado las amígdalas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de romero seco (45 g)
  • 1 copa de vino blanco (100 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calienta el vino con el romero.
  • Cuando hierva, retira del fuego y tapa unos minutos.
  • Cuela y mezcla con la miel.
  • Haz gárgaras 3 veces al día.

Agua, sal y limón

agua con limon DorteF

El poder antiséptico del limón es realmente maravilloso y te ayudará a eliminar la placa de pus de la garganta.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • ¼ taza de agua

Preparación

Junta todo y realiza gárgaras con la mezcla resultante. Mejor si el agua está tibia.

Salvia y saponaria

Una mezcla de hierbas es muy benéfica para cualquier dolor. Las dos incluidas en esta receta tienen propiedades interesantes para aliviar el dolor de garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de salvia (15 g)
  • ½ cucharada de saponaria (7,5 g)
  • 1 taza de de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calienta el agua y deja que se realice la infusión de salvia y saponaria durante 5 minutos.
  • Deja reposar 10 minutos, cuela y endulza con la miel antes de consumir lo más caliente que puedas.

Rábano, piña y ajo

Ajo

¿Qué os parece un batido para tratar la amigdalitis? Se bebe por las mañanas en ayunas los días que sea necesario hasta reducir la inflamación.

Ingredientes

  • 1 rábano maduro
  • 3 rodajas de piña
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de agua

Preparación

  • Corta el rábano y ponlo en el vaso de la licuadora junto con los demás ingredientes.
  • Mezcla bien para que quede un batido homogéneo y bebe de inmediato.

Manzanilla y salvia

¡No podía faltar una receta que combinara estas dos plantas con tantas propiedades medicinales!

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de manzanilla (5 g)
  • 1 cucharadita de salvia (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando hierva, añade la manzanilla y la salvia y deja que infusionen durante 5 minutos.
  • Retira del fuego, tapa y deja otros 15 minutos.
  • Cuela y, cuando el líquido esté tibio, haz gárgaras cada 2 horas.

Borraja y miel

¿Cómo-preparar-la-cúrcuma-con-miel-de-abejas

Esta preparación es excelente para los dolores de garganta, pero sobre todo para cuando se inflaman las amígdalas.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 100 gramos de borraja
  • 2 cucharadas de miel (50 gramos)

Preparación

  • Hierve el agua con la borraja hasta que el líquido quede reducido a un tercio.
  • Cuela y añade la miel.
  • Haz enjuagues cada 3 horas.

Visita este artículo: Cúrcuma con miel de abejas: un remedio que no tiene precio

Batido multivitamínico para amigdalitis

Te ayudará a sentir un gran alivio en la garganta. Es un antibiótico natural con la capacidad de combatir resfriados y todo tipo de congestiones.

Ingredientes

  • ½ litro de zumo de naranja
  • 4 guayabas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 rodaja de cebolla
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Exprime el zumo, trocea las guayabas y pica finamente los ajos.
  • Echa todos los ingredientes anteriores en el vaso de la licuadora, junto con la rodaja de cebolla y la miel.
  • Mezcla todo para que te quede un batido homogéneo.
  • Bebe de inmediato.
Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar