Cómo detectar los síntomas de la migraña

Thais Guillen Otero · 16 mayo, 2014
Aunque los síntomas de la migraña pueden empeorar con el ejercicio, se recomienda realizar actividades suaves para mejorar la circulación y fortalecernos. Evita las situaciones de estrés y las aglomeraciones de gente

Antes las señoras decían: ¡Tengo una terrible jaqueca! y se pasaban las tarde acostadas con los ojos tapados y compresas frescas en las sienes; mientras los esposos pensaban que era solo dramatismo. Hoy se sabe que estos dolores de cabeza tan intensos existen realmente y son capaces de incapacitar a la persona que los sufre. El nombre de esta afección es migraña.

Pero ¿sabemos cómo diferenciar la migraña del dolor de cabeza ordinario? ¿Existe alguna manera de prever su comienzo? Continúa leyendo este artículo y conocerás cómo detectar los síntomas de la migraña.

Hablemos de la migraña

La migraña es una enfermedad neurológica que aparece más frecuentemente en mujeres entre los 15 y los 45 años. Se caracteriza por causar episodios de dolor agudo intercalados con largos períodos libres de síntomas. Lo más usual es que ocurran de 1 a 4 episodios al mes con una duración de 4 a 72 horas, en dependencia de que se realice un tratamiento o no.

Cada vez son más las personas que acuden al médico para encontrar un alivio a esta afección, por lo cual es importante que conozcan los factores que pueden desencadenar un ataque. Numerosos estudios se hallan encaminados a desentrañar los procesos neurológicos que provocan esta afección pero todavía solo se manejan distintas teorías. Lo que sí se han determinado son ciertos factores que influyen en su aparición: existe un componente genético que nos vuelve susceptibles de padecer de migraña aunque, los científicos afirman que el estilo de vida y las condiciones ambientales juegan un papel fundamental como facilitadotes de su aparición.

Factores desencadenantes de la migraña

Alimentación

Períodos de ayuno prolongado o la ingestión de alimentos como los embutidos, el chocolate, quesos añejos o fundidos, plátano, salsa de soja, café, bebidas alcohólicas y productos con aditivos y saborizantes, pueden causar una crisis de migraña en las personas susceptibles.

Horas de sueño

sueño

Los desajustes en los horarios de sueño frecuentemente ocasionan la aparición de las crisis, esto sobre todo ocurre los fines de semana, que es cuando tratamos de descansar más en las mañanas y salir a pasear hasta altas horas de la noche. Para combatir este mal se recomienda seguir una pauta regular y uniforme en las horas de descanso.

Factores psicológicos

El estrés, la ansiedad, las preocupaciones o los impactos emocionales se relacionan con el desarrollo de ataques migrañosos. El dolor puede aparecer ante o después del momento de máxima tensión. La tranquilidad es la mejor manera de prevenir la migraña.

Ciclo menstrual

Dolor menstrual

Los días previos a la menstruación suelen ser los más comunes para la aparición de migrañas. El 50% de las mujeres afectadas por este padecimiento refieren una relación entre la presencia de crisis y determinado momento del ciclo hormonal femenino. Se cree que esto se debe al descenso en los niveles de estrógenos circulantes relacionados con este proceso.

Cambios atmosféricos

Los cambios bruscos de la presión atmosférica y el viento intenso también actúan como factores desencadenantes de la migraña, aunque en ocasiones puede confundirse el dolor con el ocasionado por la cefalea tensional.

Ahora bien ¿cómo puedes diferenciar la migraña del resto de las cefaleas, pues sigue leyendo para que sepas

Cómo detectar los síntomas de la migraña

La migraña provoca un dolor muy intenso, pulsátil (o sea como un martilleo continuo) que puede afectar las mitades derecha o izquierda de la cara o, raramente, ambos lados e incluso puede extenderse hasta el cuello. Antes de la aparición de un ataque suelen aparecer síntomas premonitorios o pródromos como cambios de humor (euforia, irritabilidad), bostezos continuos, falta de atención, fatiga, lentitud en la actividad cerebral, palidez, dolores en el cuello y los músculos de la cabeza, goteo nasal o nariz tapada y deseo compulsivo de ingerir alimentos dulces.

A continuación te muestro cuáles son los síntomas para que los puedas reconocer y tratarlos rápidamente. Estos síntomas empeoran con la actividad física, normalmente los pacientes suelen retirarse a una habitación oscura y permanecer inactivos.

Síntomas de la migraña

Migraña

Sensitivos

  • Sensibilidad a la luz o fotofobia
  • Fotofobia o sensibilidad a los sonidos, sobre todo los ruidos
  • Sensibilidad a algunos olores

Gastrointestinales

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Molestias gastrointestinales

Neurológicos

Aura

Este síntoma suele aparecer en muchísimos pacientes unas horas o minutos antes del ataque, en forma de crisis transitorias con una duración variable entre 4 y 60 minutos. Se cree que aparece debido a las pequeñas contracciones que sufren los vasos sanguíneos antes de la dilatación que ocasiona la migraña.

La disminución del riego sanguíneo provoca el conjunto de signos característicos del aura:

  • Síntomas visuales: Puntos, destellos luminosos, rayos, imágenes fraccionadas o en mosaico o disminución del campo visual
  • Alteraciones de la sensibilidad: Escozor, cosquilleos u hormigueos en los labios, la lengua, la cara, los brazos o la mano.
  • Deficiencias motoras: Movimientos involuntarios de alguna parte del cuerpo, temblores, vértigo o pérdidas de la movilidad de la mitad del cuerpo. También pueden aparecer trastornos del lenguaje o dificultad para hablar.

Todos los síntomas son reversibles y desaparecen sin dejar secuela alguna.

Otros

  • Palidez
  • Cambios en la temperatura de la cabeza
  • Ansiedad, Fatiga, Palpitaciones
  • Depresión
  • Insomnio

Tratamientos para la migraña

Existen variados tratamientos para aliviar esta dolencia, aunque la primera medida que debes tomar es evitar exponerte a los factores desencadenantes que ya conoces, de esta manera estárás protegiendo tu salud. Recuerda que la migraña puede tener consecuencias muy graves. Cuídate y trata tu dolencia.

Tratamientos no farmacológicos

Cambia tu estilo de vida de forma tal que sufras la menor cantidad de ataques posibles: mantén un patrón de vida regular sobre todo con respecto a las horas de sueño y los horarios de las comidas. Se sugiere que realices ejercicios físicos que te fortalecerán y mejorarán tu circulación. Evita los lugares demasiado concurridos, así como las situaciones emocionales que eleven tu nivel de estrés.

Tratamientos farmacológicos

Son muy eficientes los agentes antiinflamatorios no esteroideos, los triptanes y la ergotamina. Los agentes antiinflamatorios como el naproxeno y el ibuprofeno son utilizados para interrumpir la migraña. Los triptanes como el sumatriptán y el zolmitriptán eliminan el dolor en un alto porcentaje de pacientes, pero tienen variados y peligrosos efectos secundarios. La ergotamina, por su parte, debe ser utilizada solo dos veces por semana porque puede ocasionar cefalea de rebote.

Medicación preventiva

Cuando los ataques ocurren más de dos veces por semana se recomienda la utilización de ciertos medicamentos como preventivos, siempre bajo prescripción médica: Betabloqueantes como el propanolol y el atenolol, bloqueadores de los canales del calcio como la flunarizina, antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina y anticonvulsivantes como el ácido valproico y el topiramato.

Ahora ya sabes cómo identificar la migraña y cómo tratarla.