Dexametasona: acciones farmacológicas y mecanismo de acción

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 16 noviembre, 2018
La dexametasona es un glucocorticoide utizado principalmente por sus propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras.

La dexametasona es un glucocorticoide utilizado principalmente por vía oral. Es utilizada para numerosos cuadros clínicos que cursan con una inflamación importante o en ciertas formas de artritis reumatoide. 

Para entender por qué es eficaz en tantas enfermedades, veremos más detenidamente los siguientes aspectos de este fármaco:

  • Mecanismo de acción.
  • Farmacocinética.
  • Acciones farmacológicas.
  • Reacciones adversas y precauciones.

Mecanismo de acción de la dexametasona

Mecanismo de acción

El mecanismo de la dexametasona es muy similar a la de los esteroides típicos. Para los corticoides existen dos tipos de receptores en el citoplasma de las células, donde van a desencadenar su acción:

  • GR o de tipo II, está ampliamente expresado y es el específico para desencadenar las acciones propias de los glucocorticoides.
  • Por otro lado, está el MR o de tipo I, que se encuentra en células epiteliales del riñón, del colon y de las glándulas salivales, y en células no epiteliales del cerebro y corazón.

Por lo tanto, la dexametasona modula la tanscripción de las proteínas necesarias para llevar a cabo su función antiinflamatoria. Esta modulación puede ser positiva, si aumenta la síntesis de una proteína determinada, o negativa si la inhibe.

Lee también: Estrógenos

Farmacocinética de la dexametasona

Este fármaco se administra tanto por vía oral como por vía tópica. Por ambas vías presenta una buena absorción.

A pesar de ello, el efecto más prolongado se conseguiría por vía intramuscular pese a que esta administración es de las más dolorosas. Otros aspectos importantes son:

  • Se une a proteínas plasmáticas, en concreto a la transcortina y a la albúmina.
  • Presenta metabolismo hepático.
  • Se elimina en un 90% por la orina.

Acciones farmacológicas

Acciones metabólicas

Acciones metabólicas

Presenta una acción hiperglucemiante, es decir, aumenta los niveles de glucosa en sangre. Además, disminuye la captación de glucosa por las células de los tejidos. También redistribuye la grasa corporal.

Tiene la propiedad de destruir proteínas, disminuyendo también la síntesis de éstas. Por otro lado, retiene el sodio y elimina el potasio.

Visita este artículo: 7 alimentos que te ayudan a estabilizar tu glucosa

Acciones musculoesqueléticas

La dexametasona puede producir debilidad muscular, fatiga o miopatía.

En cuanto al hueso, aumenta la excreción de calcio, inhibe su reabsorción y favorece la destrucción de proteínas óseas. Todo esto puede llegar a desencadenar osteoporosis u osteopenia.

Acciones antiinflamatorias

inflamación

Esta propiedad es de las más importantes de la dexametasona y se debe a su capacidad de:

  • Inhibir las manifestaciones inmediatas y tardías del proceso inflamatorio.
  • Bloquear la COX-2 encargada de la síntesis de prostaglandinas.
  • Bloquear la iNOS generador de óxido nítrico.
  • Inhibir la liberación de histamina, útil en procesos alérgicos.
  • Interferir en la función de los fibroblastos y de las células endoteliales.
  • Inhibir a la bradicinina, hormona vasodilatadora.
  • Estabilizar la membrana de los lisosomas de las células fagocíticas.

Acciones inmunosupresoras

Junto con a las acciones antiinflamatorias, son las acciones que caracterizan a la dexametasona. Este fármaco tiene una elevada potencia inmunosupresora ya que es capaz de inhibir la producción y la acción del interferón gamma de los linfocitos T.

Por otro lado, también induce la apoptosis o muerte celular de los linfocitos B en proceso de maduración y de los linfocitos T inmaduros o T maduros que están activados.

Reacciones adversas y precauciones

Reducir-la-presión-arterial

Al tener un campo de acción tan grande son numerosos los efectos adversos de la dexametasona. Uno de los más conocidos en el Síndrome de Cushing, que aparece cuando hay una elevada cantidad de glucocorticoides.

Si esta situación se da al contrario, hablamos de la enfermedad de Addison. También puede aparecer:

  • Hiperglucemia.
  • Aumento de la presión arterial por retener agua y sodio.
  • Aumento del número de infecciones por su efecto inmunosupresor.
  • Riesgo cardiovascular.
  • Osteoporosis.
  • Disminución del crecimiento en niños, ya que inhibe la hormona del crecimiento.
  • Úlcera gastroduodenal.

Por todas estas reacciones adversas se debe tener precaución a la hora de administrar el fármaco. No existe una contraindicación absoluta, pero si que se debe vigilar  su administración en pacientes que padezcan infecciones graves, insuficiencia cardíaca congestiva, osteoporosis, hipertensión, embarazo o alergia a corticoides.

En especial, se recomienda que pacientes con insuficiencia renal, glaucoma, diabetes o úlcera péptica, no tomen dexametasona.

, [336, 280]], 'div-gpt-ad-1458233387039-3').setTargeting('red', ['false']) .setTargeting('red', ['false']) .setTargeting('section', ['27']) .setTargeting('url', ['/dexametasona-mecanismo-de-accion/']) .setTargeting('topic', ['healthy']) .setTargeting('tags', ['Infeccion', 'Inflamación', 'linfocitos']) .setTargeting('marfeeltype', [getMrfP()]) .setCollapseEmptyDiv(true,true) .addService(googletag.pubads()) .setCollapseEmptyDiv(true,true); googletag.enableServices(); googletag.display('div-gpt-ad-1458233387039-3'); });

  • MedlinePlus. (2015). Dexametasona.