Dextrometorfano: qué es y cómo actúa

María Vijande 1 febrero, 2018
El dextrometorfano es un análogo de la codeína con propiedades antitusivas. Es eficaz en la mayoría de procesos catarrales excepto en aquellos que cursan con tos productiva.

El dextrometorfano es un fármaco análogo de la codeína utilizado como antitusígeno para aliviar la irritación bronquial menor como sucede en procesos catarrales.

Este fármaco es un derivado del levorfanol que presenta un éter metílico. Es una sustancia polvorienta, inodora y de color blanco amarillento. Antes de adentrarnos en profundidad en el dextrometorfano, aclararemos unos conceptos básicos sobre la tos.

¿Qué es la tos?

La tos es un acto reflejo con función protectora para evitar el bloqueo mecánico de las vías respiratorias que, si se excede a la normalidad, se convierte en una situación patológica.

Este reflejo se caracteriza por ser una contracción sinérgica y convulsiva de los músculos respiratorios torácicos y abdominales y se puede clasificar en:

  • Tos aguda: Aparece normalmente como consecuencia de un proceso bacteriano o vírico y, por lo tanto, normalmente no requiere tratamiento. Es un proceso benigno y autolimitado que desaparecerá cuando desaparezca la infección.
  • Tos crónica: Normalmente aparece como consecuencia secundaria a otras enfermedades como puede ser el EPOC o reflujo gastroesofágico.
  • Tos productiva: Este tipo de tos permite eliminar las secreciones de las vías aéreas y favorecer la expulsión de las secreción bronquial.
  • Tos seca o improductiva: En este caso, la tos es un proceso irritante que crea cierta fatiga a la persona que la tiene y puede ser peligrosa cuando es concominante con otras enfermedades como la insuficiencia cardíaca.

Una vez que tenemos estas ideas claras , veremos otras características de interés sobre el dextrometorfano como:

  • Mecanismo de acción
  • Farmacocinética
  • Reacciones adversas
  • Contraindicaciones y advertencias alcanzada

Te recomendamos leer: 4 remedios caseros para fortalecer tus pulmones y respirar mejor

Mecanismo de acción del dextrometorfano

Mecanismo de acción del dextrometorfano

La acción antitusígena del dextrometorfano tiene como objetivos disminuir el número de golpes de tos, reducir la presión intratorácica alcanzada en un golpe de tos y suprimir totalmente el acceso de tos. Esto lo consigue al unirse a los receptores μ.

Para cumplir con su objetivo, este fármaco va a actuar de forma directa, provocando una depresión del centro bulbar de la tos e induciendo una anestesia local. Con ello consigue aumentar el umbral de molestia y por tanto no producir la tos.

Farmacocinética

El dextrometorfano tiene una buena absorción oral y presenta una elevada biodisponibilidad. Este fármaco, tras su administración, empieza a desarrollar sus efectos a los 15 minutos aproximadamente, alcanzando su concentración plasmática máxima a las 2 horas. El efecto antitusivo dura alrededor de 6 horas.

Para poder ser eliminado del organismo, el dextrometorfano sufre una serie de modificaciones químicas en el hígado, por lo que se dice que presenta metabolismo hepático.

Hay que tener precaución con aquellos fármacos que se metabolicen por esta vía, y en concreto con los inductores o inhibidores enzimáticos. Este cuidado se debe a que si un paciente está siendo medicado con dextrometorfano y a su vez con algún fármaco con las características que se mencionaron, puede perder eficacia.

En el caso de que sea un inductor enzimático, el antitusivo se eliminará más rápido y deberemos aumentar sus dosis para conseguir los mismo efectos, pero ello también aumentará la probabilidad de aumentar los efectos adversos.

Por el contrario, si coadministramos dextrometrofano con un inhibidor enzimático, el metabolismo del antitusivo estará reducido, aumentando así los niveles en sangre del fármaco activo, lo que conllevará a un aumento de la potencia de los efectos. En estos casos se debería reducir la dosis.

Por estas explicaciones, si usted está tomando dextrometorfano con algún otro medicamento, es recomendable que acuda a su médico para evitar problemas.

Reacciones adversas

shutterstock_653167072

Durante el tratamiento con este antitusivo pueden aparecer, en raras ocasiones, una disminución de la capacidad de reacción o somnolencia. Estos efectos se deben tener en cuenta en el caso de que el paciente deba conducir o utilizar máquinas que requieran especial atención ya que puede ser peligroso.

Además de estos efectos, podemos observar en algunos pacientes diferentes manifestaciones desagradables como:

Cuando se han excedido las dosis y aparecen efectos tóxicos como depresión respiratoria, se debe administrar naloxona IV, y en el caso de que aparezcan convulsiones, diazepam IV o por vía rectal.

Lee también: 6 remedios para tratar la depresión naturalmente

Contraindicaciones y advertencias

Contraindicaciones y advertencias

El dextrometorfano está contraindicado es algunas situaciones en las que su administración podría provocar efectos graves o en las cuales el fármaco no es eficaz. En primer lugar, no se debe administrar a personas alérgicas a este fármaco, a niños menores de dos años ni para el tratamiento de la tos productiva (puesto que es ineficaz).

Además, se debe evitar un tratamiento concominante o en las 2 semanas precedentes con IMAOs, ISRS, bupropión, selegilina o procarbazina. A parte de ello, está contraindicado en personas que sufren de insuficiencia respiratoria o neumonía.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar