Día de la familia: el mejor regalo que nos puede dar la vida

Aunque solemos pensar que la familia es solo aquella a la que nos une un vínculo sanguíneo, lo cierto es que podemos ampliar este concepto e incluir a amigos especiales

El día 15 de mayo se celebra, tal y como lo estableció Naciones Unidas, el día de la familia.

Es costumbre, además, que cada año se enfoque esta festividad hacia un tema en concreto que, a su vez, queda vinculado con esta relación mágica entre parientes unidos o no por la sangre.

En esta ocasión, se ha decidido que la temática en la que deberíamos pensar, reflexionar y promover es “la necesidad de fomentar una vida sana y un futuro sostenible”.

Al fin y al cabo, la familia es ese primer círculo social y personal donde educamos a nuestros niños, ahí donde transmitimos valores, conductas y modelos a imitar.

Fomentar un estilo de vida sano que, además, nos permita construir un porvenir más sostenible y ecológico es, sin duda, una obligación de todos nosotros de cara a las generaciones futuras y por el bien del planeta.

Hoy en nuestro espacio te invitamos a celebrar con nosotros este día tan especial, el de la familia.

Día de la familia, un lazo que nace del corazón y que nos une al mundo

Lo importante de una familia no es vivir juntos ni coincidir en todo. Lo esencial es estar unidos a pesar de la distancia, es saber respetarse, es valorarse los unos a los otros por lo que son, por lo que han conseguido, por lo que les define.

Ser familia significa, además, “saber construir vínculos”, y ello, como ya sabemos, no siempre es fácil.

De ahí, que también seamos conscientes de que este 15 de mayo muchas personas vean con algo de escepticismo esta festividad, debido a alguna desilusión sufrida, a cualquier decepción que nos hizo dejar de creer en esta entidad primaria de la propia sociedad y del ser humano como son las familias.

Te proponemos reflexionar sobre las siguientes ideas.

Te recomendamos leer también 4 hábitos para que la relación de familia funcione

La familia no es solo cuestión de sangre, también es un acto de lealtad

familia (2)

Es posible que no te lleves bien con alguno o varios miembros de tu familia, pero eso no debe hacer que dejes de confiar en lo que significa la palabra familia.

  • Familia es una red de diversos individuos unidos por el cariño, el amor y el respeto. No es preciso que exista un componente genético. Familia son también las personas que tú eliges.
  • Los parientes nos vienen dados por un árbol familiar, pero son las relaciones que establecemos con ellos lo que erige o no el auténtico cariño y ese enriquecimiento emocional que nos aporta la felicidad.
  • A veces, una abuela o una tía se convierte en nuestra auténtica “madre” y, en ocasiones, una madre puede cumplir a su vez el rol de padre, abuelos, tíos y primos…

Cada circunstancia es única y excepcional, y es siempre nuestro corazón quien nos dicta quién es nuestra auténtica familia, ahí donde incluir también, y por qué no, a nuestros amigos.

Te recomendamos leer también “¿El amor lo cura todo”?

Grandes familias, pequeñas familias

  • Las familias tienen muchas formas, colores, nombres y dinámicas internas que solo sus miembros conocen y disfrutan.

Las hay extensas, con muchos hermanos, primos, tíos y nietos. Todos bien avenidos, todos disfrutando de esas reuniones, de esos apoyos donde no hay distancia lo bastante lejana que les impida acudir a ofrecer consuelo o ayuda.

  • Hay familias monoparentales, ahí donde un solo progenitor lleva adelante a sus hijos con valentía y muchos esfuerzos, dándolo todo por esos niños y alimentándose de esas sonrisas matinales, de esas conversaciones, de las complicidades y sueños compartidos.
ser madre es tener el corazon fuera del cuerpo

Familias, tesoros que no deben descuidarse

Es importante tener en cuenta que las familias son grandes entidades formadas por islas más pequeñas. Todos disponemos, por ejemplo, de nuestros, padres, tíos y primos.

A su vez, solemos formar nuestras propias familias con nuestras parejas, esos amigos que también se convierten en hermanos y, posiblemente, esos niños que llegan con el tiempo.

Lee también “alimenta a tus niños de amor y sus miedos morirán de hambre”

  • Las familias son tesoros que cuidar, vengan de donde vengan.

A veces, cuando ya estamos inmersos en nuestros proyectos personales con nuestros cónyuges, hijos y trabajos, descuidamos un poco a nuestros padres, a esos tíos que tanto queremos y que no visitamos tanto como deberíamos.

  • Los llevamos en el corazón, no hay duda, pero todo cariño necesita de un vínculo continuado de palabras, afectos, detalles pequeños y alegrías que regalar.
  • No los descuides. Visita, celebra reuniones, favorece la unión de los tuyos con tu familia primaria y, a su vez, con los parientes de tu pareja o incluso con los de tus amigos.

Todo ello son experiencias positivas que nos ayudan a todos a socializarnos, a construir nuevas relaciones que edifican eso que llamamos reserva cognitiva.

familia (1)

Vale la pena y es necesario atender y disfrutar de los nuestros, estar presente. Promover alegrías antes que discusiones, tener paciencia, perdonar, aunar esfuerzos y, tal y como nos sugieren este año desde las Naciones Unidas, fomentar también hábitos saludables y promover un futuro sostenible.