Día contra el maltrato infantil: proteger a los niños es responsabilidad de todos

El maltrato infantil es una realidad contra la que todos deberíamos luchar, dado que existe a muchos niveles y puede tener unas consecuencias nefastas para la salud mental del niño

El 25 de abril se celebra el día contra el maltrato infantil. Es un instante que nos debería servir para reflexionar y concienciarnos sobre una problemática donde todos podemos ser esa mano y ese brazo amigo con que ofrecer ayuda y consuelo a los niños que lo necesitan.

Se considera maltrato tanto al abuso físico y emocional hacia un menor como al propio abandono. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) una cuarta parte de los adultos de todo el mundo declara haber sufrido abusos en su infancia.

La magnitud del problema es inmensa, porque también hemos de hacer frente a esa violencia implícita defendida por muchos países. Países donde, por ejemplo, se obliga a las niñas a casarse, convirtiéndose en “mercancía” y arruinando por completo su infancia, e incluso su vida.

Pero hay mucho más, realidades tan duras como la ablación, el abandono, e incluso el bullying que viven muchos de nuestros niños y adolescentes en los colegios. Estos son claros ejemplos de lo cercano y real que es el maltrato infantil.

Día del maltrato infantil: la gravedad de un problema aún sin solución

Niña que sufre maltrato infantil

El maltrato infantil es un tema sensible que nos llena de rabia pero que, en ocasiones, no sabemos cómo afrontar. Día a día vemos en nuestros televisores o en las redes sociales noticias que no acabamos de creer y que nos enfurecen.

Niños que son armados para participar en guerras que ni entienden ni deberían presenciar. Pequeños que fallecen en conflictos bélicos como en Siria. Niños en Nigeria que son abandonados por considerarlos “brujos”. Y niñas que son sometidas a las terribles ablaciones porque así lo dicta su cultura y su religión.

Conoce la historia de Hope, un niño abandonado por ser considerado brujo

Sabemos que este tipo de cosas se nos escapan de las manos, que, en ocasiones, no basta con colaborar con organizaciones humanitarias. Todos desearíamos hacer más, y una forma de conseguirlo es empezar por nuestras realidades más cercanas.

Maltrato es todo lo que vulnera el crecimiento e integridad física y emocional de un niño

Niño maltratado por un padre alcohólico

Maltrato es decirle a un niño que “no vale para nada”. Es dejarlo solo durante todo el día. Es una humillación, un golpe. Y también es maltrato todo aquello que no se ve en la piel, pero se intuye en la mirada.

  • La OMS nos señala que cada año mueren por homicidio 41 000 menores de 15 años. No obstante, según las propias instituciones humanitarias, los datos podrían ser mucho mayores porque, en muchas ocasiones, las muertes se atribuyen a accidentes, a caídas o incluso a suicidios.
  • Un hecho que nos estamos encontrando a día de hoy es en que los índices de suicidio infantil están aumentando. Podemos recordar, por ejemplo, el caso de Diego, un niño que con solo 12 años decidió quitarse la vida por no soportar más el acoso que vivía en el colegio.

Lee también: excelente noticia, se prohíbe en Nigeria la ablación del clítoris a las niñas

El maltrato infantil se lleva a cabo en todos los espacios y en todos los países. Por ello, a pesar de que nos desesperamos por no saber qué hacer ante las injusticias cometidas con niños en otros países, es importante ser receptivos con todo lo que vemos a nuestro alrededor.

Atiende a tus hijos cuando te cuentan que un compañero de clase recibe ataques o burlas de otros niños. Escucha a tus vecinos cuando gritan a sus hijos, ya que tal vez no sea una simple regañina y esa criatura esté sufriendo también una agresión ante la cual deberíamos reaccionar.

Los traumas a causa del maltrato infantil

Niño diciendo stop bullying

El maltrato, la agresión, la humillación, el abandono crean huellas en el cerebro de un niño que difícilmente va a olvidar jamás. Los traumas en la infancia determinan el correcto crecimiento emocional de un niño.

El estrés postraumático ocasionado en su cerebro va a hacer que su personalidad derive en la indefensión, en el miedo o incluso en esos comportamientos agresivos como reacción a un recuerdo que no saben afrontar.

Nadie sale indemne de una agresión en la infancia y, por ello, hay que ofrecer recursos y apoyo a todos estos niños que han sufrido algún problema.

Es necesario darles, en primer lugar, un entorno seguro y, más tarde, es vital reforzar su autoestima, para que se sientan queridos, apoyados y valorados. Una vez sus entornos sean un espacio afectuoso, será el momento de “reconstruir sus heridas”, sus vacíos y sus traumas, para que vuelvan a abrirse al mundo.

Lee también: lo mejor para educar niños buenos es hacerlos felices

Para concluir, todos nosotros podemos aportar nuestro granito de arena contra el maltrato infantil. Basta con estar atentos y ser sensibles a las necesidades y a la integridad física y emocional que todo niño merece.