Día Mundial contra la Meningitis: una enfermedad que tiene vacuna

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
El Día Mundial contra la Meningitis se conmemora todos los 24 de abril para poner el foco en esta enfermedad que sigue estando presente. La buena noticia es que existe una vacuna para prevenir los casos bacterianos. Te lo explicamos aquí.

El Día Mundial contra la Meningitis se estableció para el 24 de abril de cada año. En los últimos tiempos, más allá de concienciar sobre la enfermedad, se ha puesto el hincapié en la vacunación.

La meningitis es una enfermedad que tiene desarrolladas vacunas para prevenir las formas bacterianas de la misma. Sin embargo, la difusión de la inmunización no es la que recomiendan las asociaciones médicas, entre las cuales se propone aumentar la base de vacunados.

Tenemos que entender que estamos frente a una patología grave. La meningitis comienza en las meninges del encéfalo, pero puede evolucionar a una sepsis y, consecuentemente, a la muerte. La tasa de letalidad de esta enfermedad ronda el 10 %, lo que significa que mueren 10 de cada 100 infectados.

Las secuelas también representan gravedad. Hasta el 30 % de los niños con meningitis quedan con retrasos madurativos y convulsiones. También se cuentan entre las consecuencias la pérdida de sentidos como la visión y la audición.

Las vacunas contra la meningitis son para detener el Haemophilus influenzae tipo B, los meningococos y el neumococo. Todas estas bacterias son las grandes causantes de la enfermedad en términos bacterianos. Algunos países incluyen todas estas inmunizaciones en su calendario oficial, mientras que otros solo algunas.

Pero también la información es importante en el Día Mundial contra la Meningitis, ya que, según registros de la Asociación Española de Pediatría, más del 30 % de las personas no sabe que la meningitis se previene. Esta desinformación representa un obstáculo para la difusión de las inmunizaciones.

¿Qué es la meningitis?

El Día Mundial contra la Meningitis es una oportunidad para hablar de esta enfermedad que consiste en la inflamación de las meninges. Estas son capas de tejido que recubren el encéfalo, separándolo de los huesos del cráneo, y la médula espinal, separándola de las vértebras.

Cuando las meninges se inflaman, presionan otras estructuras y de ahí se derivan los síntomas. La tríada clásica de la meningitis se conforma por fiebre, cefalea y cuello rígido. Justamente, una de las pruebas clínicas para sospechar la enfermedad es intentar movilizar el cuello del paciente.

En los niños pequeños, menores de 2 años, es más difícil el diagnóstico. Se sospecha, a veces, cuando la fiebre se combina con un llanto incontrolable y aparece cierta rigidez en la parte posterior de la nuca. Pero, como bien decimos, puede pasar un tiempo muy valioso hasta detectarlo.

dolor y rigidez en el cuello por meningitis b

Sigue leyendo: 6 síntomas de la meningitis que los padres no deberían pasar por alto

Causas de la meningitis

Si nos referimos a causas infecciosas de la meningitis, tenemos que establecer tres grandes grupos: las bacterias, los virus y los hongos. En el Día Mundial contra la Meningitis, son estas causas en las que se centraliza la atención. Las meningitis bacterianas son prevenibles con las vacunas.

Las bacterias que típicamente concentran la mayoría de los casos son tres:

  • Meningococo: el nombre oficial de la bacteria es Neisseria meningitidis. Tiene su población objetivo entre los adolescentes, sobre todo. Suele ser noticia cuando hay epidemias en comunidades cerradas o de contacto, como las escuelas y los hogares de ancianos.
  • Neumococo: el Streptococcus pneumoniae es la bacteria que, en estos tiempos, más meningitis bacterianas causa en los bebés. Se trata de un microorganismo que no solo genera meningitis, sino que también se vincula a las neumonías y a otros cuadros respiratorios.
  • Haemophilus influenzae: por último, este patógeno dejó de ser la causa más frecuente entre niños menores de 2 años cuando se difundió su vacunación. Es el claro ejemplo de la efectividad de las campañas de vacunación.
día mundial contra la meningitis y vacunación
La meningitis es un buen ejemplo de enfermedades prevenibles con vacunas

Descubre más: El síndrome meníngeo

Vacunas contra la meningitis

Pasan los años, y la vacunación no deja de ser el método con más eficacia del que disponemos para detener las enfermedades infecciosas. La meningitis, por supuesto, es un testigo más de esto.

En el Día Mundial contra la Meningitis se reafirma la necesidad de elaborar calendarios de vacunación que contemplen todas las alternativas. A las vacunas para el Haemophilus y el neumococo, se deben agregar las del meningococo, que básicamente son dos:

  • Versión conjugada para las cepas ACWY.
  • Para el serogrupo B.

Además, resulta clave que la población se informe de estas vacunas e inmunice a sus hijos. La existencia de poblaciones sin vacunar es caldo de cultivo para que la meningitis bacteriana continúe en el mundo. Esos remanentes de personas sin la inmunización propician la mutación de los microorganismos a formas salvajes que sortean las defensas de las vacunas.

Día Mundial contra la Meningitis y contra la desinformación

Las campañas del Día Mundial contra la Meningitis pretenden informar sobre los beneficios de las vacunas. Estamos ante una enfermedad que es muy prevenible, pero que depende en esa prevención de los colegios médicos, del compromiso político para instalar la capacidad de vacunación necesaria y de la comunidad misma.

  • LaForce, F. Marc, et al. "Lessons from the meningitis vaccine project." Viral immunology 31.2 (2018): 109-113.
  • McGill, Fiona, et al. "Acute bacterial meningitis in adults." The Lancet 388.10063 (2016): 3036-3047.
  • Basta, Nicole E., and Hannah Christensen. "4CMenB vaccine effectiveness: reasons for optimism." The Lancet 388.10061 (2016): 2719-2721.