Diagnosticando la fibromialgia: todo lo que debes saber

Para diagnosticar la fibromialgia de la mejor manera posible se debe realizar un estudio del paciente basado en los síntomas que padece.

Para entender cómo se puede diagnosticar la fibromialgia, primero debemos conocer, en rasgos generales, en qué consiste esta enfermedad.

La fibromialgia, conocida también por las siglas FM, es una enfermedad crónica y complicada que transcurre con dolores generalizados y un agotamiento profundo, además de otros síntomas variados.

¿Qué sabemos sobre la fibromialgia?

A parte de la anterior definición, debemos saber, como su nombre indica, que la fibromialgia afecta principalmente a los tejidos del cuerpo. ”Fibro” deriva de tejidos fibrosos como los tendones o los ligamentos, ”mios” de los músculos y ”algia” de dolor.

Es importante diferenciarla de la artritis, ya que para diagnosticar a fibromialgia deberemos tener en cuenta que esta enfermedad no causa dolor o hinchazón de las articulaciones, sino que lo produce en los tejidos blandos de alrededor de ellas y en todo el cuerpo.

La fibromialgia, a pesar de ser más común en mujeres adultas, también puede afectar a niños, a ancianos y a hombres. Las mujeres representan cerca del 80% de los casos de fibromialgia. Además, también afecta a mujeres de cualquier edad y a todas las razas del mundo .

Ver también: Cómo tener tendones y ligamentos más fuertes

Síntomas de la fibromialgia

Síntomas de la fibromialgia

El síntoma más claro que desencadena esta enfermedad es dolor o ardor generalizados. Muchos pacientes lo han descrito como un dolor de pies a cabeza.

Su severidad varía de día a día y, puede cambiar de lugar, llegando a ser más intenso en aquellas zonas del cuerpo más activas, como por ejemplo, cuello, hombros o pies.

Muchas veces el dolor existente es tan intenso que interfiere en las tareas diarias y ordinarias. El dolor generalizado se establece cuando afecta a los cuatro cuadrantes del cuerpo.

Otro síntoma característico que puede ayudar también a diagnosticar la fibromialgia es el agotamiento. Éste va desde una sensación de un ligero cansancio hasta el agotamiento de una enfermedad como puede ser la gripe.

Sin embargo, afortunadamente, la fibromialgia no es una enfermedad que incapacite o que afecte a la longevidad de las personas.

Otros síntomas relacionados

Los pacientes con FM sufren uno o más de los siguientes síntomas típicos:

  • Anquilosamiento: los pacientes pueden sufrir rigidez en el cuerpo, sobre todo por la mañana, después de permanecer sentado por períodos prolongados, de estar de pie sin moverse o por cambios de temperatura.
  • Dolores de cabeza o de la cara: puede ser debido a los músculos del cuello o de los hombros, que irradian el dolor hacia arriba.
  • Trastornos de sueño: aunque estas personas duerman las horas necesarias, es posible que al despertarse se sigan sintiendo cansados. Además, también pueden sufrir insomnio.
  • Malestar abdominal: muchos pacientes sufren de trastornos digestivos, dolores abdominales, estreñimiento o diarrea. Todos estos síntomas se agrupan bajo el nombre del ”síndrome del colon irritable”.
  • Problemas genito-urinarios: puede ocurrir que aumente la frecuencia o la urgencia de orinar sin tener infección de vejiga. . En las mujeres la FM puede originar que los períodos menstruales sean más dolorosos o que los síntomas de esta enfermedad se agraven durante este tiempo.
  • Parestesia: sufrir entumecimiento u hormigueo.
  • Problemas de piel.

¿Cómo se sabe si el paciente sufre de fibromialgia?

Cómo se sabe si el paciente sufre de fibromialgia

Hoy en día  no existe una prueba que nos ayude a diagnosticar la fibromialgia. En la mayoría de los casos, los profesionales entrenados en el diagnóstico de esta enfermedad pueden diagnosticarla con relativa facilidad basándose en los siguientes criterios del Colegio Americano de Reumatología.

El primer punto consiste en saber si existe un dolor crónico, generalizado, músculo-esquelético por más de 3 meses en cada uno de los cuatro cuadrantes del cuerpo, ya que se considera dolor generalizado cuando afecta a los cuatro cuadrantes del cuerpo como hemos mencionado antes.

Los cuatro cuadrantes del cuerpo son la parte de arriba y abajo de la cintura y ambos lados del cuerpo.

Por otro lado, se debe tener constancia de que no existe otra enfermedad sistémica, es decir, que afecte a todo el cuerpo, que pudiera ser la causa del dolor, como por ejemplo la artritis. Además de esta, también podrían ser el lupus eritrematoso sistémico o problemas de la glándula tiroides.

La última base para diagnosticar la fibromialgia es la existencia de múltiples puntos sensibles al dolor, conocidos también como puntos de extrema sensibilidad, en sitios característicos.

Te recomendamos leer: Cómo quitar el dolor muscular sin tomar analgésicos

Los puntos sensibles de la fibromialgia

Ejercicio número 3

Hay 18 puntos sensibles que los médicos examinan a la hora de diagnosticar la fibromialgia.

De acuerdo con los requisitos del Colegio Americano de Reumatismo, para que a un paciente se le pueda diagnosticar fibromialgia debe padecer de al menos 11 puntos de estos 18. Para diagnosticarlo, se aplica aproximadamente 4kg de presión a varios puntos y el paciente debe indicar cuales son los más sensibles.