Diazepam: qué es y para qué se utiliza

Los fármacos que actúan disminuyendo la actividad del sistema nervioso central son ampliamente utilizados para trastornos que implican alteraciones en las concentraciones de neurotransmisores.

El diazepam es un medicamento del grupo de las benzodiacepinas. Actúa en el sistema nervioso central con efectos ansiolíticos, sedantes y anticonvulsivos. Es de acción prolongada y su uso está muy extendido dentro de los trastornos de ansiedad, convulsiones epilépticas y trastornos febriles o como relajante muscular.

¿Cómo actúa el diazepam?

Focos epileptógenos

El diazepam es un depresor del sistema nervioso central, es decir, disminuye la actividad de los circuitos neuronales. Actúa principalmente en el sistema límbico, tálamo e hipotálamo.  Esta acción depresora se debe a que el diazepam potencia la acción de un neurotransmisor inhibidor llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA).

Los neurotransmisores son sustancias químicas que participan en la comunicación neuronal, conectando unas neuronas con otras y facilitando la transmisión de señales necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Dicho de otra forma, cuando una neurona recibe una señal, la transmite a la siguiente mediante la liberación de un neurotransmisor. Éste produce dos cambios en la segunda neurona:

  • Activación. Si el neurotransmisor es excitador o activador, haciendo que la señal siga transmitiéndose.
  • Inhibición. Si el neurotransmisor es inhibidor, provocando que cese la transmisión de la señal.

Por lo tanto, el diazepam, junto a otras benzodiacepinas, va a tener una acción depresora o inhibitoria del sistema nervioso central al favorecer la acción del neurotransmisor GABA. Los niveles de este neurotransmisor son anormalmente bajos en algunas patologías psiquiátricas como son la depresión, ansiedad y epilepsia, de donde se pueden deducir los efectos ansiolíticos y anticonvulsionantes de las benzodiacepinas como el diazepam.

¿Quieres conocer más? 6 hábitos recomendados para regenerar las neuronas

Administración del diazepam

Administración del diazepam

El diazepam es una benzodiacepina de acción larga, su vida media es de unas 30-60 horas. Se puede administrar por distintas vías:

  • Vía oral, con una absorción muy rápida. En los medicamentos utilizados por vía oral hay que tener en cuenta que la acción no es instantánea ya que comienza cuando el medicamento se absorbe en el sistema digestivo, principalmente en el estómago y primeros tramos del intestino.
  • Vía rectal, útil en forma de microenemas (solución líquida que se administra por vía rectal). Es una forma muy utilizada en las convulsiones pediátricas dada su rápida acción.
  • Vía intravenosa, con una acción muy rápida, aproximadamente a los 5 minutos de la adminsitración.
  • Vía intramuscular, cada vez menos utilizada ya que la absorción es lenta cuando se administra por esta vía.

Una vez en la sangre se redistribuye ampliamente por todos los tejidos. Atraviesa la barrera hematoencefálica que separa el sistema nervioso del resto del organismo, de ahí que pueda utilizarse para trastornos del sistema nervioso como la ansiedad o la epilepsia. También traspasa la barrera placentaria llegando a los tejidos fetales, hecho que hay que tener en cuenta si se administra en mujeres embarazadas y durante la lactancia, ya que también llega a la leche materna.

El metabolismo del diazepam es principalmente hepático, por lo que hay que tener cuidado en su administración junto con otros medicamentos de metabolismo hepático o con alcohol, o en pacientes con algún tipo de patología del hígado, como cirrosis o insuficiencia hepática.

Te recomendamos leer: 7 cosas que es mejor evitar cuando sufras ANSIEDAD

Indicaciones del diazepam

Indicaciones del diazepam

  • Tratamiento de la ansiedad: se utiliza principalmente de forma oral, con distintas dosis en función de la edad del paciente y el grado de ansiedad. Si ésta es muy intensa, se puede recurrir a la administración intravenosa.
  • Tratamiento de la abstinencia. Puede ser causada por una adicción al alcohol o por adicción a las benzodiacepinas. Se emplea la vía intravenosa, a veces son necesarias altas dosis en los primeros días de abstinencia. También aparece en el tratamiento del delirium tremens, un cuadro que aparece en casos graves de síndrome de abstinencia del alcohol etílico que cursa con alucinaciones y otras distorsiones de la realidad.
  • Relajante muscular: se utiliza vía oral o intravenosa para contracturas musculares de distinta naturaleza. Se incluyen aquí aquellas patologías que cursan con contracturas reflejas, en las que el músculo permanece contraído de forma continua debido a un mecanismo de defensa del mismo. Un ejemplo característico es el cólico renal, en el que se contrae la musculatura abdominal de forma refleja, o las tortícolis.
  • Anticonvulsivo: las benzodiacepinas son uno de los grupos de medicamentos conocidos como antiepilépticos, uilizados de forma eficaz en el tratamiento de la epilepsia. También se utilizan en convulsiones no epilépticas, como en las convulsiones febriles o en las convulsiones inducidas por drogas. En este caso la administración rectal puede ser útil, sobre todo en las convulsiones febriles infantiles.
  • En procedimientos médicos que requieren sedación, como una endoscopia, por su efecto hipnótico
Alicia

Estudiante de Medicina. La cultura es aquello que queda cuando todo lo demás se va, así que vamos a cultivarla.

Ver perfil
Te puede gustar