Qué dice el color de tu orina sobre tu salud

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 28 noviembre, 2018
Aunque generalmente suele variar del amarillo al transparente según el grado de hidratación, el color de nuestro orina también puede indicarnos diferentes carencias o la presencia de alguna alteración

El color de tu orina puede ser de lo más revelador si lo que buscas es analizar tu estado de salud.  Ahora, gracias al trabajo llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Cleveland Clinic, en Ohio (Estados Unidos), podemos conocer cómo se encuentra nuestra salud, en función del color de la orina.

El estudio incorpora un infograma que ayuda a visualizar rápida y claramente los colores que puede tener la orina y, por ende, indica la posibilidad de tener alguna condición médica. Dentro del rango de colores que se barajan se pueden observar desde un tono transparente, pasando por amarillos traslúcidos y claros, hasta los tonos más oscuros.

Pero lejos de estos cromas más habituales, hay que tener en cuenta que se pueden presentar tonalidades menos comunes. De rosadas a rojas, naranja, verdes, e incluso moradas, y su significado irá cambiando en función del tono.

Los pigmentos y otra serie de compuestos que se encuentran en diferentes alimentos y medicamentos son capaces de modificar el color de la orina.

Color de tu orina

Aprende a Identificar el color de tu orina

Orina incolora o transparente

Si tu orina presenta este color, quizá pueda deberse a que estás tomando una cantidad de agua demasiado elevada.  En cantidades excesivas, el H2O puede llegar incluso hasta intoxicarnos; por lo que se debe limitar su ingesta a no más de 2 litros diarios. 

Orina amarilla

Existen diferentes tonalidades que pueden indicar aspectos muy distintos:

  • Amarillo pálido: refleja una adecuada hidratación, por lo que resulta ser el tono más recomendable.
  • Amarillo oscuro: señala que tu cuerpo se encuentra menos hidratado que en el anterior caso, por lo que es recomendable beber más agua.
  • Ámbar o miel: tu cuerpo no está recibiendo el agua que necesita, por lo que deberías ingerir más cantidad de líquido.
  • Jarabe o cerveza negra: si tienes la orina de este color significa que podrías tener una enfermedad hepática, o un severo cuadro de deshidratación, si es el caso, visita a tu médico.
Señales de la orina

Orina roja

Si has comido remolachas o arándanos últimamente, es normal que tu orina adquiera tonos rojizos. Si no los has comido, puede ser que el tono se debe a sangre en la orina.

Por tanto, en todo caso lo más recomendable es que visites a tu médico para descartar graves problemas como enfermedades renales, tumores o infecciones.

Orina color naranja

La orina de color naranja puede deberse a varias causas:

  • No estar suficientemente hidratado.
  • No llevar una alimentación equilibrada y adecuada.
  • Presencia de algún tipo de enfermedad hepática.
Cambios en la orina

Orina color azul o verde

Si este es el color de tu orina, debes visitar a tu médico. El color verde o azulado de la orina se puede deber a una condición genética poco común (hipercalcemia), o a la ingesta de algunos alimentos o como efecto de determinados medicamentos.

Orina efervescente o con espuma

Si es ocasional, no hay ningún problema. Si persiste, puede significar exceso de proteínas en tu dieta, o una enfermedad renal. Como en los casos anteriores, lo mejor será consultar con el especialista.

Orina morada

Aunque según los especialistas de la Cleveland Clinic no existe tal color de orina, hay estudios que indican que sí. Puede darse tras la cateterización de pacientes, por lo general, mujeres con problemas renales.

Orina blanca

Si la orina tiene ciertas partículas blanquecinas significa que hay presencia de infección bacteriana.

Cabe destacar que la orina del hombre también puede tener un color blanquecino tras el sexo. Esto ocurre sobre todo en los hombres de edades más avanzadas.

Casos en los que se debe consultar al médico de inmediato

Si el color de tu orina coincide con estos casos lo mejor será que consultes a tu médico con la mayor rapidez posible:

  • Si observas un color anormal de la orina que no desaparece.
  • En el caso de que observes sangre en la orina. Aunque sea una sola ocasión, es suficiente para ponerse en contacto con un especialista.
  • En los casos en los que la orina sea de color marrón oscuro o de color rosado, rojo o marrón humo que no se debe a un alimento ni medicamento.
  • Si ves que tu orina, además, tiene una textura muy espesa o “burbujeante”. Esto podría significar un problema en los riñones.
  • Si observas olores muy fuertes durante un período largo de tiempo también es recomendable que acudas a un especialista cuanto antes.
  • Aycock, R. D., & Kass, D. A. (2012). Abnormal urine color. Southern Medical Journal. https://doi.org/10.1097/SMJ.0b013e31823c413e
  • Kavouras, S. A., Johnson, E. C., Bougatsas, D., Arnaoutis, G., Panagiotakos, D. B., Perrier, E., & Klein, A. (2016). Validation of a urine color scale for assessment of urine osmolality in healthy children. European Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1007/s00394-015-0905-2
  • Armstrong, L. E., Maresh, C. M., Castellani, J. W., Bergeron, M. F., Kenefick, R. W., LaGasse, K. E., & Riebe, D. (1994). Urinary Indices of Hydration Status. International Journal of Sport Nutrition. https://doi.org/10.1123/ijsn.4.3.265
  • Raymond, J. R., & Yarger, W. E. (1988). Abnormal urine color; differential diagnosis. Southern Medical Journal. https://doi.org/10.1097/00007611-198807000-00008