Diente de león, un milagro de la naturaleza para tu salud

Valeria Sabater 26 septiembre, 2016
El sabor amargo del diente de león ya nos da una pista de sus propiedades depurativas y beneficiosas tanto para el hígado como para la vesícula biliar

El diente de león no es la clásica “mala hierba” que salpica nuestros campos y jardines. En absoluto. Lo creamos o no, existen muchas tradiciones alrededor de esta planta perenne de la que se aprovecha, en especial, su raíz.

Pier Andrea Mattioli, médico de la época renacentista, dijo del diente de león que “quien se frotara con ella, sería bendecido para siempre”.

Su simbolismo adquiere ya connotaciones mágicas cuando, llegada la última fase del ciclo del diente de león, se convierte en esa delicada esfera salpicada de pequeñas semillas.

Basta una leve brisa para que su receptáculo con las “cipselas” se disemine en sutil equilibrio y belleza.

Dice la leyenda popular que, si soplamos un diente de león, nuestros deseos se cumplen.

Ahora bien, más allá de las tradiciones y las leyendas hay algo que es seguro. El diente de león es una de las plantas más medicinales que nos ha regalado la naturaleza.

A continuación te lo explicamos.

Diente de león, algo más que simples deseos

Nos hemos acostumbrado tanto a verla a nuestro alrededor que no le damos importancia.

Los amantes de las plantas naturales saben bien lo que esconden sus hojas, sus raíces. En los países del Mediterráneo, por ejemplo, es habitual preparar ensaladas de dientes de león. Se disfruta de un ligero sabor amargo exquisito.

Descubre esta infusión de hierbabuena para aliviar los gases estomacales

Asimismo, los brotes tiernos se pueden consumir con aceite de oliva virgen extra, o incluso en ricos platos salteados con ajo. Las opciones son múltiples y los beneficios excepcionales.

No obstante, veamos con detalle sus propiedades. Estamos seguros de que, tras conocerlas, ya no podrás resistirte al diente de león.

mujer-soplando-un-diente-de-león

Diente de león, rico en vitaminas

Solemos obtener vitaminas de las frutas y los vegetales. Sin embargo, las plantas naturales son todo un tesoro en nutrientes.

  • El diente de león es una fuente muy rica de beta-caroteno, que convertimos en vitamina A en nuestro hígado.
  • También nos aporta vitamina C, fibra, potasio, hierro, calcio, magnesio, cinc y fósforo.
  • Incluirir de forma regular diente de león en nuestras ensaladas, nos ayudará a elevar los niveles de las vitaminas del complejo B e incluso un poco de la vitamina D.
  • Como dato que tener muy en cuenta te diremos que el diente de león contiene más proteínas que las espinacas.
  • De hecho, es un alimento que se ha consumido desde hace miles de años como recurso para tratar la anemia, el escorbuto o los llamados “problemas de la sangre”.

Ahora bien, hay un detalle que no debemos pasar por alto. No recolectes dientes de león de campos que no conozcas o de zonas urbanas.

Es común que los efectos químicos de la polución, la contaminación o los pesticidas les quiten por completo sus beneficios.

Lo más adecuado es comprarlos en tiendas de producción orgánica o, simplemente, cultivarlos en casa.

Diente de leon

El diente de león optimiza las funciones básicas de tu cuerpo

El diente de león actúa como un laxante suave que promueve la digestión, estimula el apetito y equilibra las bacterias naturales y beneficiosas de tus intestinos.

  • Además, aumenta la producción de bilis para ayudarnos a digerir mejor las grasas.
  • Por otra parte, si sueles padecer alguna que otra infección de orina, no lo dudes. Prepárate adecuadas infusiones de diente de león.
  • Es un diurético muy efectivo que nos ayuda a eliminar la carga de desechos, la sal y el exceso de agua mediante el aumento de la producción de orina.
  • Asimismo, el diente de león también tiene la capacidad de equilibrar los niveles de sodio y potasio en el cuerpo.

En nuestro espacio ya te hemos comentado en más de una ocasión que el diente de león es una de las mejores plantas para cuidar de nuestra salud hepática.

Descubre cómo tomar té verde para conseguir el máximo beneficio

Sus antioxidantes, su poder para facilitar la eliminación de toxinas y para restablecer la hidratación y el equilibrio electrolítico lo hacen único.

Depura el hígado y el colon

¿Sufres hipertensión? ¿Tu médico te ha dicho que tienes el colesterol elevado? Entonces mejora tus hábitos de vida y toma cada día una infusión de esta planta natural.

  • Tanto la fibra, el potasio  o la vitamina C del diente de león nos permiten regular la presión arterial, así como el LDL o colesterol malo.
  • El diente de león nos aporta ácidos grasos esenciales, antioxidantes y fitonutrientes. Todo ello nos ayuda a reducir la inflamación de nuestro organismo.
  • Es ideal si padeces problemas hepáticos o alguna dolencia en la vesícula biliar.

Descubre también los principales síntomas de que tu hígado está sobrecargado

Como dato final, te recomendamos lo siguiente. Puede que el diente de león tenga un sabor amargo. Puede que no podamos disponer de sus hojas o raíces durante todo el año.

Sin embargo, cuando sea la temporada, consúmelo en tus ensaladas. Tu salud lo va a agradecer. Asimismo, no te olvides de disfrutar de saludables infusiones con esta planta después de la comida principal del día.

Te puede gustar