Dieta de 7 días contra la retención de líquidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 3 diciembre, 2018
Es conveniente seguir esta antes de épocas de calor o bien cuando sintamos una mayor retención de líquidos en nuestro organismo. Asimismo, podemos mantener alguna de estas costumbres para prevenirla

Muchas personas padecen sobrepeso por culpa de la retención de líquidos,  causa de hinchazón y malestar en determinadas partes del cuerpo.

No obstante, la buena noticia es que podemos eliminar el exceso de líquidos con una alimentación adecuada.

En este artículo presentamos una dieta de 7 días para combatir la retención de líquidos de manera natural, y que  permitirá reducir volumen, sentirte más ligero y ganar salud.

¿Qué es la retención de líquidos?

Retención-de-líquidos

La retención de líquidos o edema puede ser una patología o bien una dilatación temporal de las venas debida a un exceso de calor.

En caso de ser patológica puede estar relacionada por problemas circulatorios, cardíacos, hepáticos o renales, lo que nos obliga a acudir al médico para que realice un diagnóstico y tratamiento oportuno.

La podemos identificar porque está relacionada con una subida de peso sin motivo aparente, con un aumento de volumen o hinchazón en determinadas partes del cuerpo, como la cintura, las piernas o los tobillos.

Aunque no siempre está relacionada con el sobrepeso, lo cierto es que la obesidad puede conllevar también una retención de líquidos.

No olvides leer: Jugo de pera para combatir la retención de líquidos

Dieta de 7 días

Esta dieta específica de 7 días para combatir la retención de líquidos nos va a permitir notar un gran alivio en una semana, a pesar de que lo más recomendable es incorporar buenos hábitos que podamos mantener siempre, para no volver a sufrir el edema después de esta dieta.

Es excelente para cualquier persona, ya que se caracteriza por sus propiedades depurativas y para mejorar la función de los riñones y el hígado.

Es muy recomendable realizarla antes de las épocas más calurosas del año o bien en algún momento que sintamos más la retención de líquidos.

Siempre recomendamos acudir al médico antes de realizar cualquier tratamiento, en especial si sufrimos alguna enfermedad o estamos tomando medicación.

Pautas generales

A continuación compartimos algunos consejos generales que serán cuestiones clave durante esta semana:

  • Suprimiremos por completo la sal de mesa o refinada de nuestra alimentación. La sustituiremos por cantidades moderadas de sal marina, o sal del Himalaya.
  • Evitaremos también el consumo de alimentos que ya contengan sal, como galletas saladas, panes o frutos secos salados.
  • Potenciaremos el sabor de los platos con condimentos naturales como especias (cayena, curry, pimentón, etc.), vinagre, zumo de limón, hierbas aromáticas (albahaca, orégano, tomillo, etc.).
  • Evitaremos consumir azúcar o alimentos azucarados, ya que pueden causarnos más necesidad de comer dulce.

Por las mañanas

Por las mañanas

Empezaremos el día bebiendo dos vasos de agua tibia o caliente con el zumo de medio limón.

Veinte minutos después nos prepararemos un batido.

Ingredientes

  • 1 rama de apio
  • 1 pera
  • 1 rodaja de piña fresca
  • ½ pepino
  • Una pizca de jengibre fresco o en polvo
  • 1 cucharada de aceite de coco virgen extra (15 g)
  • 1 vaso de bebida de avena (200 ml)

Preparación

Batiremos bien los ingredientes y nos lo tomaremos a pequeños sorbos. Si tenemos más hambre durante la mañana podemos tomarnos unas tostadas de pan integral con aguacate, acompañadas de un té verde.

Al mediodía

Para comer elegiremos de entre las siguientes opciones:

Primer plato

  • Gazpacho o zumo de verduras casero
  • Crema de verduras o ensalada

Segundo plato

  • Carne
  • Pescado
  • Legumbres
  • Huevo

Todos los platos pueden ir acompañados con arroz integral como guarnición.

Postre

  • Compota de manzana
  • Piña fresca
  • Gelatina de agar agar.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 razones por las que incluir gelatina en tu dieta

A media tarde

Cola-de-caballo

Tomaremos siempre una infusión de cola de caballo, que tiene propiedades diuréticas y remineralizantes. 

Si tenemos hambre, podemos merendar un yogur con frutos secos o una pieza de fruta.

Por la noche

Para cenar no debemos abusar de las cantidades y debemos intentar cenar lo más temprano posible. Elegiremos entre las siguientes opciones:

Primer plato

  • Gazpacho o jugo de verduras casero
  • Sopa
  • Crema de verduras
  • Ensalada

Segundo plato

  • Pescado o pollo a la plancha
  • Huevo
  • Queso fresco bajo en sal

Podemos acompañarlos con un poco de pan o arroz integral.

Postre 

  • Manzana
  • Pera
  • Un puñado de frutos secos

Si la dieta nos funciona, al terminar la semana podemos mantener algunos de estos buenos hábitos para prevenir la retención de líquidos de manera continuada.

Rodríguez Cuenca, J. V. (2006). Problemas circulatorios y metabolicos. In Las enfermedades en las condiciones de vida prehispánica de Colombia.