Qué dieta es adecuada para la etapa de embarazo

Okairy Zuñiga · 5 junio, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 4 junio, 2019
Durante la etapa de embarazo, es necesario pensar en lo que comerás y las cantidades. Revisa esta guía y resuelve las dudas más comunes.

La etapa de embarazo es una de las más alegres y emocionantes para muchas mujeres y sus parejas. Sin embargo, una vez que ha pasado la emoción inicial llega el momento de pensar en lo que comerás y las cantidades.

Es importante recordar que todo lo que incluyas en tu dieta puede influir en el proceso de formación y desarrollo del feto. Por ello, es recomendable que te asegures de consumir alimentos de buena calidad a lo largo de todo el proceso de gestación.

Un error común es pensar que se debe comer por dos. La realidad es que solo necesitas hacer ajustes en los nutrientes que consumes, pero no doblar las calorías. Toma nota de las consideraciones a tener en la etapa de embarazo.

Ácido fólico

El primero de los elementos al que debes prestar mucha atención durante la etapa de embarazo es el ácido fólico. También se le llama folato y es una vitamina del grupo B. Su objetivo es prevenir defectos en el cerebro del feto y en el cordón umbilical.

 

Es muy común que los médicos receten un suplemento de folato en el momento en que se descubre el embarazo. Te recomendamos tomarlo de la forma que te indique y por el tiempo asignado. Por lo regular, se recomiendan de 400 a 600 microgramos.

Además de tomar el suplemento indicado, incluye en tu dieta de forma regular vegetales de hoja verde, frutas cítricas, cereales fortificados, frijoles, pasta y pan integral.

Calcio

Otro elemento vital durante la etapa de embarazo es este mineral. Su relevancia se debe a que asienta las bases para la formación de huesos en el feto y dientes durante el crecimiento del bebé.

Cuando no consumes la suficiente cantidad de calcio durante el embarazo, pones en riesgo tu propia salud. Esto se debe a que tu organismo tomará el calcio que encuentre en tu cuerpo. Eso incluye el de tus huesos y dientes.

Si mantienes tu ingesta de calcio deficiente, estarás acelerando o provocando la aparición de osteoporosis. Lo ideal es que consumas entre 1000 y 1300 miligramos de calcio al día.

En caso de que tu consumo sea inferior, tu médico puede recetarte algún suplemento. Si no te lo receta, recuerda que puedes pedirle algunas sugerencias.

La mejor opción para obtener calcio de forma natural es consumiendo:

  • Leche
  • Yogurt
  • Jugos fortificados con calcio
  • Vegetales verdes
  • Sardina con huesos
  • Quesos

Leer también: 5 posturas que te ayudarán a quedar en embarazo

Hierro

Durante la etapa de embarazo, es necesario consumir 27 miligramos de hierro al día. Este es el doble de la cantidad requerida habitualmente. El hierro es importante para generar los glóbulos rojos necesarios para producir la sangre de tu bebé.

Carnes rojas magras que aportan hierro.

Cuando no consumes la cantidad de hierro apropiada, puedes experimentar anemia, cansancio excesivo e infecciones. Para evitar que esto ocurra, procura consumir:

  • Frijoles
  • Carnes frías
  • Chícharos
  • Cereales fortificados con hierro
  • Vísceras de animales

Proteína

El consumo de proteínas no suele ser un problema durante la etapa de embarazo, pero es importante que la tengas en mente. Este nutriente es vital para la formación del cuerpo del feto. Una deficiencia podría ocasionar problemas en la formación de órganos tan importantes como el corazón y el cerebro.

Las mejores proteínas que puedes consumir son las magras, por ejemplo: nueces, pavo, frijoles, huevos, pollo, soja y derivados.

Leer también: ¿Qué son las proteínas magras y cuáles son sus aportes a la dieta?

Productos que debes evitar en la etapa de embarazo

Mujer bebiendo café.

  • Cafeína: no es del todo negativo el consumo de cafeína, pero debes asegurarte de no superar los 200 mg al día. En exceso podría ocasionar nacimientos prematuros y problemas de hipertensión.
  • Alcohol: es recomendable no consumir nada de alcohol. En esta etapa ocasiona problemas de adicción, abortos espontáneos y problemas físicos.
  • Pescado con altos niveles de mercurio: aunque el pescado es una carne magra, y por lo tanto, se recomienda su consumo, es mejor evitar algunos tipos. Entre ellos están la carne de tiburón, el marlin y similares. Estos suelen tener mercurio en su carne, un elemento que altera la formación del sistema nervioso, riñones y cerebro.
  • Carne cruda: el consumo de carne cruda es más común de lo que podríamos pensar. Algunos ejemplos son el sushi, los ceviches y los huevos en batido. Como adulto, estas no ocasionan problemas severos. Sin embargo, el feto puede verse afectado por las bacterias que contienen estas carnes.   

En cualquier caso, es recomendable que cuando estéis intentando quedaros embarazados o ya lo estéis, visitéis a vuestro médico y le hagáis consultas acerca de vuestra alimentación. Te indicará lo más adecuado para ti y para tu bebé.

  • Mehta, S. H. (2008). Nutrition and pregnancy. Clinical Obstetrics and Gynecology. https://doi.org/10.1097/GRF.0b013e31816fda53
  • Haggarty, P., Campbell, D. M., Duthie, S., Andrews, K., Hoad, G., Piyathilake, C., & McNeill, G. (2009). Diet and deprivation in pregnancy. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1017/S0007114509990444
  • Marangoni, F., Cetin, I., Verduci, E., Canzone, G., Giovannini, M., Scollo, P., … Poli, A. (2016). Maternal diet and nutrient requirements in pregnancy and breastfeeding. An Italian consensus document. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu8100629
  • Muktabhant, B., Lawrie, T. A., Lumbiganon, P., & Laopaiboon, M. (2015). Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD007145.pub3