Dieta adecuada para personas con reflujo

El reflujo gastroesofágico no es una dolencia grave, pero puede llegar a ser molesto. Te indicamos los alimentos más recomendados para evitarlo, así como algunos consejos adicionales. Aprende algunas dietas para tratar el reflujo

El reflujo gastroesofágico es una dolencia que afecta a muchas personas al comer. El esófago no es un simple músculo, porque tiene un músculo alrededor que siempre está cerrado y que al abrirse permite el ingreso de los alimentos en el estómago. Sirve para evitar que el ácido estomacal “suba”, es decir, el reflujo.

Hay varios alimentos que nos pueden ayudar con este problema. Aprende en este artículo cuál es la dieta adecuada para personas con reflujo.

¿Qué saber sobre el reflujo?

Cuando el músculo que recubre el músculo se debilita, empiezan los síntomas porque el ácido comienza a pegar en las paredes del esófago. Los signos de que sufres de reflujo son: acidez, gusto amargo o ácido en la boca. Este trastorno se denomina “ERGE” (enfermedad por reflujo gastroesofágico).

Hay varios factores por los cuáles puede aparecer el reflujo, pero sobre todo los alimentos.

Las dietas que están diseñadas para evitar la aparición del reflujo son simples de seguir. Los pacientes pueden comer todos los grupos de alimentos con algunas excepciones. Es preciso que se consuma más cantidades de vitamina C (en lo posible suplementos si es que la persona no tolera los tomates, las naranjas o los ajíes).

reflujo2

El músculo del esófago se puede debilitar por más de una razones.

Algunas recomendaciones para tratar el reflujo que pueden ser útiles para dejar de lado los síntomas:

  • Evita el uso de tabaco porque la nicotina debilita y relaja el músculo
  • Evita comer chicle o dulces que sean muy duros porque aumentan la cantidad de aire que se traga, lo que causa la aparición del reflujo
  • No te acuestes muy rápido después de comer por la noche y en lo posible evita comer alimentos muy pesados en la cena. Se aconsejan tres horas de espera.
  • Evita las ropas muy ajustadas o agacharte o hacer esfuerzos después de las comidas
  • Come porciones pequeñas pero con mayor frecuencia

reflujo3

  • Si tienes sobrepeso, trata de adelgazar o al menos reducir algunos kilos, porque la obesidad aumenta las posibilidades de tener reflujo
  • Eleva la cabecera de la cama unos 15 cm
  • Trata de no comer demasiadas patatas fritas, lácteos enteros (leche sobre todo), chocolates, aceites, pimienta, cremas y comida rápida
  • Los zumos cítricos, el café, el té y las bebidas gaseosas irritan el esófago (se recomienda evitarlos)
  • No consumas demasiados alimentos ácidos y picantes
  • Haz ejercicio ligero una o dos horas después de comer
  • Modera la cantidad de alcohol que consumes, no te excedas de más de 2 vasos al día en el caso de las mujeres y 3 de los hombres. En lo posible tratar de no beber
  • Trata de dormir de tu lado izquierdo, porque es donde se encuentra el estómago. Evita el lado derecho, boca arriba o boca abajo.

Grupos alimentarios permitidos en los casos de reflujo

Los que padecen reflujo deben consumir y/o evitar los siguientes grupos alimenticios:

  • Lácteos y derivados

Los recomendados son leche sin lactosa, yogur light y leche descremada; los que se deben evitar son la leche con chocolate o la leche entera.

  • Vegetales

Todos están permitidos, excepto el jitomate.

reflujo4

  • Frutas

Se aconseja consumir manzana, melón, fresa, plátano, durazno y pera. Para evitar, los cítricos (uva, piña, naranja, pomelo, limón)

  • Panes y granos 

Se recomiendan todos los panes hechos con leches bajos en grasas y se prohíben los que están creados con leche entera.

  • Carnes 

Se aconsejan las carnes bajas en grasas, pescado, pavo y pollo. Evita el tocino, la piel de pollo, las carnes frías o grasosas.

  • Grasas y aceites

No se recomienda ningún alimento con estas características, pero sobre todo los de origen animal.

  • Postres y dulces

Se permiten los que están hechos con menos de tres gramos de grasa. Se deben evitar los chocolates y los postres preparados con grasas o aceites en cantidad.

  • Bebidas

Se aconseja todo lo que es descafeinado, el té (que no sea de menta), los zumos (a excepción de los cítricos) y el agua. Se debe evitar alcohol, café, té de menta, bebidas minerales.

  • Sopas

Están recomendadas sólo las bajas en grasa y se deben evitar la sopa de pollo, las cremosas o las que tienen leche.

reflujo5

Suplementos naturales para tratar el reflujo

En la siguiente lista encontrarás los mejores remedios naturales para tratar el reflujo:

  • Vinagre de manzana: debes añadir dos cucharadas de café o 10 ml en una taza de agua, mezclar bien y beber tres veces al día.
  • Zumo de zanahoria o col: debes beber una taza por día.
  • Plantas digestivas: pueden ser el romero, el laurel, la salvia o el tomillo, como condimento o especias de las comidas diarias.
  • Papaya: consumir todos los días esta fruta, sobre todo por la mañana ayuda a digerir las proteínas.

reflujo6

  • Bicarbonato de sodio: una cucharada sopera (o 5 ml) disuelto en un vaso de agua alivian los síntomas
  • Jengibre: corta algunas rodajas de jengibre e hierve en abundante agua por algunos minutos. Bebe como si fuera un té, añadiendo miel para endulzar.

reflujo7

  • Almendras: deben estar crudas para ayudar a balancear el pH estomacal y además incorporar calcio si es que no puedes beber leche.
  • Aloe vera: bebe 60 ml de la savia del aloe vera con agua todos los días.
  • Agua tibia con limón: lo has de consumir en ayunas, 15 minutos antes de desayunar para balancear los niveles de acidez del sistema digestivo.
  • Té de manzanilla: controla los síntomas del reflujo. También puede ser de Trigonella.

Una dieta diaria puede incluir manzanas rojas, raíz de jengibre, hojas de albahaca, té de hierbas, semillas de hinojo, mostaza amarilla y pepinillos.

Imágenes cortesía de I am, Emilian Robert Vicol, IRRI Photos, Mike Haller, Koon, Miheco, Siona Karen.

Ver también: 

  • Pacheco-Galván, A., Hart, S. P., & Morice, A. H. (2011). Reflujo gastroesofágico. Archivos de Bronconeumología. https://doi.org/10.1016/j.arbres.2011.02.001
  • Diaz de Rojas, F., Castello Tapias, M., & Marino Negrón, M. (1991). OMEPRAZOL Y ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFAGICO [2]. Gastroenterología y Hepatología. https://doi.org/10.1016/j.theochem.2004.11.037
  • Brizuela, R., García, I., & León, C. (1995). Efectos del café sobre la mucosa esofágica. Revista Cubana de Medicina Militar.
  • Calvet, X., & Villoria, A. (2013). [Esophageal diseases: gastroesophageal reflux disease, Barrett’s esophagus, achalasia and eosinophilic esophagitis]. Enfermedades Esofagicas: Enfermedad Por Reflujo Gastroesofagico, Esofago de Barrett, Acalasia y Esofagitis Eosinofilica. https://doi.org/10.1016/S0210-5705(12)70031-6