Dieta adecuada para personas con reflujo

Yamila Papa Pintor · 27 marzo, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 10 enero, 2019
El reflujo gastroesofágico no es una dolencia grave, pero puede llegar a ser molesto. Te indicamos los alimentos más recomendados para intentar mejorar los síntomas, así como algunas claves adicionales.

El reflujo gastroesofágico es una dolencia que afecta a muchas personas. El esófago tiene un músculo alrededor que siempre está cerrado y que al abrirse permite el ingreso de los alimentos en el estómago. Sirve para evitar que el ácido estomacal “suba”, es decir, el reflujo.

Se recomienda acudir al médico para que recete el tratamiento oportuno, pues la afección puede ir desde una molestia leve a otras más graves donde se podrían necesitar medicamentos más fuertes o cirugía.

En ocasiones, para controlar la molestia de la enfermedad por reflujo gastroesofágico se recomiendan cambios en el estilo de vida, pues algunos hábitos, como el alcohol o el tabaco, empeoran la situación.

También hay varios alimentos que nos podrían ayudar con este problema. Por ello, en este artículo te daremos algunas claves sobre la dieta más adecuada para personas con reflujo.

¿Qué saber sobre el reflujo?

Cuando el músculo que recubre el estómago se debilita empiezan los síntomas, porque el ácido comienza a pegar en las paredes del esófago. Los signos del reflujo son: acidez, gusto amargo o ácido en la boca. Este trastorno se denomina “ERGE” (enfermedad por reflujo gastroesofágico).

Hay varios factores por los que puede aparecer el reflujo, uno de ellos son los alimentos. Las dietas que están diseñadas para evitar la aparición del reflujo son simples de seguir.

Los pacientes pueden comer todos los grupos de alimentos con algunas excepciones. Según una investigación, la ingesta de alimentos fritos o grasos suele tener una respuesta negativa. Mientras que la vitamina C, los cerales, la fruta y los huevos experimentan un menor riesgo de sufrir esta afección.

reflujo2

El músculo del esófago se puede debilitar por más de una razón. Algunas recomendaciones para evitar los factores de riesgo del reflujo que pueden ser útiles para dejar de lado los síntomas:

  • Evita el uso de tabaco porque la nicotina debilita y relaja el músculo.
  • No te acuestes justo después de cenar y en lo posible evita comer alimentos muy pesados en la cena.
  • Evita las ropas muy ajustadas.

reflujo3

  • La obesidad podría aumentar las posibilidades de tener reflujo. Se ha observado que los pacientes reportan mejoría cuando pierden peso.
  • Algunos alimentos suelen provocar la afección. Trata de no comer demasiadas patatas fritas, lácteos enteros, chocolates, aceites, pimienta, cremas y comida rápida. También se recomienda evitar los zumos cítricos, el café, el té y las bebidas gaseosas.
  • No consumas demasiados alimentos ácidos y picantes.
  • Haz ejercicio ligero una o dos horas después de comer
  • Evita beber alcohol. Se ha comprobado que existe una asociación potencial entre el consumo de alcohol y el riesgo de padecer esta afección.

Grupos alimentarios permitidos en los casos de reflujo

Aunque se suelen administrar medicamentos para mejorar los síntomas, los médicos también suelen recomentar algunos cambios en la dieta. Por ello, es muy importante que consultes con el especialista cuáles son los alimentos que debes consumir para intentar mejorar la afección.

Si padeces reflujo, estos son algunos consejos sobre la dieta que te pueden ayudar. Eso sí, lo mejor es que consultes antes con tu médico.

  • Lácteos y derivados

Los recomendados son leche sin lactosa, yogur light y leche descremada; los que se deben evitar son la leche con chocolate o la leche entera.

  • Vegetales

Todos están permitidos, excepto el tomate.

reflujo4

  • Frutas

Se aconseja consumir manzana, melón, fresa, plátano, durazno y pera. Pero es mejor evitar, los cítricos, como la uva, piña, naranja, pomelo, limón.

  • Panes y granos 

Se recomiendan todos los panes hechos con leches bajas en grasas, pero se recomienda evitar aquellos que están hechos con leche entera.

  • Carnes 

Se aconsejan las carnes bajas en grasas, pescado, pavo y pollo. Evita el tocino, la piel de pollo, las carnes frías o grasosas.

  • Postres y dulces

Se deben evitar los chocolates y los postres preparados con grasas o aceites en cantidad.

  • Bebidas

Se aconseja todo lo que es descafeinado, el té (que no sea de menta), los zumos (a excepción de los cítricos) y el agua. Se debe evitar alcohol, café, té de menta, bebidas minerales.

reflujo5

Suplementos naturales para mejorar los síntomas

En la siguiente lista encontrarás algunos remedios naturales que se han venido usando en los casos de reflujo. Aunque no existen realmente pruebas que indiquen que su consumo sea eficaz.

  • Plantas digestivas. Algunos estudios sugieren que el uso de algunas plantas como el algarrobo o el mirto pueden mejorar los síntomas del reflujo.
  • Papaya. Se han observado efectos positivos del consumo de papaya en personas con estreñimiento, acidez estomacal y síntomas del síndrome del colon irritable.

reflujo6

  • Bicarbonato de sodio. Según un estudio, el tratamiento con omeprazol/bicarbonato sódico no es más efectivo que el omeprazol en el tratamiento del reflujo gastroesofágico. Sin embargo, podría aliviar los síntomas.
  • Jengibre. Se cree que el jengibre también podría actuar como agente gastroprotector. Puedes cortar algunas rodajas de jengibre y hervir en abundante agua por algunos minutos. Bebe como si fuera un té, y añade si quieres miel para endulzar.

reflujo7

  • Aloe vera. El aloe vera podría ser un remedio seguro y eficaz para mejorar los síntomas de reflujo. bebe 60 ml de la savia del aloe vera con agua todos los días.
  • Té de manzanilla. Puede controlar los síntomas del reflujo. También puede ser de Trigonella.

Conclusión

Una dieta diaria puede incluir manzanas rojas, raíz de jengibre, hojas de albahaca, té de hierbas, semillas de hinojo, mostaza amarilla y pepinillos. Sin embargo, la alimentación no siempre es suficiente, pues la causa podría ser otra. Si el malestar persiste siempre se debe consultar con un especialista.

  • Pacheco-Galván, A., Hart, S. P., & Morice, A. H. (2011). Reflujo gastroesofágico. Archivos de Bronconeumología. https://doi.org/10.1016/j.arbres.2011.02.001
  • Diaz de Rojas, F., Castello Tapias, M., & Marino Negrón, M. (1991). OMEPRAZOL Y ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFAGICO [2]. Gastroenterología y Hepatología. https://doi.org/10.1016/j.theochem.2004.11.037
  • Brizuela, R., García, I., & León, C. (1995). Efectos del café sobre la mucosa esofágica. Revista Cubana de Medicina Militar.
  • Calvet, X., & Villoria, A. (2013). [Esophageal diseases: gastroesophageal reflux disease, Barrett’s esophagus, achalasia and eosinophilic esophagitis]. Enfermedades Esofagicas: Enfermedad Por Reflujo Gastroesofagico, Esofago de Barrett, Acalasia y Esofagitis Eosinofilica. https://doi.org/10.1016/S0210-5705(12)70031-6