Dieta AIP para ayudar a controlar las enfermedades autoinmunes

Daniela Echeverri Castro · 17 septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 16 septiembre, 2020
El protocolo autoinmune (AIP) es un tipo de dieta cuyo objetivo es mitigar la inflamación, el dolor y otra variedad de manifestaciones clínicas de las enfermedades autoinmunes. ¿En qué consiste? ¡Sigue leyendo!

La dieta AIP, también conocida como «dieta del protocolo autoinmune (AIP)», es un modelo de alimentación que ha ganado bastante popularidad en los últimos años. Consiste en evitar el consumo de ciertos alimentos durante varias semanas con el fin de observar los cambios a nivel de salud.

Como lo expone un artículo publicado en Inflammatory Bowel Diseases, su objetivo es contribuir al control de la inflamación, el dolor y otros síntomas de patologías autoinmunes, como la enfermedad inflamatoria intestinal y la enfermedad celíaca, entre otros. ¿Qué debes saber al respecto?

¿En qué consiste la dieta AIP?

El protocolo autoinmune (AIP) es una dieta de eliminación que implica no comer ciertas variedades de alimentos durante varias semanas para observar los efectos que causa en la salud, sobre todo ante la presencia de enfermedades autoinmunes, como la psoriasis, la artritis reumatoide, el lupus y la enfermedad inflamatoria intestinal, entre otros.

Estas patologías cursan con síntomas que van desde dolores en las articulaciones hasta fatiga, dolor abdominal, diarrea, daños en los nervios y confusión mental. Si bien su origen es multifactorial y abarca factores genéticos y ambientales, una de las hipótesis las asocia con los daños de la barrera intestinal. A su vez, esto se vincula al consumo de algunos alimentos.

Justamente, la dieta AIP propone eliminar y reemplazar dichos alimentos por opciones abundantes en nutrientes que contribuyen a «reparar» el intestino y promover el equilibrio de su microbiota. Además, sugiere la eliminación de productos como los que contienen gluten o lactosa, pues a menudo son los que causan respuestas inmunes anormales en personas sensibles.

Psoriasis en cuero cabelludo.
Las enfermedades autoinmunes de la piel suelen vincularse a “disparadores” presentes en los alimentos.

Fases de la dieta AIP

El protocolo autoinmune (AIP) tiene cierto parecido con la popular dieta paleo; de hecho, algunos expertos lo catalogan como una extensión dicho modelo de alimentación. En cualquier caso, la variante AIP es un poco más estricta y consta de dos fases principales.

Fase de eliminación

En la primera fase de la dieta AIP se realiza la eliminación de alimentos y medicamentos que pueden estar vinculados a la inflamación intestinal o a los desequilibrios en la microbiota. Para ello, se tienen en cuenta los productos que a menudo causan alergias y reacciones indeseadas. Por ejemplo:

  • Cereales.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Vegetales solanáceos.
  • Huevos.
  • Lácteos.
  • Aceites vegetales.
  • Aditivos alimentarios.
  • Azúcares refinados.
  • Café.
  • Alcohol.
  • Tabaco.
  • Productos procesados.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco y aspirina en dosis altas.

Por supuesto, en lugar de estos, se fomenta el consumo de productos frescos y abundantes en nutrientes, sin dejar de lado los alimentos fermentados o con algún contenido de probióticos. Asimismo, se hace énfasis en mejorar el estilo de vida a través de técnicas de relajación, actividad física y una mejor calidad del sueño.

La duración de esta fase puede extenderse hasta que la persona sienta una mejoría de sus síntomas. A menudo, esto puede tomar entre 30 y 90 días. Sin embargo, hay quienes sienten los efectos a partir de la semana 3.

Descubre: Las enfermedades autoinmunes más frecuentes

Fase de reintroducción

Tan pronto como se percibe una mejoría de los síntomas de la enfermedad autoinmune, se inicia la fase de reintroducción que consiste en incorporar de manera gradual los alimentos evitados, uno a la vez, de acuerdo al nivel de tolerancia de la persona.

Lo que se pretende lograr en esta etapa de la dieta es reconocer aquellos alimentos que pueden ser detonantes de la sintomatología del trastorno. Además, se busca reintroducir los que no causan ningún síntoma, para asegurar una dieta más variada y completa.

Cada alimento se reintroduce poco a poco, con un lapso entre 5 y 7 días entre uno y otro. Este periodo es suficiente para determinar si alguno de los síntomas reaparece tras el consumo. Aquellos que se toleren bien se pueden seguir incorporando en la dieta. Los demás, deben dejarse por fuera.

Pasos para la reintroducción de los alimentos

Para hacer la reintroducción de los alimentos en la dieta AIP es necesario seguir algunos pasos. Asimismo, hay que saber elegir un momento adecuado, en circunstancias que no provoquen inflamación. Por tanto, tras una mala noche de sueño o en momentos de estrés, es mejor postergarlo.

De ser posible, es ideal introducir los alimentos que tienen concentraciones más bajas de la sustancia que puede detonar las molestias. Por ejemplo, en el caso de los lácteos, lo idóneo es empezar con los fermentados como el yogur. Los pasos son los siguientes:

  1. Elegir el alimento que se quiere reintroducir. Luego, consumirlo varias veces al día en el día elegido para la prueba. Una vez hecho esto, se vuelve a evitar por completo durante 5 o 6 días.
  2.  Comer una pequeña cantidad del producto y esperar unos 15 minutos para comprobar si hay reacciones.
  3. Si hay algún síntoma, la prueba debe finalizar y habrá que evitar el alimento. De no ser así, se consume una prueba más grande, sin dejar de observar los efectos durante 2 o 3 horas más.
  4. En caso que no haya síntoma alguno, se puede ingerir una porción normal del mismo alimento. Luego, se evita por 5 o 6 días para reintroducir otro.
  5. Repetir el procedimiento. 

Alimentos permitidos y prohibidos en la dieta AIP

Para que la dieta AIP dé buenos resultados, es necesario respetar las recomendaciones que tiene sobre los alimentos permitidos y prohibidos. Respecto a esto, hay que tener presente que son muchas las restricciones, por lo que lo ideal es asesorarse con un profesional en nutrición para evitar deficiencias.

Alimentos permitidos

  • Vegetales variados, excepto los que pertenecen a la familia de las solanáceas y las algas.
  • Pescados y mariscos de alta calidad, con abundante contenido de omega 3.
  • Frutas frescas, en porciones moderadas.
  • Alimentos fermentados y probióticos (kombucha, kimchi , chucrut, encurtidos y kéfir de coco).
  • Carnes magras e hígado de res.
  • Aceite de oliva, de coco y de aguacate.
  • Hierbas y especias que no sean derivadas de semillas.
  • Edulcorantes naturales, como la miel, en cantidades moderadas.
  • Caldo de hueso.
  • Té verde y té negro.

Alimentos prohibidos

  • Solanáceas, como tomates, papas, pimientos y berenjenas.
  • Granos (arroz, trigo, avena, cebada, centeno y derivados).
  • Legumbres.
  • Productos lácteos.
  • Aceites vegetales (excepto los mencionados en los posibles).
  • Café.
  • Huevos.
  • Frutos secos y semillas.
  • Alcohol.
  • Aditivos alimentarios, como azúcares refinados y grasas trans.

¿La dieta AIP funciona?

Hasta la fecha, las evidencias científicas sobre la dieta AIP siguen siendo limitadas. Pese a esto, hay estudios que sugieren que puede disminuir la inflamación y las manifestaciones clínicas de algunas enfermedades autoinmunes. Veamos en detalle.

Coadyuvante contra el intestino permeable

Aquellos que padecen enfermedades de tipo autoinmune suelen tener un intestino permeable. Según las investigaciones, hay un vínculo entre la inflamación y la permeabilidad del intestino. De este modo, la persona puede sufrir un trastorno inflamatorio.

Al respecto, los hallazgos han determinado que la dieta AIP, al contribuir al alivio del intestino permeable, disminuye el grado de inflamación y sus síntomas asociados. Aún así, son necesarias más investigaciones.

Complemento contra los síntomas de los trastornos autoinmunes

En complemento a lo anterior, cabe destacar que este protocolo de alimentación ha dado resultados positivos contra los síntomas de trastornos autoinmunes, como el síndrome del intestino irritable y la tiroiditis de Hashimoto. Incluso, se observó una reducción de la inflamación de entre el 29 % y el 68 %.

Control médico de la glándula tiroides.
La dieta AIP demostró efectividad en trastornos tiroideos, como la tiroiditis de Hashimoto.

No dejes de visitar: ¿Cómo tratar las enfermedades autoinmunes?

¿Cuáles son las desventajas de la dieta AIP?

La principal desventaja de la dieta AIP es que es un modelo de alimentación restrictivo, sobre todo en su fase de eliminación. Esta situación no solo la hace difícil de seguir, sino que puede no ser apta para todos.

Por otro lado, la persona puede atravesar episodios de ansiedad o aislamiento social por las propias restricciones alimentarias. Sin una planificación adecuada, también puede conducir a deficiencias nutricionales de cuidado.

Entre otras cosas, no hay total garantía de que este protocolo reduzca la inflamación y la sintomatología de las enfermedades autoinmunes. Aún así, muchos llegan a experimentar sus efectos positivos.

Consultar al nutricionista es la mejor opción

De entrada, parece que adoptar la dieta AIP es simple si se tienen en cuenta sus reglas. No obstante, es un protocolo que debe adoptarse con mucho cuidado, ya que implica restricciones alimentarias relevantes.

Por lo anterior, es fundamental consultar al nutricionista o al médico para recibir toda la información necesaria sobre esta dieta. El profesional ayudará a determinar si resulta conveniente esta alimentación y cómo planearla de forma adecuada para evitar efectos adversos. ¡Tenlo en cuenta!

  • Konijeti GG, Kim N, Lewis JD, et al. Efficacy of the Autoimmune Protocol Diet for Inflammatory Bowel Disease. Inflamm Bowel Dis. 2017;23(11):2054-2060. doi:10.1097/MIB.0000000000001221
  • Mu Q, Kirby J, Reilly CM, Luo XM. Leaky Gut As a Danger Signal for Autoimmune Diseases. Front Immunol. 2017;8:598. Published 2017 May 23. doi:10.3389/fimmu.2017.00598
  • Vojdani A. Molecular mimicry as a mechanism for food immune reactivities and autoimmunity. Altern Ther Health Med. 2015;21 Suppl 1:34-45.
  • Chandrasekaran A, Groven S, Lewis JD, et al. An Autoimmune Protocol Diet Improves Patient-Reported Quality of Life in Inflammatory Bowel Disease. Crohns Colitis 360. 2019;1(3):otz019. doi:10.1093/crocol/otz019
  • Abbott RD, Sadowski A, Alt AG. Efficacy of the Autoimmune Protocol Diet as Part of a Multi-disciplinary, Supported Lifestyle Intervention for Hashimoto's Thyroiditis. Cureus. 2019;11(4):e4556. Published 2019 Apr 27. doi:10.7759/cureus.4556
  • Chandrasekaran A, Groven S, Lewis JD, et al. An Autoimmune Protocol Diet Improves Patient-Reported Quality of Life in Inflammatory Bowel Disease. Crohns Colitis 360. 2019;1(3):otz019. doi:10.1093/crocol/otz019
  • Campbell AW. Autoimmunity and the gut. Autoimmune Dis. 2014;2014:152428. doi:10.1155/2014/152428