Cómo hacer una dieta antiinflamatoria para tratar el ácido úrico

Daniela Castro 26 junio, 2018
El modelo de alimentación que propone una dieta antiinflamatoria sugiere evitar los alimentos con purinas para facilitar el control del ácido úrico. Te contamos en detalle en qué consiste.

La acumulación de ácido úrico en el organismo puede ser el detonante de una serie de alteraciones inflamatorias que afectan la calidad de vida. La adopción de una dieta antiinflamatoria es una de las mejores medidas para evitar sus efectos y estabilizarlo.

Esta condición, también llamada hiperuricemia, se origina por la degradación de las purinas que suelen provenir de algunos alimentos. Si bien el organismo las metaboliza y elimina mediante el trabajo renal, a veces puede sufrir alteraciones porque no consigue descomponerlas.

Como consecuencia se forman unos cálculos de urato que pueden incidir en la aparición de piedras renales, ataques de gota y dolores articulares. Además, en muchos casos se relacionan con problemas metabólicos e hipertensión arterial.

¿Cómo se hace una dieta inflamatoria para combatir el ácido úrico? Es primordial conocer qué se permite y qué no. A continuación te contamos en detalle en qué consiste y cuáles son las pautas que propone para hacerle frente a este problema.

Dieta antiinflamatoria para tratar el ácido úrico: lo que debes saber

El tratamiento actual contra el exceso de ácido úrico incluye el consumo de algunos fármacos. Sin embargo, la medida principal para estabilizar sus niveles en la sangre sigue siendo la alimentación. ¿Por qué razón?

Comida saludable para controlar el ácido úrico.

Los alimentos que se incorporan en la dieta pueden actuar para bien o para mal contra este problema. Mientras que algunos aumentan la concentración de purinas, otros apoyan el proceso metabólico para eliminarlas del organismo.

A través de una dieta antiinflamatoria se propone un plan ligero para obtener los nutrientes que se requieren contra esta condición. Por lo tanto, se sugiere evitar al máximo las posibles fuentes de ácido úrico, para dar prioridad a alimentos alcalinizantes.

Propósitos de la dieta antiinflamatoria

Una dieta antiinflamatoria para tratar el ácido úrico tiene tres objetivos principales: regular el pH de la orina, controlar el consumo de purinas y disminuir la ingesta de fructosa. La consideración de estos facilita la descomposición de esta sustancia para revertir sus efectos.

Leer también: Prepara un alcohol de hierbas para calmar los dolores articulares

Regular el pH de la orina

Los riñones son los órganos que se encargan de filtrar el ácido úrico de la sangre para promover su eliminación a través de la orina. Por eso, cuando hay algún tipo de descontrol, es importante cambiar el pH de la orina para favorecer su expulsión. ¿Cómo?

  • Incrementando el consumo de agua e infusiones saludables.
  • Potenciando la ingesta de alimentos basificantes como vegetales, patata y fruta.
  • Reduciendo el consumo de fuentes de ácido úrico o acidificantes como los refinados, azúcares, huevos y productos de origen animal (carne, vísceras, pescado).
  • Limitando el consumo de sal y cocinando en casa.
  • Evitando por completo las bebidas alcohólicas, incluyendo cerveza y vino.

Consumo de purinas

En toda dieta antiinflamatoria el consumo de purinas es lo más bajo posible. Por este motivo, es esencial vigilar al máximo tanto los alimentos que se consumen, como su método de cocción. Al hervir un alimento con purinas, gran parte de estas pasan al agua.

Por lo tanto, supone una buena forma de reducir el contenido de purinas de los alimentos, pero se deben evitar como caldos.

Ingesta de fructosa

La fructosa se metaboliza en el organismo en un tipo de purina conocida como xantina, que finalmente pasará a ácido úrico. Por tal razón, se recomienda solo el consumo de una pieza de fruta al día. Además, lo ideal es optar por las frutas con menos contenido de fructosa:

Kiwi verde y amarillo.

  • Albaricoques
  • Kiwi
  • Mango
  • Sandía
  • Fresas
  • Naranja
  • Melón
  • Piña

Alimentos prohibidos en una dieta antiinflamatoria

Muchos de los alimentos “prohibidos” solo se deben evitar ante un ataque de gota o cálculos. Si tan solo hay niveles altos de ácido úrico, aun sin consecuencias, estos alimentos se limitan al máximo y se toman en pequeñas cantidades.

Para conocer en detalle cuáles son los alimentos que es mejor evitar, a continuación los clasificamos de acuerdo a su cantidad de purinas:

Elevada cantidad de purinas (150-800 mg por 100g)

  • Embutidos, patés, vísceras.
  • Sardina, boquerón, anchoa, caballa.
  • Gambas, langostinos, berberechos, mejillones.

Cantidad de purinas considerable (70-150 mg por 100g)

  • Ternera, buey, cerdo, jabalí, codorniz, perdiz.
  • Lentejas, habas.
  • Pescado azul de gran tamaño.

Cantidad de purinas media (50-70 mg por 100g)

  • Conejo, pollo, pavo.
  • Garbanzos, alubias, guisantes, soja.
  • Coliflor, setas, espinacas, espárragos.

Baja cantidad de purinas (0-50mg por 100g)

  • Fruta.
  • Cereales blancos o refinados.
  • Tubérculos
  • Leche y derivados bajos en grasa.
  • La mayoría de verduras (excepto las mencionadas)

Modelo de dieta antiinflamatoria para tratar el ácido úrico

Hay muchas maneras de diseñar una dieta antiinflamatoria como medida para tratar el ácido úrico. De hecho, casi siempre se recomienda su adaptación a cada caso particular, pues la acumulación de ácido úrico ocasiona distintos problemas.

Comer ensalada para bajar el ácido úrico.

No obstante, hay sencillos modelos que sirven como ejemplo para saber cómo se deben planear los menús. A continuación compartimos una interesante opción que se puede tener en cuenta.

Te interesa leer: 7 menús equilibrados para perder peso y grasa

Desayuno

  • Cereales integrales sin azúcar con leche descremada
  • Taza de fresas frescas
  • Café y Agua

Almuerzo

  • Porción pequeña de pechuga de pollo al horno (55 g) en un roll integral con mostaza
  • Ensalada mixta con aderezo de vinagre y aceite de oliva
  • Leche descremada

Merienda

  • Taza de cerezas frescas
  • Vaso de agua o infusión

Cena

  • Porción de salmón asado (55 g)
  • Ejotes asados o al vapor
  • Media taza de pasta integral con aceite de oliva y pimienta con limón
  • Infusión o yogur bajo en grasa

En resumen

Seguir una dieta antiinflamatoria puede limitar la producción de ácido úrico en el organismo y promover su adecuada eliminación. Si bien no sirve como una “cura” para los problemas que ocasiona esta sustancia, es un gran aliado del tratamiento.

Te puede gustar