La dieta Atkins: todo lo que debes saber

29 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La dieta Atkins es un modelo de alimentación que propone limitar al máximo la ingesta de carbohidratos. Aunque esto acarrea varios beneficios, también tiene sus riesgos. Aquí detallamos en qué consiste y qué aspectos deben quedar claros.

La dieta Atkins fue creada en la década de 196o por un cardiólogo. Se basa principalmente en la limitación de la ingesta de carbohidratos, priorizando el consumo de proteínas y grasas.

Mediante este patrón alimenticio se promete no solo una reducción de peso, sino también una disminución del riesgo de padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular.

La importancia de limitar los carbohidratos

El doctor, basándose en artículos científicos, defendía que la ingesta elevada de carbohidratos estaba relacionada con el sobrepeso y con la aparición de enfermedades a medio plazo. Un ejemplo de estas es la diabetes, que además condiciona el desarrollo de otras patologías más severas.

A pesar de que este tipo de patologías se asocian sobre todo al consumo de azúcares simples, este cardiólogo desaconsejaba también la ingesta de granos enteros. Estos cuentan con una importante cantidad de fibra. Para suplir las necesidades de este nutriente hoy en día se aconseja la suplementación.

La importancia de limitar los carbohidratos
En este tipo de dieta se sugiere la limitación de carbohidratos, tomando en su lugar más fuentes de proteína y grasa.

No es necesario contar calorías

Otro de los aspectos destacados de esta dieta es que no pone el foco en el balance calórico. Debido a que las grasas y los carbohidratos presentan un papel importante en la promoción de la saciedad, el doctor da por hecho que es complicado exceder las necesidades energéticas diarias alimentándose solo a base de estos macronutrientes.

Por este motivo, el único recuento que realiza es el de carbohidratos. Dado que las verduras y las frutas contienen cierta cantidad de azúcares en su composición, el doctor ideó un sistema para contabilizar los hidratos de las mismas y así no excederse de los máximos recomendados.

Lee también: Qué es una dieta cetogénica

El ejercicio es fundamental

Atkins se apoya, además, en la práctica de ejercicio regular para complementar la alimentación. Sostiene, afirmación avalada por la literatura científica, que el ejercicio regular es uno de los mejores métodos que existen para controlar el peso corporal.

No recomienda ningún tipo de ejercicio en particular. Sin embargo, hoy en día sabemos que el entrenamiento de la fuerza muscular puede incidir de manera relevante en el gasto calórico diario. De este modo, resulta un método eficaz para perder peso y para evitar ganarlo de nuevo a medio y largo plazo.

Riesgos de la dieta Atkins

Este tipo de dieta con una limitación tan estricta de los carbohidratos puede traer consigo una serie de efectos secundarios. En las primeras etapas de la misma, cuando el cuerpo comienza a entrar en cetosis, se pueden producir los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Mareos
  • Estreñimiento
  • Fatiga

Estas situaciones se revertirán a medida que pase el tiempo. No obstante, existe una gran cantidad de pacientes que no logran vencer estos efectos secundarios. En este tipo de personas las dietas cetogénicas están contraindicadas.

Riesgos de la dieta Atkins
La dieta Atkins no es apta para todas las personas. Además, puede causar ciertos efectos secundarios.

Beneficios para la salud de la dieta Atkins

En la actualidad conocemos que las dietas cetogénicas que restringen carbohidratos pueden traer beneficios para la salud. Se recomiendan, por ejemplo, en casos de epilepsia refractaria, ya que consiguen disminuir el número de crisis en más del 50 % de los casos.

Además en personas sanas pueden ayudar a la prevención del desarrollo de la diabetes de tipo 2 y otras patologías asociadas con el sobrepeso. No se ha demostrado científicamente que una dieta baja en carbohidratos produzca una pérdida de peso mayor que una baja en grasas, siempre y cuando el balance calórico sea similar.

De todos modos, para mucha gente es más sencillo de seguir un plan que limite la ingesta de azúcares, ya que les permite ser menos rigurosos a la hora de contabilizar la cantidad de alimentos permitidos. Esto supone un punto a favor en la regulación del mecanismo apetito-saciedad.

Descubre: Dieta cetogénica, una ayuda para la epilepsia pero también un riesgo

Dieta Atkins: ¿qué debe quedar claro?

La dieta de Atkins se basa en la restricción de carbohidratos y presenta ciertos beneficios para la salud a medio y largo plazo. A pesar de ello, no todas las personas se adaptan a este plan alimenticio debido a los efectos secundarios que aparecen durante los primeros días.

En cualquier caso, se recomienda la práctica de ejercicio regular junto a la dieta para maximizar la pérdida de peso y para mejorar la composición corporal.

Pese a esto, es necesario afirmar que una dieta variada, equilibrada y bien estructurada puede ser perfectamente válida para perder peso y promocionar la salud sin necesidad de realizar restricciones. Tan solo limitando la ingesta de ciertos alimentos podemos conseguir grandes beneficios.

  • Stephenson EJ., Smiles W., Hawley JA., The relationship between exercise, nutrition and type 2 diabetes. Med Sport Sci, 2014. 60: 1-10.
  • Swift DL., McGee JE., Earnest CP., Carlisle E., Nygard M., Johannsen NM., The effects of exercise and physical activity on weight los and maintenance. Prog Cardiovasc Dis, 2018. 61 (2): 206-213.