Dieta DASH para la hipertensión

2 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Además de controlar nuestra alimentación, una de las mejores formas de combatir la hipertensión es mediante el ejercicio físico, ya que así conseguiremos bajar de peso y reducir la tensión arterial.

DASH corresponde a las siglas en inglés de Dietary Approaches to Stop Hypertension, que en nuestro idioma traduce Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión. La dieta DASH es un modelo de alimentación aceptado por la ciencia, ya que ha demostrado beneficios en el control de la presión arterial y la salud.

De hecho, como lo destaca una publicación a través de Journal of the American Medical Association, es un plan de alimentación con más de 20 años, el cual representa una intervención potencialmente asequible para mejorar la salud de la población. ¿En qué consiste? ¿Qué dicen las evidencias?

¿Qué es la dieta DASH?

Los enfoques dietéticos para detener la hipertensión (DASH) se originaron a partir de la década de 1990. Desde entonces, ha sido ampliamente investigada, comprobándose muchos de sus beneficios en el control de la presión arterial alta y problemas asociados.

Más que ser una dieta baja en sal, como se ha popularizado, la dieta DASH enfatiza en el consumo de alimentos ricos en proteínas, fibra, potasio, magnesio y calcio, como frutas y verduras, frijoles, nueces, granos integrales y lácteos bajos en grasa. Asimismo, propone limitar el consumo de grasas y azúcares y aboga por limitar la ingesta de sodio a 1500 mg / día o máximo 2,300 mg / día.

Acudir al nutricionista para empezar una dieta.

Coincidiendo con una publicación en Dietary Electrolytes and Blood Pressure, la dieta DASH surgió después de que se observara una reducción de la presión arterial en aquellas personas que seguían una dieta con alto contenido de vegetales y plantas y bajo contenido de sodio.

También te puede interesar: La alimentación vegetariana: guía para principiantes

Guía básica de la dieta DASH

La guía básica de la dieta DASH, de acuerdo con un texto publicado en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica, sugiere:

  • Verduras: unas 5 porciones por día
  • Frutas: aproximadamente 5 porciones por día
  • Carbohidratos: hasta 7 porciones por día
  • Productos lácteos bajos en grasa: unas 2 porciones por día
  • Productos de carne magra: aproximadamente 2 o menos porciones por día
  • Nueces y semillas: 2 a 3 veces por semana

También es aconsejable abandonar el tabaco y el alcohol,  ya que según diversas investigaciones contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial. En su lugar, resulta conveniente consumir agua y bebidas saludables como las infusiones. Todo esto debe complementarse con hábitos saludables como una buena calidad de sueño y ejercicio físico.

Ver también: tips para reducir el consumo de sal

¿Qué dicen las investigaciones?

Existen muchos estudios científicos que respaldan la adopción de la dieta DASH como parte del tratamiento para la hipertensión arterial. Incluso, en algunos casos se propone como alternativa antes de los medicamentos y demás tratamientos.

Una de las investigaciones más recientes, publicada en la revista médica Clinical Nutrition ESPEN, determinó que la dieta DASH es beneficiosa sobre las alteraciones de la presión arterial. Además, sumado a esto, incide de forma positiva en el manejo del sobrepeso y obesidad.

Otro estudio, publicado en Diabetes Spectrum, encontró que este patrón de alimentación también es bastante beneficioso sobre los pacientes con diabetes. Además de facilitar el control de la glucosa alta, disminuye el riesgo de complicaciones.

Asimismo, a través de European Journal of Clinical Nutrition se informó que esta dieta podría ser útil para prevenir el síndrome metabólico. Sin embargo, en todos los casos, se recomienda complementarlo con la práctica moderada de ejercicio físico.

El programa DASH recomienda 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada todos los días, como una caminata a diario, que suele ser suficiente para aquellas personas con la tensión arterial alta.

En definitiva, la dieta DASH está clasificada como una de las dietas saludables y terapéuticas. Sin embargo, resulta conveniente consultar al nutricionista, ya que lo ideal es adaptarla a las necesidades de cada uno.

  • Steinberg D, Bennett GG, Svetkey L. The DASH Diet, 20 Years Later. JAMA. 2017;317(15):1529–1530. doi:10.1001/jama.2017.1628
  • Hollenberg, N. K. (2001). Effects on blood pressure of reduced dietary sodium and the dietary approaches to stop hypertension (DASH) diet: Editor’s comments. Current Hypertension Reports. https://doi.org/10.1007/s11906-001-0052-4
  • Challa HJ, Tadi P, Uppaluri KR. DASH Diet (Dietary Approaches to Stop Hypertension) [Updated 2019 May 15]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482514/
  • Salehi-Abargouei, A., Maghsoudi, Z., Shirani, F., & Azadbakht, L. (2013). Effects of Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH)-style diet on fatal or nonfatal cardiovascular diseases-Incidence: A systematic review and meta-analysis on observational prospective studies. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2012.12.018
  • Campbell AP. DASH Eating Plan: An Eating Pattern for Diabetes Management. Diabetes Spectr. 2017;30(2):76–81. doi:10.2337/ds16-0084
  • Shirani, F., Salehi-Abargouei, A., & Azadbakht, L. (2013). Effects of Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) diet on some risk for developing type 2 diabetes: A systematic review and meta-analysis on controlled clinical trials. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2012.12.021
  • Ha, S. K. (2014). Dietary salt intake and hypertension. Electrolyte and Blood Pressure. Korean Society of Electrolyte and Blood Pressure Research. https://doi.org/10.5049/EBP.2014.12.1.7