Dieta de la cerveza: ¿dieta saludable?

Ivan Aranaga Amengual · 24 julio, 2020
Es posible beber cerveza y perder peso, siempre y cuando esta sea sin alcohol y la dieta variada e hipocalórica.

Como todas las bebidas alcohólicas, la cerveza carga a cuestas con una mala fama que está justificada en gran medida. Ahora bien, ¿y qué pasa con la dieta de la cerveza? ¿Podría ser tan beneficiosa como se plantea o es una opción que se debería estudiarse mejor antes de adoptarla?

Los expertos en Salud indican que beber alcohol a diario no es recomendable para la salud. Ni aún cuando se haga con moderación. Sin embargo, hay quienes consideran que se podría obtener ciertos beneficios obviando estas dos pautas y recurriendo a la dieta de la cerveza.

Por su contenido de alcohol, no se recomienda hacer un elevado consumo de cerveza y mucho menos en el día a día. Sin embargo, podría aceptarse un consumo moderado de cerveza siempre y cuando esta sea sin alcohol. Veamos más al respecto a continuación.

La barriga cervecera es solo un mito

Barriga cervecera.

Prácticamente todo el mundo asocia el consumo de cerveza con un aumento del perímetro abdominal, lo que se conoce popularmente como “barriga cervecera”. De hecho, un estudio científico publicado en la revista Diabetología, relaciona el consumo de alcohol con un mayor riesgo de obesidad y diabetes.

Por otra parte, el consumo excesivo de cerveza genera gases. De este modo no se recomienda el consumo de bebidas con gas para todos aquellos individuos que sufran problemas de tipo gastrointestinal.

Sin embargo, y a pesar de que el consumo de alcohol se vincula positivamente con la ganancia de peso, es posible beber cerveza y mantener la composición corporal. Siempre y cuando se lleve a cabo una dieta equilibrada desde el punto de vista calórico.

Lee este artículo: Descubre cuál debería ser tu ingesta calórica diaria

La dieta de la cerveza

Cuando te mencionamos la expresión “dieta de la cerveza” no nos referimos a un consumo dietético fundamentado en la cerveza. Más bien, indicamos que tienes permitido consumir cerveza cuando estás haciendo una dieta para adelgazar.

Como te mencionábamos, el consumo de cerveza sin alcohol es posible en el marco de las dietas para perder peso.

La cerveza cuenta con propiedades nutricionales

En primer lugar, en medio de una dieta puedes beber cierta cantidad de cerveza sin miedo de engordar. Cada cerveza de presentación estándar (33 centilitros) contiene solo 148 calorías. Si optas por la presentación sin alcohol, solo estarás consumiendo unas 68 calorías por cerveza.

Esto último es lo más recomendado. No solo porque contiene menos calorías, sino para evitar la ingesta de alcohol que es, en realidad, el origen de la mala fama de la cerveza. De hecho, se vincula el consumo de alcohol con el aumento del riesgo de enfermedades de distinto tipo, según un estudio publicado en el año 2017.

A su vez, la cerveza es rica en minerales y en vitaminas (especialmente del complejo B).

Aspectos que debes considerar en la dieta de la cerveza

Vaso con cerveza sin alcohol.

No es una dieta en sí misma

La cerveza no sustituye a ningún alimento. Sin embargo, puede incluirse en este régimen alimenticio. Tenla presente como una bebida que cuenta con vitaminas, minerales y antioxidantes.

Por ejemplo, si te apetece una bebida, la cerveza sin alcohol resulta mucho más beneficiosa para tu organismo, y mucho más baja en grasa que un refresco o un jugo pasteurizado comercial, que cuentan con un elevado contenido de azúcar y te aportan demasiadas calorías, aun en sus presentaciones ligeras.

¿Lo sabías? 6 riesgos de tomar refresco de dieta

Su consumo debe ser moderado y no se debe combinar con productos hipercalóricos

Lo que se considera moderado es un consumo diario de 2 o 3 cervezas, en el caso de los hombres. Y para las mujeres, entre 1 y 2. Una ingesta mayor a lo descrito puede no ser saludable.

De todos modos recuerda que el consumo de cerveza es mucho más calórico que el consumo de agua. Por este motivo has de ajustar tu dieta para reducir la energía aportada mediante el resto de alimentos y, de este modo, crear un déficit calórico que te permita adelgazar.

Úsala como hidratante después del ejercicio

¿Sabías que la cerveza puede ser una gran opción para rehidratarte y reponer las sales minerales después del ejercicio? Eso sí, siempre con moderación y en su versión sin alcohol.

La cerveza cuenta con maltodextrina, un tipo de carbohidrato favorecedor para la recuperar líquidos después de la actividad física.

Puedes incluir cerveza sin alcohol en la dieta y adelgazar

Es posible incluir cerveza en la dieta y adelgazar. Siempre y cuando se cree un déficit calórico, la pérdida de peso está asegurada. No obstante, y a pesar de que la “dieta de la cerveza” puede funcionar, los expertos no recomiendan la ingesta de esta bebida. Y mucho menos de su variedad con alcohol.

Existen otros alimentos ricos en vitaminas de mucha más calidad que la cerveza. No obstante, puedes recurrir a ella si te gustan las bebidas con gas y su poder refrescante. Recuerda hacerlo con moderación, llevar una dieta variada y saludable y huir de los preparados alcohólicos.

  • He X., Rebholz CM., Daya N., Lazo M., Selvin E., Alcohol consumption and incident diabetes: the atherosclerosis risk in communities (ARIC) study. Diabetologia, 2019. 62 (5): 770-778.
  • Bishehsari F., Magno E., Swanson G., Desai V., Voigt RB., et al., Alcohol and gut derived inflammation. Alcohol Res, 2017. 38 (2): 163-171.