Dieta de los colores, descubre sus aportes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 31 diciembre, 2018
Ivan Aranaga Amengual · 31 diciembre, 2018
¿Sabías que la dieta de los colores puede traerle muchos beneficios a tu organismo? Hoy te presentamos cuáles son.

El mundo está lleno de infinidad de planes alimentarios, cada uno con sus particularidades, sus beneficios y sus contras. El día de hoy te hemos traído la información acerca de una dieta que se ha vuelto muy popular, además de ser  muy lúdica. Se trata de la dieta de los colores.

Esta es una dieta a base de productos vegetales. Además, se caracteriza por la división de los alimentos según los colores que tienen de manera natural.

En este artículo vamos a presentarte todos los detalles de esta dieta. Esta, además de saludable, puede resultar más divertida que otras alternativas.

Una manera sencilla de obtener nutrientes

En términos prácticos, lo que hace la dieta de los colores es ayudarnos a elegir y combinar alimentos de una manera sencilla. Así, evita que tengamos que ponernos a pensar en la clasificación nutricional estándar.

Puede que para muchas personas elegir los alimentos de acuerdo con los grupos nutricionales no sea tan simple. A muchos nos ha pasado que ante cualquier producto nos ponemos a pensar a qué grupo alimentario pertenecerá.

De hecho, muchos problemas nutricionales podrían deberse a que no combinamos bien los alimentos ya que no sabemos clasificarlos. Por ejemplo, puede ocurrir que en un mismo plato combinemos dos tipos de proteínas o dos carbohidratos, No obstante, lo mejor sería optar por otro elemento.

Con la dieta de los colores es mucho más sencillo combinar los productos, ya que la combinación se hace en función del color y no del grupo nutricional.

No obstante, este plan está hecho para que, al combinar los colores, estemos ingiriendo alimentos con los distintos micronutrientes que necesitamos.

Ver también: ¿Cuáles son los trucos básicos de una dieta para adelgazar?

Comer con los ojos

Los seres humanos solemos ser capaces de comprender mejor la información cuando se nos presenta de manera visual. Por ello, es más fácil que entendamos si nos hablan de “alimentos verdes” en lugar de «verduras y legumbres».

En primer lugar, porque, al hablarnos de verduras y legumbres, puede que nos preguntemos qué son las verduras, qué son las legumbres y cuál es la diferencia.

En segundo lugar, nos encontraremos con que no todas las verduras ni todas las legumbres son verdes.

Con la dieta de colores, la información nutricional nos la dará el propio color del alimento.

Así, puede que nos sea más sencillo elegir los que necesitemos, además de que los combinaremos de un modo más eficiente.

Beneficios de la dieta de los colores

La dieta de los colores no se basa simplemente en agrupar alimentos en un color por razones arbitrarias.

El color de los alimentos suele estar relacionado con los nutrientes que contienen. De esta forma, la sabiduría de la naturaleza permite que el color de cada alimento sea un indicio de los nutrientes que este contiene.

Por lo tanto, al consumir los productos de los cinco grupos de colores se obtendrá una gran variedad de nutrientes, como vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos son necesarios para que el cuerpo funcione de forma óptima.

Lo más destacado de esta dieta es que nos puede ayudar tanto a tener una alimentación equilibrada y saludable, como a bajar de peso si lo requerimos.

Además, la dieta de los colores, bien realizada, puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Algunas serían por ejemplo las cardiovasculares o las relacionadas con la tensión arterial, entre otras.

Los cinco colores

La dieta de los colores se basa en cinco grupos:

  • Rojo
  • Amarillo
  • Verde
  • Azul o morado
  • Blanco

1. Rojo

Los alimentos de este color ofrecen betacarotenos. Estos son antioxidantes que pueden ayudarnos a depurar nuestro cuerpo de sustancias nocivas.

Además, gracias a sus nutrientes, nos pueden ayudar a mantener la salud de la piel. Entre los alimentos rojos se encuentran:

  • Tomate
  • Manzana
  • Rábano
  • Sandía
  • Cereza
  • Fresa
  • Pimientos rojos

2. Amarillo

Los productos alimentarios que adquieren tonalidades que van desde el amarillo hasta el anaranjado aportan propiedades relacionadas con el fortalecimiento de los huesos y de los dientes. Esto se debe a que suelen contener minerales necesarios para su buena salud como el calcio, el fósforo o el magnesio.

Asimismo, algunos cuentan con nutrientes, como la vitamina A, que favorecen la buena salud visual y nos ayudan a tener una piel lozana.

Así, los principales alimentos de este grupo son:

  • Limón
  • Piña
  • Melocotón
  • Calabaza
  • Naranja
  • Zanahoria
  • Mango
  • Plátano
Naranja

3. Verde

Los alimentos verdes suelen contener elevados niveles de fibra. Esta tiene propiedades diuréticas que pueden ayudarnos a eliminar toxinas del organismo.

Además, gracias a esto, puede ayudarnos a reducir los niveles de colesterol. Este suele conllevar al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, por lo que la fibra puede sernos de gran ayuda.

Así, los alimentos verdes más comunes son:

  • Lechuga
  • Espinacas
  • Brócoli
  • Guisante
  • Kiwi
  • Espárragos
  • Perejil

Te puede interesar: 14 consejos para que la dieta sea más efectiva

4. Azul o morado

Los productos de tonos azulados o morados tienen un alto contenido en antioxidantes. Por eso, estas sustancias pueden ayudarnos a proteger nuestras células ante los radicales libres.

Además, estos alimentos suelen contener vitamina B3. Así, pueden ayudar a que nuestro torrente sanguíneo fluya mejor. Con esto podemos aliviar problemas como la hipertensión arterial.

Algunos de los productos de tonalidad morada o azul son:

  • Berenjena
  • Remolacha
  • Cebolla morada
  • Mora
  • Uva
  • Ciruela
  • Arándanos
  • Maracuyá morado
  • Higo
uvas

5. Blanco

Los alimentos blancos contienen vitamina C. Por eso, pueden ayudarnos a fortalecer el sistema inmunitario, ya que aumentan las defensas.

Por lo tanto, su consumo constante puede ayudarnos a prevenir la aparición de ciertos virus y bacterias.

Así, algunos productos de este grupo son:

Como vimos, sobran opciones para realizar una variada dieta de los colores. De hecho, puedes preparar platillos muy dinámicos.

Con todo, queremos matizar que cuando hablamos de las propiedades de estos alimentos, no queremos decir que sean exclusivas de cada grupo. Simplemente que estas son las más destacadas de ese grupo.

Por supuesto, alimentos de distintos grupos pueden compartir algunas propiedades aunque no sean las más destacadas.

Además, es importante que consultes a un especialista en nutrición antes de cambiar radicalmente tu alimentación. Este te dará los mejores consejos para tu caso concreto.

Asimismo, recuerda que una dieta equilibrada debería ir siempre acompañada de la práctica regular de ejercicio.