Dieta del metabolismo acelerado, cómo funciona

Ivan Aranaga Amengual · 17 julio, 2018
La dioeta del metabolismo acelerado puede ayudarte a perder peso comiendo mejor y manteniendo una rutina semanal de ejercicios

La dieta del metabolismo acelerado (DMA), creada por la nutricionista estadounidense Haylie Pomroy, asegura que puedes perder peso comiendo más y mejor.

Según su creadora, este método dietético te permitirá adelgazar hasta 10 kg en tan solo 28 días. ¿De qué manera? Mediante la ingesta de nutrientes concretos en tiempos estratégicos, con el supuesto fin de reactivar un metabolismo lento y ayudarte a quemar grasas.

¿De qué se trata la dieta del metabolismo acelerado?

Haylie Pomroy diseñó un plan dietético sano y variado, con el objetivo de que la comida no sea tu principal enemiga a la hora de adelgazar. Todo lo contrario, la idea es que se convierta en el remedio y la energía necesaria para acelerar tu metabolismo.

En su libro La Dieta del Metabolismo Acelerado, Pomroy afirma que “vas a comer mucho, y aun así vas a perder peso. Lo que no vas a hacer es contar ni un solo gramo de calorías o grasas que ingieras”. Todo de acuerdo a un plan sencillo, diseñado especialmente para inducir cambios fisiológicos precisos que en teoría te permitirán acelerar tu metabolismo.

Es importante mencionar que la dieta no tiene ningún soporte científico. Parece funcionar sobre todo porque elimina la comida basura, aumenta la ingesta de ciertos nutrientes y se combina con una buena cantidad de ejercicio físico. No hay pruebas de que determinadas comidas aceleren el metabolismo lo suficiente como para provocar una pérdida de peso.

Te puede interesar: ¿Qué hábitos sanos perjudican la pérdida de peso?

¿Cómo funciona?

Básicamente, la dieta del metabolismo se divide en tres fases que se distribuyen de lunes a domingo y se repiten durante cuatro semanas consecutivas:

  • Primera fase (lunes y martes): debes consumir muchos carbohidratos y frutas.
  • Segunda fase (miércoles y jueves): tienes que ingerir muchas proteínas de origen animal y verduras “alcalinizantes”.
  • Tercera fase (viernes, sábado y domingo): además de todo lo anterior, deberás agregar más grasas y aceites saludables.

Recuerda que, según la dieta, debes repetir este plan durante 28 días consecutivos para notar resultados.

Mujer sosteniendo un reloj de arena sobre su vientre

¿Necesitas ejercitarte?

En cada una de estas fases es necesario que hagas ejercicio. Puedes distribuirlo en las tres etapas de la siguiente manera: un entrenamiento de cardio (en fase 1), luego uno anaeróbico (en fase 2) y, por último, realizar una actividad física que relaje tu cuerpo (en fase 3). El ejercicio contribuirá sin duda a un metabolismo más activo.

Indicaciones para realizar la dieta DMA

Aliméntate cinco veces al día

Los platos básicos son desayuno, almuerzo y cena. Incluirás dos colaciones entre las comidas, una a media mañana y otra a media tarde.

Come cada dos o cuatro horas

El espacio mínimo que debes tener entre una comida y otra es de dos horas, mientras el lapso máximo es de cuatro horas. Ciertamente, esta norma no se aplica cuando estamos durmiendo.

Desayuna al despertarte

Debes desayunar dentro del lapso de la primera hora tras despertarte, no puedes saltarte ningún desayuno. Esto se considera imprescindible para que tu metabolismo se active rápidamente.

Desayuno saludable

Cumple las cuatro semanas

Es preciso que, como mínimo, cumplas las cuatro semanas de este régimen. Puedes prorrogar la dieta hasta alcanzar el peso deseado y después repetir las 3 fases una semana al mes como mantenimiento.

Para saber más:  Cuál es la cantidad indicada de proteína en una dieta

Respeta cada fase y sus alimentos

Según la autora, debes respetar el orden y los alimentos de cada etapa del plan para obtener resultados. No mezclar, cambiar ni invertir. Procura consumir alimentos orgánicos y evita las carnes procesadas.

Alimentos prohibidos

Como otros regímenes alimentarios, la dieta del metabolismo acelerado prohíbe la ingesta de ciertos alimentos como:

  • Lácteos
  • Maíz
  • Trigo (solo se permiten los que están germinados)
  • Soja
  • Alcohol
  • Azúcares refinados
  • Cafeína
  • Zumos
  • Productos light
  • Fruta desecada
  • Edulcorantes artificiales

Asegúrate de abandonar la comida rápida, chatarra o basura. Estos productos contienen grasas nada saludables, todo tipo de azúcares y harinas refinadas que solo sirven, entre otras cosas, para ralentizar el metabolismo y hacernos ganar peso.

Beneficios para la salud

Haylie Pomroy explica que esta distribución con alimentos integrales y saludables tiene como objetivo calmar las glándulas suprarrenales, disminuir el estrés en el hígado y nutrir la tiroides. No obstante, estas afirmaciones no tienen base científica.

La finalidad, según la nutricionista, es aumentar la producción de las hormonas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), principales responsables de un metabolismo rápido.

Además, añade que la dieta del metabolismo acelerado ayuda a reducir el estrés y, en consecuencia, la hormona cortisol, responsable de promover la acumulación de grasa visceral (que se uibca en el vientre).

De igual modo, asegura que con esta dieta puedes disminuir las probabilidades de padecer problemas de salud como:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Problemas hormonales
  • Hipercolesterolemia
  • Diabetes
  • Artritis
  • Celiaquía
  • Infertilidad
  • Desórdenes emanados de la tiroides
  • Sobrepeso
  • Celiaquía

Como puedes ver, la dieta del metabolismo acelerado puede ser una propuesta interesante para perder peso de forma saludable, aunque no funcione por los motivos que sus defensores sostienen. Te aconsejamos que antes de iniciarla consultes la opinión de un profesional. De igual forma, recuerda que necesitarás de una buena rutina de ejercicio para que el régimen sea eficaz.

  • McGuinness, O.P., and Shiota, M. (2017). Carbohydrate metabolism. In The Clinical Chemistry of Laboratory Animals, Third Edition, (CRC Press), pp. 745–776.
  • Horowitz, J.F., and Klein, S. (2000). Lipid metabolism during endurance exercise. In American Journal of Clinical Nutrition, p.
  • Mullur, R., Liu, Y.-Y., and Brent, G.A. (2014). Thyroid Hormone Regulation of Metabolism. Physiological Reviews 94, 355–382.