Dieta para la gota: qué comer y alimentos prohibidos

6 agosto, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La gota es una patología que puede dificultar las rutinas de quien la sufre. Por fortuna, se puede tratar mediante una dieta adecuada. Te contamos en qué consiste este abordaje basado en alimentos.

Te vamos a presentar la dieta para la gota, ya que la enfermedad responde muy bien a un tratamiento por medio de la alimentación. Se trata de una patología causada por un exceso de ácido úrico en la sangre.

Esta sustancia es capaz de acumularse formando cristales, que generan a su vez un intenso dolor. Las personas que la padecen sienten una fuerte incomodidad, limitante en muchas ocasiones.

A continuación, te hablaremos de los alimentos permitidos y prohibidos en la dieta para la gota. Es importante respetar las recomendaciones, pues de lo contrario se sucederán los episodios críticos. Además, el hecho de introducir grandes cantidades de ácido úrico en la persona que padece este síndrome acarrea complicaciones a largo plazo.

La dieta para la gota: ¿qué está permitido y qué está prohibido?

Vamos a comenzar hablando de los alimentos permitidos en este plan de alimentación. Se trata de productos con bajas cantidades de ácido úrico y purinas en su composición, lo que reduce el riesgo de formación de cristales que causen dolor. Luego ahondaremos en los prohibidos.

Alimentos permitidos en la hiperuricemia

Carne blanca para la hiperuricemia
La carne blanca es mejor que la roja en los pacientes con gota.

Es importante, en la dieta para la gota, garantizar el aporte proteico, aunque es preciso tener en cuenta la procedencia de estos nutrientes. Se ha de priorizar siempre la ingesta de carne blanca frente a la roja, procurando consumir cortes magros, sin un exceso de grasa.

Asimismo, es necesario un adecuado aporte de fibra, que contribuya a reducir los problemas de tránsito. De hecho, está demostrado que la presencia de esta sustancia en la dieta mejora el perfil de la microbiota, reduciendo el riesgo, entre otras cosas, de desarrollar patologías metabólicas.

Para incrementar la presencia de fibra en la dieta consume lo siguiente:

  • Granos integrales.
  • Manzanas y peras.
  • Crucíferas.
  • Avena.

Por otra parte, es necesario incorporar frutas y verduras ricas en vitamina C. Este nutriente es clave para el tratamiento de la gota. Un estudio publicado en la revista Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition encontró una relación inversa entre la ingesta de vitamina C y el riesgo de desarrollar la enfermedad. De este modo, te recomendamos estos alimentos:

  • Naranjas.
  • Limones.
  • Pomelos.
  • Fresas.

Cabe destacar que la reducción de peso resulta importante en el contexto de la hiperuricemia. Por este motivo, se debe plantear un protocolo dietético que ayude a alcanzar una composición corporal saludable.

Una opción válida serían los ayunos intermitentes. Existe evidencia científica suficiente como para afirmar que practicar ayunos de manera regular contribuye a reducir el porcentaje de grasa corporal.

Para saber más: ¿El ayuno intermitente ayuda a prevenir enfermedades?

Alimentos prohibidos

Existen una serie de alimentos que se deben restringir en el paciente con hiperuricemia, para evitar las crisis agudas. Un ejemplo de estos son las vísceras o las carnes rojas con un alto contenido en grasas. La presencia de purinas en la composición de estos productos es capaz de incrementar la formación de cristales.

Los mariscos también se deben limitar. A pesar de que la ingesta de pescado resulta beneficiosa, consumir algunos de ellos con cierta regularidad aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad, así como dificulta el manejo de la misma.

Cabe destacar que ha de suprimirse el consumo de alcohol. De acuerdo con una investigación publicada en la revista International Journal of Rheumatic Diseases, la ingesta de bebidas alcohólicas es capaz de desarrollar la enfermedad y de agravar sus síntomas.

Además, el alcohol suele combinarse con bebidas azucaradas, lo que es capaz de incrementar el riesgo de desarrollar crisis dolorosas. Los azúcares simples también han de limitarse. No debemos de olvidar que el consumo de carbohidratos de alto índice glucémico aumenta el riesgo de sobrepeso, siendo este uno de los factores de riesgo en la gota.

Del mismo modo, deben de restringirse los alimentos de panadería. Es preciso evitar el pan, la bollería, los dulces y los chocolates.

Por último, existen investigaciones que relacionan el consumo regular de café con un mayor riesgo de padecer gota. Por lo tanto, no está de más acotar la presencia de esta bebida en la dieta para combatir la hiperuricemia.

También te puede interesar: Así afecta el alcohol al sistema inmunitario

Ejemplo de menú y dieta para el paciente con gota

Te vamos a presentar un ejemplo de menú de un día para una persona que padece hiperuricemia. Es fácil de aplicar y puede ser el puntapié de inicio para el abordaje de la patología, si es que la padeces.

Desayuno

  • Porridge de avena con fresas.

Comida

  • Merluza a la plancha con patata cocida y coliflor.

Merienda

  • Kéfir con frutos secos y piña troceada.

Cena

  • Salteado de pollo y verduras al curry.
Pollo al curry en la dieta para la gota
El pollo al curry es una buena opción si padeces gota y quieres incorporar carne blanca a tu alimentación.

La gota se puede manejar mediante una dieta

Como hemos visto, la gota es una patología que responde adecuadamente a un tratamiento dietético. Por este motivo, si sufres dicha enfermedad o algún conocido o familiar la tiene, es necesario que vigiles la alimentación con el objetivo de reducir el riesgo de las crisis agudas.

Procura mantener un peso saludable, no consumir azúcares con regularidad y restringir la ingesta de alcohol. Por otra parte, ten presente que es fundamental incrementar la presencia de frutas y de verduras en la dieta, enfatizando aquellas con un elevado aporte de vitamina C.

No te olvides de realizar ejercicio físico con frecuencia. Valora también la posibilidad de implementar algún protocolo dietético que contribuya a controlar la composición corporal, como puede ser el ayuno intermitente. De este modo, obtendrás beneficios a nivel físico y metabólico que reducirán el ácido úrico circulante.

  • Lin D., Peters BA., Friedlander C., Freiman HJ., et al., Association of dietary fibre intake and gut microbiota in adults. Br J Nutr, 2018. 120: 1014-1022.
  • Barrera, Víctor A. Ríos, et al. "Síndrome de hiperuricemia: Una perspectiva fisiopatológica integrada." Archivos de medicina 16.2 (2020): 8.
  • Sun Y., Sun J., Wang J., Gao T., et al., Association between vitamin C intake and risk of hyperuricemia in US adults. Asia Pac J Clin Nutr, 2018. 27: 1271-1276.
  • Santos HO., Macedo RCO., Impact of intermittent fasting on the lipid profile: assessment associated with diet and weight loss. Clin Nutr ESPEN, 2018. 24: 14-21.
  • Jee YH., Jung KJ., Park YB., Spiller W., et al., Causal effect of alcohol consumption on hyperuricemia using a mendelian randomization design. Int J Rheum Dis, 2019. 22 (10): 1912-1919.
  • Park KY., Kim HJ., Ahn HS., Kim SH., et al., Effects of coffee consumption on serum uric acid: systematic review and meta analysis. Semin Arhritis Rheum, 2016. 45 (5): 580-6.
  • Álvarez-Lario, Bonifacio, and José Luis Alonso-Valdivielso. "Hiperuricemia y gota: el papel de la dieta." Nutricion hospitalaria 29.4 (2014): 760-770.
  • Gualinga Santamaría, Leonel Santiago. Acercamiento clínico nutricional a trastornos metabólicos de hiperuricemia. BS thesis. 2011.