Dieta para el hipotiroidismo subclínico

23 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La nutrición es un aspecto clave del manejo de los trastornos de la tiroides. ¿Quieres saber qué cambios has de realizar en la dieta si padeces hipotiroidismo subclínico? A continuación te los detallamos.

El hipotiroidismo subclínico se caracteriza por no presentar síntomas, lo cual no quiere decir que no sea necesario modificar la dieta para evitar complicaciones en un futuro cercano.

La detección de esta patología se basa en los análisis de sangre, en los que se encuentra la hormona TSH elevada, pero sin valores anormales de las hormonas tiroideas T3 y T4. Esto revela un mal funcionamiento de la glándula tiroides que no llega al punto del hipotiroidismo completo.

Se trata de una patología frecuente en la población, con una mayor incidencia entre las mujeres que en los hombres. Te vamos a contar cómo ajustar la dieta si sufres esta condición.

Aumentar el selenio en la dieta para el hipotiroidismo subclínico

Uno de los micronutrientes claves en el manejo de esta patología es el selenio. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Nutrients, el selenio nutriente interviene en las reacciones que regulan la producción de las hormonas tiroideas. Al parecer, ingestas pobres de este mineral se asocian con un mayor riesgo de desarrollar la patología.

La buena noticia es que esta sustancia se puede encontrar de manera abundante en alimentos del reino vegetal, como los frutos secos. Los pescados y los mariscos también son ricos en el nutriente.

Lee también: ¿Para qué sirve el selenio en el organismo?

La importancia del yodo

El yodo es un mineral que podría recudir la incidencia del hipotiroidismo subclínico cuando se aporta con regularidad por medio de la dieta. La glándula tiroidea necesita de yodo para su metabolismo, y la incorporación del mismo es por ley, en ciertos países y en determinados alimentos que se compran en el supermercado.

Existen estudios basados en reportes de casos que aseguran que la ingesta de dicho nutriente consigue mejorar el pronóstico del hipotiroidismo subclínico en mujeres postmenopáusicas. Un ejemplo de ellos sería el publicado en la revista Journal of Physiology and Biochemistry.

Este mineral se puede encontrar en muchos productos marinos, como los pescados, las algas y, sobre todo, la sal yodada. De hecho, a las pacientes diagnosticadas se les suele recomendar el uso de este último producto para aderezar sus comidas.

Alimentos ricos en selenio
El selenio de los alimentos podría contribuir a la prevención de los problemas de tiroides

Te puede interesar: Aportes y modo de uso del yodo en las dietas

Ajusta las calorías si sufres hipotiroidismo

Una de las consecuencias derivadas del empeoramiento en la función tiroidea es la disminución del gasto energético. Esto se traduce en un desequilibrio de la balanza calórica a favor de la ingesta, lo cual origina ganancia de peso. El sobrepeso que proviene de un mal funcionamiento de la tiroides aumenta los factores de riesgo de otras enfermedades.

Con el objetivo de minimizar dicho impacto en la composición corporal se pueden llevar a cabo estrategias orientadas a ello. Algunas de ellas consisten en restringir la ingesta de grasas o de carbohidratos.

No obstante, lo que mejor funciona son los ayunos intermitentes. Este tipo de protocolos reducen la ingesta calórica al tiempo que promocionan procesos como la lipólisis y la autofagia, lo cual resulta positivo a nivel de salud.

De acuerdo con una publicación realizada en la revista Applied Physiology, Nutrition and Metabolism, la cual analiza los efectos del ayuno en la composición corporal de los sujetos que padecen hipotiroidismo, este protocolo dietético resulta eficaz a la hora de reducir el índice de masa corporal y la resistencia a la insulina.

Lo optativo sería, en este tipo de situaciones, eliminar el desayuno, pues la adherencia a la dieta es mayor así. El apetito suele ser menor por la mañana, debido a una serie de cambios hormonales marcados por los ciclos circadianos.

Desayuno en el hipotiroidismo subclínico
La eliminación del desayuno es una opción dietaria que restringe las calorías diarias en el hipotiroidismo subclínico

El manejo de la dieta es clave en el hipotiroidismo subclínico

Los pacientes de hipotiroidismo subclínico han de vigilar ciertos aspectos de la dieta para evitar la progresión de la enfermedad. La mayor parte de los cambios alimenticios consisten en el aumento de la ingesta de pescados y de frutos secos. De este modo, pueden beneficiarse de aportes mayores de yodo y de selenio.

Otro de los aspectos que hay que vigilar son los cambios en la composición corporal que suceden a lo largo de los meses. El hipotiroidismo conlleva una reducción del gasto calórico que requiere un ajuste desde el punto de vista de la alimentación.

Para prevenir ganancias indeseadas de peso, es buena opción la inclusión de un protocolo de ayuno intermitente. De este modo, se reducen las calorías ingeridas y la resistencia a la insulina, lo cual repercutirá de manera positiva en la salud a mediano y largo plazo.

  • Andrade GRG., Gorgulho B., Lotufo PA., Bensenor IM., Marchioni DM., Dietary selenium intake and subclinical hypothyroidism: a cross sectional analysis of the ELSA brasil study. Nutrients, 2018.
  • Lopez Y., Franco C., Cepeda A., Vázquez B., Constant iodine intake through the diet could improve hypothyroidism treatment; a case report. J Physiol Biochem, 2018. 74 (1): 189-193.
  • Akasheh RT., Kroeger CM., Trepanoswki JF., Gabel K., et al., Weight loss efficacy of alternate day fasting versus daily calorie restriction in subjects with subclinical hypothyroidism: a secondary analysis. Appl Physiol Nutr Metab, 2020. 45 (3): 340-343.
  • Calvo Rico, Raúl, et al. "Hipotiroidismo subclínico en pacientes con obesidad y sobrepeso." Revista Clínica de Medicina de Familia 3.3 (2010): 158-162.
  • Del Campo del Campo, J. M., et al. "Perfil lipídico y síntomas en pacientes con hipotiroidismo subclínico." Medicina de Familia (And) 1 (2004): 35-41.
  • García de Francisco, S., M. Taboada Taboada, and P. Álvarez Vega. "Disfunción tiroidea subclínica." Medifam 11.5 (2001): 21-38.