La dieta de la manzana para reducir el abdomen

Okairy Zuñiga · 17 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 30 enero, 2019
Aunque los expertos en Salud y Nutrición no recomiendan seguir este tipo de dietas, hay quienes deciden correr el riesgo y probarlas. ¿Tienes dudas? Sigue leyendo para saber más.

La dieta de la manzana para reducir el abdomen es muy restrictiva y, por tanto, los expertos indican que no es recomendable mantenerla en el tiempo. Está pensada para ser un plan alimenticio de una semana, pero aún cuando pueda parecer poco tiempo, lo cierto es que puede suponer varios riesgos.

No llevar una dieta lo suficientemente saciante, completa, variada y equilibrada, puede hacer que el organismo se descompense rápidamente de diversas maneras y esté vulnerable a las enfermedades. Por ello, si quieres bajar de peso de una forma eficaz, pero saludable, lo mejor es seguir las recomendaciones del médico de cabecera o nutricionista.

En la actualidad, los nutricionistas no validan este tipo de dietas tan extremas.

Dieta de la manzana, solo para 1 semana

Manzanas.

Día 1

El primer día de la dieta de la manzana para reducir el abdomen consiste en comer manzanas junto con algunas colaciones. Es el día en el que pasarás algo de hambre.

No obstante, por los nutrientes no te debes preocupar. Las manzanas son ricas en vitaminas, minerales, fibra dietética y fitonutrientes. Además, tu cuerpo no tendrá problemas de energía pues aprovechará la que ha acumulado; justo por ese motivo es que comenzarás a perder los kilos extra.

Desayuno

  • 2 manzanas.

Comida

  • 1 manzana.

Cena

  • 3 manzanas.

* Posibles colaciones: yogur sin azúcar, desnatado; zanahorias crudas, ensaladas mixtas con aderezo de vinagre, sal, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva.

Día 2

En el segundo día de la dieta de la manzana para reducir el abdomen, añadirás vegetales que ayudarán a combatir el hambre. El aceite de oliva te aportará grasas.

Desayuno

  • 1 manzana + 1 vaso de leche de soja (250 ml).

Comida

  • 1 manzana + ensalada (2 zanahorias, 1 betabel pequeño, hojas de menta, aceite de oliva, sal y pimienta).

Cena

  • 2 manzanas.

Descubre: 8 beneficios que tal vez no conocías del aceite de oliva

Día 3

En el tercer día de la dieta de la manzana para reducir el abdomen, tu cuerpo comenzará a recibir proteína magra de buena calidad. Aquí puedes hacer algunos cambios si eres vegetariano, como el queso o jamón por tofu.

* Si no eres vegetariano pero quieres alternativas, usa el yogur en lugar del jamón o queso.

Tofu.

Desayuno

  • 1 manzana + 2 huevos revueltos + 1 rebanada de pan integral.

Comida

  • 1 manzana + ensalada (1 pepino + 1 tomate + ½ aguacate + hojas de albahaca + 30 g queso + sal + pimienta + aceite de oliva).

Cena

  • 1 manzana + ensalada (2 lonchas de jamón de pavo + 2 zanahorias + ½ taza de brócoli cocido + sal + pimienta).

Día 4

En el cuarto día de la dieta de la manzana para reducir el abdomen, ya puedes consumir carbohidratos complejos en mayor cantidad.

La patata y las lentejas aportarán fibra y prepararán a tu estómago para cuando comiences a comer alimentos variados otra vez. Puedes cambiarlas por otras legumbres, si lo prefieres.

Desayuno

  • Batido de 1 manzana + 2 tallos de apio + ½ betabel pequeño + ½ vaso de leche de soya (125 ml). 

Comida

  • 1 manzana + sopa de lentejas + 1 vaso de zumo de naranja o limonada (250 ml). 

Cena

  • 1 manzana + sopa de vegetales + ½ patata cocida + 1 vaso de agua (250 ml). 

Día 5

El último día de la dieta de la manzana para reducir el abdomen es el que considera mayor cantidad y variedad de alimentos. La idea es dejar «listo» a tu organismo para comenzar a adoptar una dieta más sana en lo sucesivo. 

Si no te gusta la patata, cámbiala por boniato, lentejas o frijoles.

Pescado azul.

Desayuno

  • 1 manzana + 2 huevos hervidos + vegetales asados.

Comida

  • 1 manzana + pescado horneado + ½ patata cocida + vegetales al vapor.

Cena

  • 1 manzana + 5 nueces + ½ vaso de leche de almendras (125 ml).

Algunas consideraciones

Al seguir la dieta de la manzana para reducir el abdomen, recuerda no descuidar tu hidratación, así que procura beber suficiente cantidad de agua a lo largo del día.

  • Comienza tu día bebiendo un vaso de agua para refrescar e hidratar tu organismo desde temprano. Esto, aunque no lo creas, también te ayudará a tener más energía.
    • Evita consumir refrescos y bebidas industriales (aguas saborizadas, zumos, tés, etcétera).
    • Si vas a consumir zumos y batidos, procura que sean caseros y preparados con ingredientes frescos y saludables. También evita añadirles azúcar y edulcorantes.
  • Dale prioridad al consumo de alimentos sanos, orgánicos y frescos. Procura evitar los ultraprocesados y los congelados, pues no aportan beneficios a la salud.
  • Haz colaciones entre  las comidas principales. Las mejores opciones serán los alimentos ricos en fibra y bajos en grasas, tales como las frutas, las verduras frescas, el yogur, la leche y los frutos secos.

Descubre: 7 estrategias para perder peso sin dietas restrictivas

Nota final

¿Te animarías a probar la dieta de la manzana para reducir el abdomen? En ese caso, ten en cuenta que debes tener mucha precaución, pues no es la opción más recomendable según los expertos.

Si tienes dudas acerca de cómo llevar una dieta saludable, consulta con un nutricionista. El profesional te ofrecerá opciones personalizadas saludables y seguras, que además te ayudarán a lograr tus objetivos (y, posteriormente, mantenerlos en el tiempo).