Dieta MIND: alimentación que ayuda a prevenir el Alzheimer

El Alzheimer es la principal causa de discapacidad en personas mayores. La dieta MIND es un tipo de alimentación, que según la ciencia, ayuda a reducir en gran medida las posibilidades de padecer esta enfermedad.

El alzheimer es una de las enfermedades degenerativas más duras a las que una persona se puede enfrentar, pero hay modos de prevenirlo y uno de ellos es mediante la alimentación.

Lo que debes saber sobre la dieta MIND

acelgas

En concreto, este modo de prevención se realizaría a través de la dieta MIND. Se conoce así porque su nombre responde a sus siglas en inglés, Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay.

Se trata de una dieta que ha sido confeccionada por científicos del Centro Médico de la Universidad de Rush con el objetivo de prevenir la aparición del Alzheimer.

Para determinar esta dieta los científicos recopilaron información que ya tenían sobre otras dietas que realizaban personas mayores que padecían esta enfermedad o que tenían predisposición genética a ello.

Para esto comprobaron las dietas que seguían los mayores de 65 años con las probabilidades que tenían de padecer Alzheimer.

Pues bien, los resultados de este estudio eran más que clamorosos. Y es que llegaron a la conclusión de que aquellas personas que seguían esta dieta de manera rigurosa lograban reducir hasta un 53 % las probabilidades de sufrir la enfermedad.

Por su parte, aquellas personas que seguían esta dieta ocasionalmente podían ver cómo la probabilidad de padecer esta enfermedad se veía reducida en un 35 %.

También se comprobó que cuanto antes se implementan estos hábitos alimenticios más beneficios puede llegar a experimentar el paciente y menos son las probabilidades de sufrir la degeneración celular que se da cuando se sufre Alzheimer.

Se trata de una dieta que no es demasiado difícil de seguir. Está compuesta por 15 componentes pertenecientes a 10 grupos de alimentos.

Entre ellos encontramos los frutos secos, las verduras, los granos, los aceites naturales presentes en pescados, carnes blancas y vino.

En el lado opuesto, vemos que se debería de reducir el consumo de comida basura, de carnes rojas, azúcar refinada y mantequilla.

Ver también: El cocinado atractivo de las verduras en la dieta

Dieta MIND lo que se debe consumir diariamente

Frutos secos

Por lo que respecta al consumo de alimentos semanales que se debe realizar, destacaría una ración de habas y de legumbres, dos porciones de frutos rojos. Son recomendables, sobre todo, los arándanos -una ración de carne blanca de aves de corral y una porción de pescado blanco y otra de salmón-.

Dieta MIND y el consumo de alimentos semanales:

    • Tres porciones de granos
    • Una porción de ensalada con verduras de hoja verde. Con acelgas, espinacas, lechuga y rúcula
    • Una fruta
    • Un puñado de frutos secos. En concreto de maní, de nueces, de almendras y de avellanas
    • Media copa de vino tinto

Consumir con moderación

Los productos que desde la dieta MIND se aconsejan consumir con moderación son la manteca o la mantequilla y no más de media cuchara diariamente.

Tampoco se debe abusar de los quesos grasos, ni de la comida basura o de los productos con azúcares refinadas.

Te recomendamos leer: Enfermedad de Alzheimer

La dieta occidental y el Alzheimer

hombre con alzhéimer

Pero esta no es la única muestra que existe de que la dieta y el alzheimer están bastante relacionados. Según una investigación publicada por Scientific Reports Nature y realizada por investigadores de la Universidad de Tufts en Boston, la dieta está ligada de manera directa con esta enfermedad.

Durante su investigación alimentaron a ratones con una gran cantidad de productos de origen animal con alto contenido en grasas y azúcares. Así pudieron ver que al exponerlos de manera prolongada a ese tipo de alimentación lo que pasó es que la respuesta inmune de los cerebros de los ratones disminuyó.

Esta dieta se basa en un consumo exagerado de alimentos fritos, azúcares refinados, harinas blancas y alimentos procesados. Todo esto provoca un desequilibrio en nuestro sistema inmunitario porque nuestro cuerpo realmente lo que hace es rechazar estos alimentos e inflamarlo. Y todo esto da lugar a enfermedades de diversa índole entre las que está el Alzheimer.

También pudieron comprobar que aumentó la actividad de la microglia, es decir, de las células del sistema nervioso que se encuentran dentro del sistema inmunitario del Sistema Nervioso central. Y son varios los estudios que han apuntado a que este tipo de inflamación aumenta el riesgo de padecer Alzheimer.

Así que ya sabéis, tenéis un motivo más para cuidar vuestra dieta y apostar por la alimentación sana como la que propone la dieta MIND.